Banner Jurídico.
Banner Sorriso

El servicio público: un oficio peligroso

266 | 6 noviembre 2012 | Reflexiones y Propuestas | 286 vistas | comentarios

Cecilia Pérez Zepeda*

Mapa actual.

Mapa de México en el que se muestran las entidades donde han sido asesinados presidentes municipales. Foto: mexico.cnn.com

No cabe duda que el servicio público ha comenzado a ser un oficio peligroso en nuestro país.

Y es que hasta hace unos meses, treinta y un ediles de los dos mil cuatrocientos cuarenta y cinco municipios que hay en México, han sido asesinados supuestamente por la delincuencia organizada, mientras que otros tantos han sufrido extorsiones, amenazas, o les han cobrado “el derecho de piso”. Por ello, a mediados del mes de julio de 2012, el Comité Ejecutivo Nacional de la Asociación Nacional de Alcaldes (ANAC), acordó con algunos presidentes municipales panistas, la contratación –durante el tiempo que dure su gestión– de un seguro de vida grupal con un monto de aseguramiento mínimo que va desde ciento cincuenta mil pesos, hasta un millón o millón y medio de pesos, tomando en consideración la ubicación del municipio, grado de violencia y  nivel salarial.

Es importante señalar que los estados de mayor riesgo por su alto nivel de delincuencia son: El Estado de México, Nuevo León, Durango, San Luis Potosí, Zacatecas, Oaxaca, Chihuahua, Guerrero, Coahuila, Tabasco, Michoacán, Morelos, Veracruz y Tamaulipas.

Según Patricia Dávila –Proceso–, el partido político con más presidentes municipales ejecutados ha sido el Partido Revolucionario Institucional (PRI), seguido por Acción Nacional (PAN) y el Partido de la Revolución Democrática (PRD). Sin embargo y a pesar de ocupar el número uno en este tema, los presidentes municipales de extracción priista e integrantes de la (Fenamm), Federación Nacional de Municipios de México, señalaban que hasta estos días no se han puesto de acuerdo respecto de contratar un seguro de vida que los proteja durante su gestión, como recientemente lo han hecho los panistas, pero sí reconocen a través del gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila, y según las estadísticas de la Fenamm, desde el año 2006 hasta hoy, ciento veintiséis presidentes municipales se encuentran amenazados por grupos criminales o han tenido que dejar sus casas o de plano trabajar fuera de su demarcación para proteger su integridad física.

Y vaya que el sexenio de Felipe Calderón ha sido considerado de alto riesgo también para los funcionarios públicos. Solo basta recordar por ejemplo, a sus dos secretarios de Estado que murieron –según dicen los que saben– en accidentes aéreos, ambos en su momento ocuparon el mismo cargo: secretario de Gobernación del Presidente de la República.

El primero de ellos, Juan Camilo Mouriño, quien falleció el 4 de noviembre del 2008, cuando iba a bordo de un Learjet 45. “Todo parece indicar que se trató de un accidente.” Sostuvo Luis Téllez Kuenzler quien fungía entonces como el secretario de Comunicaciones y Transportes.

Curiosamente, en el mismo mes pero tres años más tarde, el 11 de noviembre del año 2011, murió José Francisco Blake Mora, al desplomarse también el helicóptero Súper Puma de la Fuerza Aérea Mexicana TP-06 que lo transportaba a Cuernavaca, Morelos. “Debido a condiciones climatológicas determinantes, o por un error del piloto o fallas de instrumentos”  manifestó el director General de Aeropuertos y Servicios Auxiliares, Gilberto López Meyer.

De ninguna manera me manifiesto en contra de las buenas intenciones del Presidente Calderón, claro que no, en lo personal lo considero un buen presidente… con todo en contra.

Sin embargo, la sangrienta lucha por “la plaza” entre los cárteles de la droga, más la violencia que se ha venido desatando por parte del Gobierno en la guerra contra el narcotráfico y el crimen organizado, de manera clara y definitiva ha llegado a niveles demasiado altos en donde todos, Gobierno y ciudadanos hemos perdido. Hoy pareciera que en algunos lugares del país aspirar a un cargo de elección popular pudiera dejar de ser atractivo, y a menos de un mes de que Enrique Peña tome en sus manos las riendas del país, la verdad es que se percibe difícil que la situación cambie, aun con el “cambio de timón” con el que tanto se ha especulado.

Ojalá me equivoque, por el bien de todos. Por el bien de México.

*Abogada. Estudiosa del Derecho Electoral y Constitucional.

Contacto: cpz@libertaddepalabra.com

@CPEREZZ001

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner