Hay poco que festejar y mucho que hacer

247 | 3 julio 2012 | Editorial | Querétaro | 201 vistas | comentarios
Participación ciudadana.

Es momento de que la ciudadanía pugne por más esquemas de participación. Foto: bligoo.com

Tras el proceso electoral muchas personas festejan airosos el resultado de las elecciones, mientras imaginan para ellos y sus familias un futuro más promisorio.

Al mismo tiempo, a otras y otros se les mira tristes, mientras intentan resignarse y entender, por qué su voluntad no fue la misma que la de la mayoría de la gente.

Eso se mira principalmente en las y los políticos que destinaron dinero y tiempo a impulsar una campaña política, para competir por un puesto de elección popular.

También lo miramos en aquellas y aquellos seguidores de políticos que, según la derrota o el triunfo de su candidato o candidata, ven la posibilidad de perder su empleo o tener uno nuevo.

Tras las campañas políticas saltan a la vista también los intereses empresariales que ven en el Gobierno la posibilidad de privilegios y/o prebendas.

Lamentablemente, las y los vencedores y derrotados, han dejado al último los intereses de la ciudadanía que aspiran a tener un mejor país, estado o municipio. Una mejor condición de vida.

Y mire si no. En Querétaro, en 17 de los 18 municipios se han registrado cambios de los partidos políticos que gobiernan.

Donde gobernaba el PAN ahora gobierna el PRI y viceversa. Donde gobernó convergencia, el PRD o el Partido Verde, ahora gobernará el PRI o el PAN.

Y aunque pareciera un avance democrático, no parece un dato alentador, si se advierte que tales cambios obedecen al hartazgo de la gente por cómo se gobierna (Ver nota aparte).

En las últimas 3 elecciones, 17 de los 18 municipios de Querétaro cambiaron de partido político, al menos una vez. Aunque hay algunos casos que ha ocurrido cada 3 años.

El hartazgo por malos políticos y sus intereses –que no han logrado estar a la altura de los ciudadanos– se manifiestan cuando la gente les niega el privilegio de gobernarlos 3 años más.

Si las cosas siguen como han estado hasta ahora, hoy festejan los que mañana serán echados y repudiados del gobierno por no cumplirle a las y los ciudadanos.

Por eso es necesario insistir en lo que hemos manifestado en este espacio con anterioridad cuando preguntamos: ¿Después del primero de julio qué?

La ciudadanía debe organizarse, demandar candidaturas ciudadanas, mayores esquemas de participación, como el referéndum y el plebiscito, una mayor transparencia y rendición de cuentas, etcétera.

Si el Estado lo somos todos, también debemos de asumir nuestra responsabilidad, para no esperar y dejar que se vayan a la basura 3 ó 6 años más.

Aunque podamos compartir igual que muchos la desconfianza sobre el retroceso que puede significar el triunfo de Enrique Peña Nieto –también teníamos desconfianzas de llegar AMLO y Josefina– hace falta trabajar en hacer ciudadanía.

¿Cómo lograrlo en un país con cada vez más millones de pobres que antes de cualquier cosa piensan en comer? Ahí el reto.

@ERICPACHECOB

eric_pachecob@hotmail.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner