Banner Jurídico.
Banner Sorriso

Delegados de Corregidora: ¿Elección o simulación?

267 | 13 noviembre 2012 | Columna invitada | 291 vistas | comentarios

Javier Ortega de la Vega*

Candidatos a delegados en Corregidora denuncian irregularidades en proceso.

Candidatos a delegados municipales de Corregidora denuncian irregularidades ocurridas el día de la votación. Foto: Agencia Siete Foto.

La decisión del Ayuntamiento de Corregidora de someter a la elección de los ciudadanos de ese municipio a quienes habrán de desempeñar la función de delegados municipales es un hecho que debe ser destacado.

Para tales efectos, el Ayuntamiento elaboró y aprobó una Convocatoria Pública, dirigida a todos los ciudadanos del municipio que reunieran los requisitos para ser delegado municipal y unas Bases en las que se estableció el procedimiento y etapas de la elección, todo ajustado a la Ley Electoral del Estado de Querétaro, atendiendo el contenido de su artículo 20.

Lo que quiere decir: para que el proceso de elección, como el que se celebró en el municipio de Corregidora, pueda ser considerado legalmente válido, debe sujetarse a los principios fundamentales que rigen la materia electoral. Dichos principios son: certeza, legalidad, independencia, imparcialidad, equidad y objetividad; pero no sólo eso, sino que además debe sujetarse, a la aplicación adecuada de los procedimientos contenidos en la propia Ley Electoral para la preparación de las elecciones de las autoridades auxiliares dentro de las que se encuentran los delegados y subdelegados municipales.

Todo lo anterior corresponde al preámbulo de lo que finalmente establece la Ley y los ordenamientos que por el sólo hecho de haber sido aprobados por la autoridad municipal, es general y obligatorio su cumplimiento y observancia general por parte de todos los sujetos que en ella se menciona, a saber, autoridades municipales que para este caso se convierten propiamente en la autoridad electoral; los ciudadanos y los candidatos.

Estas elecciones de delegados y subdelegados en un primer lugar, deben estar alejados a los intereses partidistas, puesto que no es una competencia entre partidos sino entre ciudadanos.

Si las elecciones se hubieran celebrado conforme a lo antes señalado, quizás no se me habría ocurrido escribir esta reflexión. Sin embargo, es necesario señalar que durante el desarrollo de las mismas se identificaron errores, omisiones y actos ilegales, todos tendientes a favorecer a los candidatos impulsados por los regidores y por el partido que hoy gobierna en el municipio de Corregidora, es decir, el Partido Acción Nacional.

Entre los errores que fueron más notables y que, en consecuencia, desfavorecían a alguno de los candidatos, encontramos que en las boletas fueron intercambiados o mal escritos los nombres de los candidatos; en otros casos, la fotografía del candidato no correspondía con el nombre. Entre las omisiones encontramos que la autoridad a sabiendas de que miembros de su partido y lo que es peor, de la misma administración municipal, se dedicaron a coaccionar y a comprar votos a favor de sus candidatos, táctica que en la mayoría de los casos les funcionó y lograron sus objetivos.

Por cuanto va a las ilegalidades identificadas, aun cuando las anteriores invariablemente también lo son, existe una que además es violatoria de derechos humanos y que el mismo Ayuntamiento aprobó. Me refiero a lo contenido en las Bases como punto QUINTO, Transitorio, que señala: Los aspirantes a ocupar el cargo de Delegados y Subdelegados Municipales, por derecho propio están de acuerdo en someterse a las presentes bases por tal razón, renuncian a su derecho para interponer cualquier tipo de impugnación, recurso o procedimiento ante la Comisión Especial de Regidores encargada de la Elección de Delegados y Subdelegados del Municipio de Corregidora, Qro. o ante cualquier otra instancia jurisdicción, con motivo de la resolución por la cual se elija o designe a cada uno de los Delegados o Subdelegados”.

“Estas elecciones de delegados y subdelegados en un primer lugar, deben estar alejados a los intereses partidistas, puesto que no es una competencia entre partidos sino entre ciudadanos”. Javier Ortega de la Vega, ex candidato a diputado local de Corregidora.

Lo anterior es una ilegalidad que debe indignarnos a todos, obligar a que los participantes en las elecciones de delegados y subdelegados renuncien a sus derechos políticos, electorales y peor aun a sus derechos humanos de inconformarse por los actos de sus autoridades atenta contra la misma Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, la Constitución del Estado de Querétaro, la Ley Electoral del Estado y lo que es peor, tratados y pactos internacionales suscritos por nuestro país.

Aun sin ser un especialista del Derecho y experto en la materia, puedo afirmar y sostener que obligar a los ciudadanos a renunciar a su derecho de interponer los recursos legales que reconozcan las Leyes para el ejercicio de un derecho es, en sí, una acción retrógrada que debe ofender a todos los ciudadanos.

La realidad nos muestra que los ciudadanos hoy en día están más atentos del actuar de las autoridades y cada vez es más crítico y expreso su sentir de diferentes maneras.

El derecho de impugnar es irrenunciable y es reconocido constitucionalmente, por ello no puede ser una condicionante que obligue a los participantes en una elección a suscribir y aceptar para la procedencia de su registro. Este ejemplo demuestra que la autoridad municipal, lejos de pugnar por un proceso electoral democrático, atento a los principios constitucionales y legales que deben observarse en todo proceso electoral, actuó bajo la sombra de la sospecha, de la ilegalidad y con ceguera al no ejercer sus atribuciones y facultades, solapando el actuar de sus funcionarios, quienes alejados a lo previsto en la Constitución ejercieron recursos públicos para favorecer a sus candidatos, poniendo en duda la legitimidad de quienes resultaron ganadores.

Como puede observarse, la duda, la sospecha y la ilegalidad se encuentran presentes en la elección de delegados y subdelegados municipales en Corregidora. Si se pretendía hacer como que se hacía una elección, mejor se hubiera optado conforme a lo previsto en la Ley Orgánica Municipal, empleando como mecanismo la designación de estas autoridades a propuesta del presidente municipal. Con lo anterior, se hubiera evitado el dispendio de los recursos y el engaño, tanto a los participantes ilusos, como a los ciudadanos que creyeron se iba a elegir libre y democráticamente.

Mal inicio en materia de participación democrática tuvimos en Corregidora. Todo porque las autoridades municipales actuaron por actuar y “usaron” a los ciudadanos sólo para tratar de legitimar a sus candidatos y en otros casos, deshacerse de compromisos.

Ya lo mencioné, es el inicio, esperemos que actos como el que hoy se pone en relieve no se vuelvan a repetir y sean atendidos puntualmente los preceptos contenidos en las Constituciones y en nuestras Leyes.

*El autor del texto es ex candidato a diputado local por el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner