Banner Jurídico.
Banner Sorriso

La fiesta democrática y los delitos electorales

247 | 28 junio 2012 | Reflexiones y Propuestas | 130 vistas | 2 comentarios

Cecilia Pérez Zepeda*

La política es el ‘hacer’ del hombre, que más que ningún otro, afecta e involucra a todos”.

Giovanni Sartori.

El 1 de julio los ciudadanos, además de votar, podremos terminar con la tendencia de incurrir y permitir delitos electorales. Foto: eleccion2012mexico.com

Debemos estar la mayoría de acuerdo en que todas las campañas electorales, ya sean de carácter federal, estatal, o municipal, nos conducen inevitablemente a vivirlas con la ilusión de ver reflejada en ellas una mejora en nuestro país y economía familiar, además la cosa se pone mejor cuando de alguna o de otra manera participamos, pues ver ganar a nuestra candidata o candidato al cargo que pretende llegar, siempre nos hace sentirnos copartícipes de su triunfo, sea de manera activa, o con el voto, pues a todos nos gusta sentirnos campeones.

En estos casos siempre nos embarga la emoción, y por qué no decirlo hasta la pasión, sin embargo, otras veces son causa de fuertes enfrentamientos personales, diferencias entre amigos y familiares, lamentables fracturas que en muchas ocasiones jamás vuelven a reconstruirse, no en vano el dicho popular: “de política, religión y futbol no se puede hablar”.

Por esto, a tres días para ir a votar, es importante amable lector, que la fiesta por la democracia salga de la mejor manera, pues a nadie nos conviene agregarle “una gotita al vaso que está a punto de derramarse”, por eso, en esta ocasión es importante que platiquemos de los llamados delitos electorales los cuales no son nuevos, y  siempre han estado presentes a lo largo de nuestra historia. Por ejemplo, en el año de 1830, se expidieron las normas que regulaban esas conductas que vienen a lesionar o poner en peligro el voto de los ciudadanos en materia de elecciones, y que se tipificaban desde entonces como tal, vale la pena decir, que en ese tiempo procedían con la simple acusación de los integrantes de la junta electoral.

Seis años más tarde, (1836), el Congreso expidió “la ley sobre elecciones de diputados al Congreso General y de los individuos que componían las juntas departamentales” en la que destacaba el establecimiento de diversos delitos electorales y sus respectivas sanciones, otro antecedente, es el Código Penal de 1871, que contenía un capítulo denominado: “Delitos cometidos en las elecciones populares”.

Pero no fue sino hasta 1990, que por decreto presidencial se concentró propiamente en el Código Penal para el Distrito Federal, en Materia de Fuero Común y para toda la República. En Materia de Fuero Federal un título llamado: “Delitos electorales y en materia de Registro Nacional de Ciudadanos”.

Pero ¿en qué consisten algunas de éstas conductas? ¿Qué es lo que debemos hacer los ciudadanos para evitar incurrir en ellas que tanto dañan a nuestra débil democracia?

Por ejemplo, no votar con una credencial que no sea nuestra, ni tampoco votar más de una vez, mucho menos, dar u ofrecer beneficios a una o más personas, con la condición de que voten en determinado sentido o en su caso animarlos para que se abstengan de votar, obstruir con violencia el libre tránsito en las calles, edificios públicos o privados, o ejercer presión con motivos de índole electoral, colocar o mandar colocar propaganda electoral en lugares prohibidos, dirigir marchas, tendentes a apoyar a un candidato el día domingo primero de julio y los tres días siguientes, el mismo criterio aplica a quien distribuya, escritos, publicaciones, imágenes o grabaciones, tendentes a apoyar a un candidato, introducir en las urnas boletas electorales que no correspondan a su voto, entre otros.

El costo personal en Querétaro, es muy alto, pues la sanción puede llegar a ser de seis meses a tres años de prisión y multa de diez a cien días de salario, aunado a que todas estas conductas atentan de manera directa el voto libre, personal y secreto que durante tantos años se ha defendido.

*Abogada. Estudiosa del Derecho Electoral y Constitucional.

cpz@libertaddepalabra.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

2 comentarios

  1. EN QUERETARO DEBERIA HABER MAS DENUNCIA DE LOS DELITOS ELECTORALES ESTAS PASADAS ELECCIONES DEL 1o DE JULIO HUBO CONOCIMIENTO DE COMPRA DE VOTOS, Y PREVIO HUBO ENTREGA DE DESPENSAS POR PARTE DEL PRI, QUE LA GENTE SUPO PERO NO DENUNCIA, BIEN DICE EL DICHO QUE VAMOS A TENER EL GOBIERNO QUE MERECEMOS, POR AGACHADOS, SI EL PAN NO LES GUSTABA VAN A RECORDAR LO PEOR DE LA POLITICA CON EL PRI.

  2. Hola Roberto gracias por tu tiempo y comentario.

    Coincido contigo, hace falta trabajar con la sociedad en la “cultura de la denuncia” aunque existe desencanto en la sociedad, ya que en muchas ocasiones la misma se convierte en un trámite burocrático que termina por desesperar a quien lo incia, y el resultado es que el ofendido abandona el trámite. Problema grave de las autoridades no crees?

    Saludos.

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner