Banner Jurídico.
Banner Sorriso

La situación de los animales del mar

247 | 28 junio 2012 | Reencuentro Animal | 158 vistas | 2 comentarios
  • De la pecera al plato del comensal

Mónica García Nava*

El espacio marino.

Hogar dulce hogar. Foto: www.nicboo.com

Es maravillosa la sensación de calma y relajación que produce para algunos seres humanos tener un pedacito de mar o al menos lo más parecido a él, a través de un acuario en su casa, tal vez en la oficina. Por otro lado hay quienes ven en estos animales la forma de obtener ingresos. Habrá quien diga que no son peces en peligro de extinción, que no hay un aparente problema, que al contrario, el negocio de los acuarios va en aumento, ya que para muchos seres humanos tener una betta en un arreglo floral es una buena opción. Si con ellos no existe problema alguno, mucho menos con una tortuga, ¿los que realizan la compra de una tortuga en qué pensarán? En el precio, que no crecerá o en que le guste y acepte el ser humano al que se la regalará.

El mes pasado la Dra. Leonora Esquivel (filósofa) Fundadora de AnimaNaturalis Internacional, publicó en El Universal: Cuaresma: Los peces también sienten. Ocupándose principalmente de la utilización de ellos en la comida. Señalando cómo son capturados, y en qué se basa para decir que los peces sienten, ofreciendo al final una alternativa para no consumirlos como alimento.

En el caso de los peces o de los animales que viven en el mar, su situación es seguir viviendo en un lugar pequeño o ser servido en alguna mesa para deleite de los comensales. Aunque tenían entendido que no se debe consumir comida del mar en los meses que no tengan la letra “r”, es decir que en mayo, junio, julio y agosto, los seres humanos dejaríamos descansar en verdad a todos los animales que provienen del mar. Pero supongo hoy en día lo que me decían ya no tiene relevancia y se puede ignorar. Para quienes les encanta la comida del mar vivan en las costas o en las ciudades, sea una ocasión especial o no. Saben que siempre tendrán a la mano ya sea en los mercados o centros comerciales en diferentes presentaciones productos derivados del mar.

Para algunos seres humanos el consume de pescado o de otros animales es porque cubren una necesidad. Se puede o no estar de acuerdo y más cuando se observan los efectos que tiene la práctica al no ser siempre controlada, en donde se puede abusar y donde no siempre se toman las precauciones para evitar lastimar o afectar a otros animales marinos.

Debemos tener en cuenta lo que se menciona en el artículo de la doctora, y es la capacidad de los peces por sentir dolor y por qué no, esta misma capacidad del resto de los animales que viven en el mar, aun cuando esto último aun no se pueda leer como resultado de alguna investigación.

Para tener una idea del dolor al que pueden estar sometidos estos animales aunque sea un instante, a la hora de ser sacados del agua, equivaldría a suspender la respiración por mucho tiempo. Tal vez han tenido alguna experiencia en el mar que evitó que pudieran respirar. Pero también puede ser comparable con la angustia por parte de los padres al ver a sus hijos que dejen de respirar por la razón que sea.

Si este acto les produce tanto dolor entonces tendríamos que evitarlo, al menos tendríamos que reflexionar antes de adquirir un pez, imagínense cuántos instantes así tuvieron que pasar, aun cuando ustedes vean que el vendedor introduzca una bolsa para tomarlo con el agua.

Por último, esta es la dirección electrónica del artículo de la doctora.

http://blogs.eluniversal.com.mx/weblogs_detalle16068.html

*Lic. en Filosofía-UAQ. Interesada en los asuntos de la Ética aplicada y de ella la bioética, especialmente Los derechos de los Animales.

serena_15mx@yahoo.com.mx

@chibi_1521

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

2 comentarios

  1. Hola. A mi también me parece muy cruel la venta de animales, en este caso acuáticos, el que sea un pez, una tortuga, un caracol, no significa que son insensibles; son organismos vivos que sienten placer y dolor como nosotros lo sentimos! Por lo tanto, no entiendo porque muchas personas consideran que estos animales son una especie de adorno de cerámica o plástico que solo sirven para ser vistos y desechados cuando nos han aburrido, y que sus vidas nos pertencen por el hecho de haber pagado unos (o muchos) pesos por ellas.

    Un pez, una tortuga, un perro, un cerdo, una planta, son animales como nosotros y sienten de maneras muy similares a las nuestras; el que nosotros por nuestra ignorancia y falta de observación no podamos percatarnos de ello, no significa que no sea asi´; por esta y otras razones yo estoy absolutamente en contra del trafico de otros animales.

  2. Fe de erratas: en mi comentario anterior, en el segundo párrafo, en la primera linea “…son animales como nosotros…”, no quise escribir animales, quise escribir ‘organismos’.

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner