Banner Jurídico.
Banner Sorriso

Los animales en la educación

251 | 24 julio 2012 | Reencuentro Animal | 171 vistas | comentarios
  • ¿Qué tanto se sabe de la práctica en México?

Mónica García Nava*

Rana lego.

Otra forma de obtener el conocimiento sin tener que abrir a una rana muerta o viva. Foto: www.mexablog.com.mx

Cuando cursé la secundaria y la prepa, en ninguna clase de Biología tuve que abrir una rana, escena que usualmente se muestra o se menciona en películas norteamericanas cuando se trata de estudiantes. Lo que recuerdo es que en la secundaria, como parte de la clase de Biología, trabajamos con un ojo de un animal, el cual es fácil de conseguir sin ensuciarse las manos; sólo hay que ir a una carnicería.

¿Usted lector recuerda si tuvo una experiencia parecida?

En su libro Jaulas Vacías del filósofo Tom Regan, destaca un apartado donde menciona que los estadounidenses diseccionan cada año a más de 6 millones de animales en las escuelas superiores y en las universidades. Probablemente ha aumentado o disminuido, todo dependerá del lugar y de la escuela donde se investigue su forma de trabajo con los animales.

En el caso de México, esta práctica se da más en las universidades, en las diferentes áreas de la Biología. Reduciendo la información y sólo aquellos que estudian las carreras saben si el hecho de abrir un animal muerto les produce alguna sensación y si es así como la justifican. ¿Habrá quien se niegue abrir un animal? ¿Lo conseguirán ellos o se los proporciona la misma institución? ¿Cuáles son los animales que más se utilizan? ¿Sabrán la procedencia? ¿Les surgirá la curiosidad, se preguntarán cómo fue su vida antes de llegar a la mesa de laboratorio o sólo cumplen con lo que el profesor les dice?

En un artículo que encontré en la red menciona que en varias escuelas, jóvenes capitalinos aún aprenden Biología realizando disecciones en pequeños animales vivos como ratones, ranas y conejos. Después de utilizarlos terminan en la basura y la pregunta sería: ¿por qué?, acaso no tienen un reglamento o lo ignoran. Por otro lado en la Escuela de Medicina del Instituto Politécnico Nacional, cada semana los estudiantes operan alrededor de 20 perros, que al final mueren, no sin antes ser sometidos a varias prácticas, suturas y errores de los aprendices.

Hace un año asistí al Tec de Morelia para oír una conferencia de la Dra. Ana Cristina Ramírez Barreto con el tema “El perro de prácticas clínicas”. Era la primera vez que oía sobre la situación en la que podían estar los perros. La doctora describía la situación de un estudiante de veterinaria, del perro con el que practicaba y de los seres humanos que eran afectados por la situación. La cual en otros países está prohibida por tratarse de mamíferos superiores y por su historia con el ser humano.

Más información en los siguientes vínculos:

http://www.tierramerica.net/2002/0505/acentos.shtml

http://www.huellasenelcorazon.com/index.php?option=com_content&view=article&id=445:legislacion-que-prohibe-la-viviseccion-en-mexico&catid=108:articulos-propios&Itemid=117

*Lic. en Filosofía-UAQ. Interesada en los asuntos de la Ética aplicada y de ella la bioética, especialmente Los derechos de los Animales.

Contacto: serena_15mx@yahoo.com.mx

@chibi_1521

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner