Banner Jurídico.
Banner Sorriso

Las reformas electorales pendientes

249 | 10 julio 2012 | Agenda Pública | 149 vistas | comentarios

María de Jesús Ibarra Silva*

Reforma electoral.

Cada elección descubre nuevos vacíos de la Ley Electoral. Foto: letraslibres.com

A sólo unos días de las elecciones federales y locales, nuevamente son tema de discusión los problemas de la democracia en México.

En el proceso electoral del año 2006, la elección de Presidente de la República evidenció la necesidad de impulsar reformas que dotaran al ganador de la contienda de la legitimidad necesaria para garantizar la gobernabilidad del País.

Desafortunadamente, la reforma electoral que finalmente aprobó el Congreso de la Unión no tomó en cuenta propuestas importantes como la segunda vuelta presidencial impulsada por el actual Presidente de la República, Lic. Felipe Calderón Hinojosa, que en el año 2008 propuso la reforma de los artículos 41, 81 y 99 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos para establecer la segunda vuelta en caso de que ninguno de los aspirantes lograra obtener más del 50% de la votación.

La segunda vuelta tiene por objeto dotar al presidente electo de un amplio y contundente respaldo mayoritario que le permita garantizar la gobernabilidad; impulsar coaliciones de Gobierno estables y en consecuencia un mayor poder de decisión. En la democracia, el respaldo mayoritario de la población es una condición indispensable que en México se ha soslayado, prueba de ello es que en el 2006, del total del padrón electoral, es decir de 71,374.373, acudió a votar el 58.55% y de este porcentaje sólo 15,000,284, es decir, el 21% del total de ciudadanos con derecho a votar decidieron quién sería el Presidente de la República.

Para el proceso electoral celebrado el pasado 1 de Julio de 2012 según los datos preliminares, de un total de 77,738.494 acuden a votar el 63.14% y de este porcentaje 18,727.398, apenas el 23% del total de electores, eligen a Enrique Peña Nieto, generando nuevamente la falta de aceptación por parte de la mayoría de los electores.

Aun cuando en diversos estudios se han cuestionado los beneficios de la segunda vuelta argumentando que no es conveniente porque se fortalecería el presidencialismo, el oportunismo de los partidos para formar coaliciones de Gobierno y el encarecimiento del proceso electoral por la necesidad de repetir la elección. Es tiempo ya de analizar con seriedad este y otros temas para sacar a México de la pobreza y subdesarrollo presentes en la mayoría de la población.

No sólo se debe analizar la segunda vuelta en la elección presidencial, pues al igual que en el 2006, la etapa post electoral se ha caracterizado por la denuncia de compra, coacción del voto y la violación de topes de campaña.

Por esta razón, la reforma electoral también deberá considerar que la compra y coacción del voto, así como la violación de los topes de gastos de campaña son causa de nulidad de la elección.

Sólo de esta manera los partidos políticos y sus candidatos ajustarán sus actos al imperio de la Ley y será posible obtener resultados que, además de ser legales, cuenten con la aceptación de la mayoría de los ciudadanos.

*Abogada. Ex diputada local de Querétaro.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner