Banner Jurídico.
Banner Sorriso

La barbarie de los civilizados

252 | 31 julio 2012 | En Pocas Palabras | 521 vistas | comentarios

Nahum G. Hernández Bolaños

Recuerdan a víctimas de Colorado, Estados Unidos.

Recuerdan a víctimas del atentado del 20 de julio en Colorado, Estados Unidos. Foto: Kevork Djansezian/Getty Images/AFP.

La reciente masacre en un cine de Colorado, en donde un hombre armado mató al menos a 12 personas e hirió a más de 50, se une a las lamentables e históricas matanzas de abril de 2007 en el Tecnológico de Virginia, donde 33 personas murieron como consecuencia de dos ataques con arma de fuego por parte de un estudiante, y qué decir de la famosa matanza del Instituto Columbine, en abril de 1999, con un saldo de 15 alumnos muertos, por mencionar sólo tres casos de las decenas de que se tiene registro.

En el vecino país del Norte existe, en promedio, un arma por habitante (300 millones de armas circulando en un país que, además, es el mayor consumidor de drogas en el mundo), esto no es, ni puede ser una ecuación humana, y digo humana en su sentido civilizado.

Las particulares circunstancias psicológicas de los actores son otro tema, lo que podemos ver es que en una nación que construye violencia como forma de vida y como negocio, existen todas las condiciones para que cualquier desequilibrado libre su propia batalla, tal y como lo ha visto a través de sus pantallas de cine; tal como lo observa con su heroico ejército, que aparece en sus noticias como el gran libertador que cambia sangre por democracia, esa “democracia” que en realidad se instala con Gobiernos títeres a cambio del verdadero interés que siempre es el petróleo y las riquezas geopolíticamente convenientes.

Si bien el ser humano mantiene en sus entrañas el germen de la violencia, numerosos estudios sociológicos y antropológicos demuestran que ésta principalmente se aprende, y donde existen símbolos y significados que se ejercitan y se transmiten, existe la cultura, hablo entonces de una cultura de la violencia.

La solución de este problema va más allá de un control sobre la venta de armas, pasa por las manos del enorme negocio que significa su venta, y bien sabemos que el lucro y la avaricia son los ejes rectores inmanentes con que funciona la civilización del capital, entonces no pequemos de inocentes, el verdadero control es una utopía.

Mientras tanto, el narcotráfico mexicano es un cliente seguro en la compra de armas, al igual que la mayoría de conflictos en el mundo a los que hay que llevar democracia, esa que se fabrica y se repite como receta de cocina. Las armas son y seguirán siendo el negocio de la civilización más bárbara del mundo. De vez en cuando un loco armado no los recuerda, pero su locura se reabsorbe, se pierde en una sociedad que ya no distingue entre la realidad y el espectáculo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner