Banner Jurídico.
Banner Sorriso

La verdad no peca, pero ¡cómo incomoda al que exhibe!

252 | 31 julio 2012 | Columna invitada | 271 vistas | comentarios

Rolando Augusto Ruiz Hernández*

Justicia Rota.

Así las cosas... Foto: almediam.org

En esta ocasión me referiré al Estado de Derecho, al que tanta alusión se hace para hablar del respeto y apego que debe guardarse a las leyes y demás normas que pretenden un devenir armonioso en la sociedad, de la que no es excepción la del país entero, menos la del estado de Querétaro.

Patéticamente y de manera continua, los altos mandos de las instituciones encargadas de crear el Estado de Derecho como lo son el Congreso de la Unión, en sus dos cámaras; luego las Legislaturas Estatales; así como aquellas encargadas para “garantizar” el Estado de Derecho, partiendo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, los Tribunales de la Federación como son los Colegidos de Circuito; los Juzgados de Distrito, y otros; los gobernadores y las diversas Procuradurías Generales de Justicia de los estados y la General de la República; el IFE; el Tribunal Federal Electoral, y de ahí las instituciones y dependencias de Gobierno que forman parte de la existencia del Estado de Derecho, se concretan al autoelogio afirmando que sí hay Estado de Derecho en la nación.

La ciudadanía en general, que escasamente lee menos de medio libro al año por persona, ciertamente es ignorante de la dimensión que encierra esa expresión: “Estado de Derecho”; y en nuestro estado de Querétaro, en el que muchos altos funcionarios dicen que “no pasa nada”, es preciso desentrañar el verdadero significado de tal afirmación, ¿tenemos que entenderla como que todo está bien? o  ¿debemos entenderla en el otro sentido, que si no todo, mucho está mal?.

Yo me inclino por la segunda, y me explico; la ciudadanía en un 99.9% desconoce por completo la Constitución del Estado, e igual la General de la República, por ello no sabe siquiera cuáles son sus garantías individuales, en qué consisten y como se dice coloquialmente ¡con qué se come!, y de ahí para adelante, no sabe de las leyes, normas, reglamentos, etcétera, y hasta que tiene que enfrentar un trámite, se percata de la anarquía que prevalece en el Estado.

En el año 2008, una Legislatura del Estado carente de facultades para abrogar la Constitución Local, es decir para quitar la anterior y poner otra, “olvidando” convenientemente hasta su propia exposición de motivos, realiza mediante un abuso de poder y auspiciada por un Gobierno al que estaba supeditada, es decir al del ciudadano Francisco Garrido Patrón, una abrogación de nuestra Constitución Queretana y la reduce de 105 artículos que la integraban a tan solo 40 artículos, dejando como falsa muleta los últimos artículos 103, 104 y 105, y que convirtió en los artículos 39 y 40 de la nueva Constitución, ello para aparentar que no era una abrogación, sino una modificación o derogación, cosa que prácticamente se convierte en la “Ley de Herodes”.

Por supuesto, el 99.9% de la ciudadanía no está enterada de que con ese cambio se quitó el juicio político y otras normas que podrían servir para juzgar y pedirle cuentas a los altos mandos del Gobierno, porque no fueron servidores públicos, sino servidores para sí mismos.

Actualmente, gobernados por una Constitución reducida, caminamos los queretanos. Aquellos que trabajamos muy cerca de instituciones de procuración e impartición de justicia, y que no somos profesionistas de machote, vemos con alarma y preocupación lo que acontece en el Estado; las Instituciones como son el Tribunal Superior de Justicia del Estado y la Procuraduría General de Justicia, se encuentran en franca involución, sobre todo en la lentitud de los juicios y procesos, a lo que hay que agregar que en un sinnúmero de casos, los justiciables encuentran que estas autoridades se confunden y resuelven que “un perro es un avión”, metafóricamente hablando, y de ahí nos dicen: ‘usen sus recursos’; aunque el caso se tarde el sueño eterno. Podríamos usar una gran cantidad de casos reales para demostrarlo, pero no es el espacio para ello.

Lo peor de todo es que aquellos que se encuentran en el vértice, cuando se les hace saber aquello y aquellos que están enturbiando y entorpeciendo el Estado de Derecho, lo toman a mal y se ofenden porque ello atañe a su “cuates”, colocados en cargos claves, siendo que lo que se pretende es que entiendan que cuando un ciudadano se ve precisado a acudir, por ejemplo, al C .Gobernador; o al Presidente del Tribunal Superior de Justicia, es porque sus subordinados que ellos pusieron como “excelentes  servidores” no están funcionando ni resolviendo adecuadamente cada caso en particular, y primero es un verdadero “vía crucis” que atiendan directamente al ciudadano, porque las murallas de gente que los rodean, lo evitan.

Así, el mero mero no se entera, y cuando por fin se llega al máximo jefe, este se molesta y no se hace nada, en lugar de que se percaten que deben cambiar a aquellos que no les funcionan en su tarea, y en efecto, caemos al caso de que “en Querétaro no pasa nada”. Los ciudadanos debemos exigir unidos a nuestros funcionarios, con respeto, de manera civilizada y pacífica que hagan bien su trabajo, porque para eso están, debemos convencerlos de actuar con humildad de servicio y de que se bajen de su nube en donde parece que les debemos la vida. Hasta el próximo número.

*Maestro en Derecho Penal. Dedicado a la postulancia.

Correo electrónico: rolando_ruiz_52@hotmail.com

Numero teléfono celular: 44 23 18 10 57

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner