Banner Jurídico.
Banner Sorriso

¿En dónde está la transparencia?

278 | 19 febrero 2013 | Agenda Pública | 32 vistas | comentarios

María de Jesús Ibarra Silva*

Protestas en España.

En España piden la renuncia de sus autoridades por escándalos de corrupción. Foto: laprensa.hn

En estos momentos España atraviesa una profunda crisis de corrupción en donde hasta el presidente del Gobierno y el Partido Popular están involucrados, era lo único que faltaba. Desde el inicio de la actual administración, España enfrenta una profunda crisis económica caracterizada por el desempleo y los juicios de desahucio que tienen a millones de personas sin trabajo y enfrentando el desalojo de sus viviendas, convirtiéndose en un circulo vicioso difícil de superar.

En medio de esta crisis, lo único que faltaba es que salieran a la luz pública los escándalos de corrupción en donde no se ha escapado nadie: enfrentan procesos miembros de la “realeza”, políticos y empresarios relacionados con políticos, los cuales se encuentran a su vez implicados en investigaciones correspondientes a actos de enriquecimiento ilegal.

A esta crisis, se suman las presiones de la Unión Europea que exige a España recortes en sus gastos para disminuir el déficit, reducción que en teoría mejorará su situación económica.

En México la situación de la corrupción es aún más desalentadora, con la diferencia de que los mexicanos al parecer ya nos acostumbramos a dejar pasar sin consecuencias los escándalos de corrupción, que vale decir, lejos de ser investigados por las autoridades competentes, simple y sencillamente dejan que se pierdan en el tiempo y la memoria. Los mexicanos somos apáticos y desmemoriados por eso nos imponen autoridades sin conocimientos ni calidad moral para desempeñar las acciones de Gobierno, por eso tenemos administraciones incapaces, e ineficientes y Gobiernos municipales endeudados. Sólo en México, a los malos funcionarios públicos se les premia con nombramientos de delegados federales, aunque no sepan nada del área que van a dirigir, aunque tengan pendientes en sus cuentas públicas, aunque hayan desviado recursos federales para el combate a la pobreza, aunque hayan gastado el presupuesto público de manera inadecuada, esto sólo pasa en México.

¿En dónde está la transparencia? Evidentemente, sólo en el discurso porque el estado actual de la rendición de cuentas, la fiscalización y el acceso a la información pública se encuentran aletargados. Los obligados simulan que rinden cuentas, los que fiscalizan hacen como que revisan y los que deben informar reservan la información.

A esta situación hay que sumar que ni en el ámbito federal ni estatal ni municipal se han impulsado reformas que nos permitan desarrollar instituciones y procedimientos de responsabilidad para sancionar a los malos servidores públicos.

Por ejemplo, en Querétaro el procedimiento de fiscalización termina con un informe de cuenta pública que la Entidad Superior de Fiscalización entrega al Poder Legislativo. En dicho informe instruye a que se inicien los procedimientos administrativos para que el órgano de control interno (Contraloría Estatal o Municipal) apliquen sanciones a los responsables, el problema es que si no cumplen esta instrucción, NO PASA NADA.

En materia de responsabilidad de los servidores públicos el procedimiento vigente es dejar hacer y dejar pasar.

*Abogada. Ex diputada local de Querétaro.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner