Banner Jurídico.
Banner Sorriso

¿Qué más se juega en estas elecciones?

247 | 28 junio 2012 | Desde Nuestra América | 148 vistas | 2 comentarios

Oscar Wingartz Plata*

Candidatos y elecciones en México.

Para este 1 de julio reflexionemos sobre el proyecto de nación de cada uno de los candidatos a la Presidencia de México. Foto: infolatam.com

Iniciamos esta entrega con este cuestionamiento por una razón muy concreta. “Normalmente” pensamos que las elecciones presidenciales son un asunto exclusivamente interno, es decir, un asunto “doméstico”, pero si lo vemos en una dimensión más amplia nos daremos cuenta que va más allá de nuestros contornos, e iremos entendiendo el entramado que se va tejiendo en torno a ellas. Esto puede parecer una obviedad pero no lo es. Es una cuestión de primer orden, entre otros elementos porque no estamos solos ni aislados del mundo, somos querámoslo o no, una parte sustancial de la geopolítica norteamericana. Por aquí quiero encauzar esta reflexión.

    En este sentido, podemos hacernos la siguiente pregunta: ¿cuál es posición que tiene nuestro país de cara a los Estados Unidos? Cuestión en extremo relevante. Debemos decir que no se pretende hacer esoterismos, ni extremar los términos, ni mucho menos hacer ciencia ficción. Consideramos que son asuntos nodales de cara a nuestro futuro inmediato a partir del actual proceso electoral. Este elemento se conecta de manera muy precisa con las declaraciones hechas por los distintos candidatos a la Presidencia con la sola excepción de López Obrador en el pasado debate organizado por el IFE en Guadalajara. Si vemos este asunto con mayor profundidad, nos daremos cuenta que estamos ante un escenario realmente gris. Vayamos con partes.

En el debate del 10 de junio uno de los temas fue las relaciones internacionales, tanto a nivel continental como extracontinental. A partir de las expresiones, dichos y referencias de tres de los candidatos pudimos apreciar una vez más la enorme y profunda dependencia que desean mantener con la economía norteamericana caso concreto, Peña Nieto con sus planteamientos nos hizo ver que de llegar a la Presidencia seguiría con la actual visión estratégica en relación con Estados Unidos, es decir, mayor dependencia y entrega de nuestros recursos nacionales al país del norte. Vázquez Mota en el mismo tenor, así como Quadri de la Torre que de forma contumaz siguió en su insistencia de avanzar hacia las “reformas estructurales”, como si eso fuera la “cura para todos los males” de nuestro país. Sobre este asunto, Quadri nunca definió o explicó qué significan para él las dichosas reformas estructurales. Lo que sí se vio con absoluta claridad es que “el orden neoliberal” en estos políticos lo tienen “incrustado hasta la médula”. Sobre este punto hay que ser extremadamente cautos, las famosas “reformas estructurales” no son otra cosa que ataques embozados contra nuestra soberanía, una celada encubierta a nuestros recursos naturales y una reforma laboral para dejar en toda desamparo a todos los trabajadores del ramo que sean.

En este sentido, ninguno de los tres fue capaz de decir, “vamos a proponer una estrategia diferente o alternativa a la actual política económica”. Esto es sumamente delicado, por no decir peligroso. Aquí la pregunta es: ¿seguiremos igual que siempre dependiendo económica, tecnológica y científicamente de los Estados Unidos?  Esas actitudes muestran poca seriedad y nula visión de futuro.

La cuestión no es “lanzar proclamas” al aire para ver quien las agarra, eso es simplismo, el asunto es plantear con la mayor claridad posible ¿cuál es la visión de país que se tiene? ¿qué se desea para nuestro México? ¿por dónde se van a encauzar las propuestas? ¿cómo se van a concretar? Eso es lo realmente importante, lo medular de esta discusión, lo demás son frases huecas, sin fundamento, pura verbalización, promesas vacías. Esto debería ser el sentido último de los mentados debates, ¿qué pasó?, todo se va en descalificarse mutuamente. Vázquez Mota buena parte de sus intervenciones fueron para agredir a los demás, como si eso fuera la respuesta a las exigencias de la población. La gente espera RESPUESTAS, no DESCALIFICACIONES. La gente esperaba que los políticos les explicaran ¿cómo van sacar al país del pantano en que se encuentra? Eso es lo que estaba esperando la gente. El pleito por el pleito no tiene ningún sentido, y menos cuando es tan bajo y carente de profundidad. Con estos elementos podemos hacernos muchas preguntas, y muchas de ellas quedarían en el aire.

A estas alturas de la historia, no podemos seguir en la misma lógica, es decir, seguir siendo como si fuéramos países coloniales o semicoloniales, ese tiempo pasó hace más de 100 años. Debemos proteger, potenciar y administrar de manera inteligente nuestros recursos, esa es la condición fundamental para ser un país con vigor, presencia y respeto internacional. Por ello la pregunta: ¿qué clase de país tienen esos políticos en la cabeza? No podemos seguir creyendo que la relación dependiente con Estados Unidos nos va a sacar a flote, esa es la idea más descabellada que se puede proponer e impulsar. ¿Por qué? Porque históricamente lo hemos comprobado hasta la saciedad, sin embargo, los políticos siguen en la misma, mayor dependencia, mayor subordinación, mayor pobreza.

Estas es una de las aristas de los actuales candidatos a la Presidencia, con la sola excepción de López Obrador que abiertamente planteó el ahorro de 300 mil millones de pesos para reactivar la economía nacional, sobre todo, invertirlo en desarrollo social, ¿cuál fue la respuesta de los políticos tradicionales? “Eso no se puede”, “eso es falso”, “eso no tiene sentido”. La pregunta en este punto es: ¿por qué no se va a poder? Sí se puede, siempre y cuando se quiera cambiar la lógica de la acumulación. Porque es muy bonito, agradable y “deseable” llenarse de privilegios, más si uno forma parte de la alta burocracia administrativa, donde el pueblo paga esos lujos y prebendas. Bajo esa lógica evidentemente “no se puede ahorrar esas cantidades”. Si se comienza a invertir en desarrollo social, pues, es claro que no queda nada para “los cuates”, “amigos” y “compadres”.

Así, pues, podemos ver que se está jugando más que una simple elección. Se está jugando un proyecto de nación diferente, con otras reglas, nos otros actores, con otras coordenadas, donde la población, el conjunto de los ciudadanos de verdad cuenten, empezando por dejar atrás los privilegios, las prebendas, “la buena vida”. En todo hay un asunto nodal, las relaciones que a nivel internacional se comiencen a desplegar, ya no debemos mostrarnos como una nación subordinada ni dependiente. Nuestro país es un país con enormes recursos y reservas, eso debe generar una perspectiva de futuro con esperanza y dignidad. Como siempre lo han dicho los políticos serios, consecuentes y conscientes, México no es “país cacahuatero”, es una nación con grandes posibilidades, con enormes condiciones sociales y materiales para desarrollarse, con futuro.

Por esto debemos reflexionar con seriedad y profundidad sobre el proyecto de nación que tienen los candidatos a la Presidencia. Debemos exigirles mayor seriedad, profundidad, honestidad y compromisos claros, concretos, no vacuidades, ni mentiras, no a las promesas que nunca serán cumplidas. Estamos ante una coyuntura histórica que no debemos dejar pasar. Podemos afirmar que en estas elecciones nos jugamos el proyecto de nación hacia el futuro, empezando por quitarnos de encima la mediocridad que traemos a cuestas, así como desalojar a todos esos políticos venales, prevaricadores, veleidosos, sin formación y cultura, lo único que hacen es exhibir su ignorancia, su pobreza mental y su carencia de ideas y proyectos. México exige y demanda un futuro diferente, renovado. Esto es lo que nos estamos jugando en estas elecciones.

*Doctor en Estudios Latinoamericanos por la UNAM. Profesor-investigador en la Facultad de Filosofía de la UAQ.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

2 comentarios

  1. Así,como tú dices : “podemos ver que se está jugando más que una simple elección”. Soy venezolana estudiando economía política y sabes me entristece barbaramente como la supuesta democracia que tanto defienden es deplorable, y con más descaro aún en parte no le hecho la culpa al pueblo ya que son víctimas de esos Gobiernos Opresores que lo único que hacen es dar más miseria a la población para después regalarle limosnas y decir que se esta pensando en un mejor futuro para ellos, yo no sé como ustedes estarán informados de lo que pasa en otros países.. poniendote el ejemplo de mi país Venezuela este Gobierno a reivindicado a las clases más humildes y aunque los medios de comunicación difamen las acciones del presidente como que ha generado mayor división en la población es mentira ya que el siempre a hablado con la verdad y claro como a muchos no les agrada simplemente difaman, nosotros hemos sido víctimas como la mayoría de los países Latinoamericanos nos han implantado culturas extranjeras, nos han inculcado valores tergiversados como el no ser productivos para el país sino para el imperio entre ellos (No salimos de la importación) por el auge petrolero y se ha dejado a un lado la exportación, solo las empresas extranjeras vienen a producir, para después llevarse el capital, no te creas es una lucha fuerte pero debemos luchar para reinvindicarnos como ciudadanos de todas las naciones hasta que no acabemos con las divisiones de clases y pensemos como uno solo nos seguirán invadiendo y utilizándonos como peones, y en nuestra propia casa (nación).

  2. Oscar Wingartz Plata, me gusto este análisis, ojalá muchos más intervinieran en análisis como estos, debemos informarnos de todo y no solo centrarnos en lo que estudiamos, estamos en un momento cumbre donde se nos están fragmentando el conocimiento y solo nos quieren hacer ver una parte de la realidad y a veces ni la realidad, sino que se no las quieren disfrazar. Por eso como profesionales tenemos la misión de emprender un camino para un conocimiento que no este fragmentado ni a beneficio de unos pocos sino universalizado.
    “La ignorancia es la causa de todos los males que el hombre se hace y hace a otros; y esto es inevitable, porque la moniciencia no cabe en un hombre: puede caber, hasta cierto punto, en una sociedad (por el más y el menos se distigue una de otra). No es culpable un hombre porque ignora – poco es lo que puede saber -, pero lo será si se encarga de hacer lo que no sabe.”
    Lo dijo SIMON RODRIGUEZ
    Me parece una frase propicia para lo que estamos viviendo actualmente donde se eligen personas que en muchos casos no representan sino a un grupo selecto y a su vez se encargan de cosas que no tienen la más remota idea de la trascendencia que conlleva tomar una decisión y más aún si eso afecta a la mayoría de los que poblan la nación. Soy Joven pero no tonta, pero a nuestra edad somos los más vulnerables para dejarnos envolver en un mundo cada vez más consumista e inconsciente y superficial.

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner