Banner Jurídico.
Banner Sorriso

¿Queremos más de lo mismo?

240 | 9 mayo 2012 | Desde Nuestra América | 126 vistas | comentarios

Oscar Wingartz Plata*

De forma casi imperceptible estamos a escasos dos meses de la elección presidencial porque la elección será el domingo 1° de julio. Esto nos obliga a reflexionar sobre las implicaciones del hecho en cuanto tal, es decir, toda la población se verá afectada en mayor o menor medida por ese proceso, no es asunto exclusivo de un grupo, banda o camarilla. Debemos tener muy claro este asunto, porque siempre nos hemos visto orillados a pensar que las cosas políticas son de uso exclusivo de los políticos. Falso de toda falsedad. Más bien, es lo que han pretendido los políticos, entre otras razones, para “tener las manos libres y hacer y deshacer del asunto público a su pleno antojo.” Este elemento debemos hacerlo plenamente consciente, los políticos no son amos y señores, SON NUESTROS SERVIDORES, porque fueron elegidos por la ciudadanía. Este ha sido uno de los grandes lastres que no hemos podido quitarnos de encima. Primer asunto a tratar.

Encrucijada.

Es pertinente reflexionar si nuestro voto abona a un cambio o a un retroceso. Foto: Especial.

El segundo punto a proponer es, ¿qué deseamos?, ¿qué esperamos?, ¿qué expectativas tenemos sobre las próximas elecciones? Esta cuestión es central en esta coyuntura. Se abren estas preguntas por un asunto sencillo, pero no simplista. Para un buen contingente de ciudadanos la cosa está más que resuelta, esto es, Peña Nieto va “derechito a la silla”, para otros está en veremos, para otros más, simple y sencillamente les tiene sin pendiente. A partir de esta idea es que se propone esta entrega. Debemos decir con toda claridad, si no reflexionamos críticamente nuestro voto, las consecuencias de ello las tendremos a la vista, esto significa seguir igual o peor. Se propone este asunto porque el peso que va teniendo de cara a nuestro futuro inmediato y mediato. Aquí la pregunta de fondo es: ¿qué es lo que objetivamente proponen los diversos candidatos a la presidencia de la República? ¿Hay diferencias sustanciales? ¿Se pueden deslindar las propuestas? ¿Hay margen de diferencia entre ellos? ¿Hay posibilidades claras de cambio o transformación para la actual situación socio-histórica del país? Es necesario matizar la respuesta.

De entrada se puede afirmar que hay tres candidatos en esta contienda: Peña Nieto igual a Josefina Vázquez, primer candidato; Andrés Manuel López Obrador, segundo candidato; y Gabriel Quadri, tercer candidato. Se afirma que hay tres candidatos porque si somos mínimamente objetivos y claros, las diferencias entre Peña Nieto y Vázquez Mota son muy sutiles, muy tenues, casi invisibles, a lo mucho sería porque uno pertenece al PRI y la otra al PAN, en el fondo son exactamente lo mismo, sus “diferencias” no son tales: misma lógica, mismas concepciones, mismos usos y costumbres, mismas prácticas políticas, misma escenografía, pero con diferentes colores. López Obrador tiene diferencias más claras y marcadas en relación con los anteriores, entre otras cosas, porque viene de un proceso rudo, áspero, complejo desde las elecciones pasadas del 2006, donde la guerra sucia, las agresiones y las descalificaciones en contra suya fueron la “nota predominante”, es decir, López Obrador siempre ha ido a contracorriente en las elecciones porque se le considera el enemigo a vencer, los candidatos ya mencionados EPN y JVM siempre han ido juntos, pero con distinto ropaje y pseudo diferencias. Gabriel Quadri, simplemente es parte de la escenografía, porque objetivamente no tiene ninguna posibilidad de nada.

Ante este panorama la cuestión a discutir es analizar con seriedad y rigor qué nos ofrecen los candidatos. En este punto se puede afirmar que el PRI y el PAN tienen una plataforma común, el modelo económico que los cobija. No hay que olvidar que el neoliberalismo “arribó a estas tierras vía el PRI”, cuando estaba como presidente Miguel de la Madrid, se continuó y profundizó con Carlos Salinas de Gortari de manera brutal y despiadada, es decir, fueron los años del llamado núcleo duro del neoliberalismo, esto se dio con Salinas hasta llegar a Ernesto Zedillo, y el famoso “error de diciembre”, una forma cínica y descarada con lo cual los priistas mencionaron el mega desfalco que llevó a nuestro a país una de sus peores crisis económicas. De ahí brincamos a los dos últimos sexenios panistas con figuras públicas que literalmente son impresentables: Vicente Fox y Felipe Calderón, donde se han agudizado las contradicciones de todo nivel, empezando por la violencia desatada e imparable que agobia al país, obviamente, con la continuidad del famoso modelito. Estas son algunas de las razones para afirmar que estas dos  agrupaciones políticas son lo mismo, “cojean del mismo pie”.

Podemos ahondar sobre estas “coincidencias”, pero lo central es reflexionar si deseamos avanzar o dejar las cosas como están, entre otras cosas porque, parece que no hay una voluntad real de cambio, de transformación, esto lo podemos ver en diversos segmentos de nuestra población, unos porque se sienten privilegiados por el reparto del poder, de la riqueza, de las ventajas: los  arribistas. Por otro lado, la sempiterna plutocracia, que el sólo hecho de pensar en un cambio, es capaz de lo indecible, pasando por los “mass-media”, es decir, los medios de comunicación que se han erigido en “juez y parte” de la contienda electoral y apuntan con “dedo flamígero” a todos aquellos que no piensan como ellos, caso concreto, la actuación desplegada por las televisoras, en este recuento hay que mencionar tristemente a una determinada intelectualidad que se siente parte de los privilegiados y cobijada por el sistema de poder, y actúa de forma desaseada al justificar o simplemente ser omisos ante estas situaciones.

Estamos ante una realidad nebulosa, desigual y amorfa que genera una situación realmente kafkiana, donde se puede apreciar con mayor detalle la falta de equidad, respeto y aseo hacia nuestra tan traída y llevada “democracia”. Seguimos igual que hace años en materia electoral. Se puede afirmar sin exageraciones que no hemos avanzando sustancialmente en esta materia. Aunado a estos “ingredientes”, la impresionante manipulación mediática a la que está sujeta la población en su conjunto. Con un bombardeo realmente inmisericorde por parte de una sola agrupación que ha gastado hasta la saciedad en propaganda y medios, si no, los invitamos a que vayan de paseo al Estado de México donde podrán ver la cantidad de propaganda derrochada por el Revolucionario Institucional.

Finalmente se debe decir que la desigualdad, el empobrecimiento, la exclusión social están presentes en nuestro país, no es una ficción ni una actitud alarmista o panfletaria como lo ha querido hacer ver el Gobierno al decir que esas son actitudes dolosas o de mala fe. Sólo es cuestión de caminar por nuestra nación y ver con nuestros propios ojos. Por esto se reitera el planteamiento inicial ¿qué esperamos de estas elecciones? ¿Queremos más de lo mismo o efectivamente queremos un cambio? En todo esto va de por medio la esperanza, la expectativa de millones de mexicanos que desean tener futuro, atención en esto, desean tener futuro, porque el actual modelo económico-social lo ha cancelado en aras de la acumulación de la plutocracia, excluyendo a inmensos sectores de nuestra población. Reflexionemos con seriedad y profundidad antes de ir a votar. Más de lo mismo no es garantía de nada, y sí de ir para atrás.

*Doctor en Estudios Latinoamericanos por la UNAM. Profesor-investigador en la Facultad de Filosofía de la UAQ.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner