Banner Jurídico.
Banner Sorriso

Los grupos de autodefensa en Ayutla

278 | 19 febrero 2013 | Columna invitada | 135 vistas | comentarios

Luis Vázquez Martínez*

Grupos de autodefensa.

Están formándose grupos de autodefensa en Guerrero y en otros estados del país. Foto: periodicodigital.com.mx

Armados con machetes, rifles, retrocargas y pistolas, los campesinos apostados en los retenes de vigilancia de la autodenominada Policía Regional, se muestran enfadados y molestos con la situación que prevalece en Ayutla de los Libres, municipio localizado en la Costa Chica de Guerrero. La aparente calma se deja acompañar por el intenso calor del mediodía, los toldos de los autos y el suelo ardiente muestran siluetas y objetos temblorosos por la temperatura.

Los campesinos que componen esta Policía llevan el rostro cubierto con paliacates y pasamontañas, “son medidas de seguridad, para evitar ser identificados por los maleantes que nos piden cuota”, es el argumento que nos da el denominado “Comandante Sagitario”, un hombre corpulento con pasamontañas que a leguas se distingue por sus dotes de líder: tanto el lenguaje oral como el corporal lo evidencian y él no hace nada por ocultarlo.

Los perros flacos que caminan lentamente por la tierra ardiente de este pueblo en busca de una buena sombra, son un contraste con lo agitado que está el ambiente y no solamente en Ayutla, pues el ejemplo de formar grupos armados de autodefensa (mejor conocidos como Movimiento Social de Autodefensa de los Pueblos) se ha extendido, primero fue en otros pueblos de esta Costa Chica, ahora esta modalidad se ha repetido en regiones de La Montaña, el Centro y Tierra Caliente.

El “Comandante Sagitario” asegura que el crimen en Ayutla ha descendido en un 100 por ciento, es decir se ha terminado con las extorsiones y los secuestros. Como botón de muestra el citado Comandante nos hace saber que ya llevan alrededor de 54 detenidos o resguardados (como les nombran en Ayutla), los cuales han sido plenamente identificados tanto por los miembros de la Policía Comunitaria como por los lugareños. Los resguardados se encuentran amarrados a la vista de todos y esperan ser juzgados por los delitos que se les imputan.

Los habitantes de Ayutla han señalado que dicho juicio se hará de acuerdo con los usos y costumbres de esta localidad. Cabe destacar que de los detenidos, uno de ellos perdió la vida, los ayutecos arguyen que el ahora occiso se enfrentó a tiros con los elementos de esta Policía Regional y además era señalado como uno de los cabecillas del grupo de extorsionadores.

El titular de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH) de Guerrero, Juan Alarcón Hernández, acudió al lugar para velar por las garantías de los detenidos y solicitar su liberación inmediata, pero no solamente falló en su cometido, también se llevó la rechifla y una que otra mentada de madre, pues los habitantes de esta localidad señalan que dicho organismo solamente defiende a los delincuentes y miembros del hampa.

Por su parte, Ángel Heladio Aguirre Rivero, Ejecutivo Estatal, simplemente no sabe qué hacer, pues el escenario lo deja mal parado y exhibe el poco control que ha tenido para manejar tal situación. De hecho, cometió la pifia de llevarle a los campesinos uniformes policiacos y dotarlos de 4 camionetas. Pues en su intento desesperado pretende legitimar un movimiento que a todas luces surgió por la ineficacia de las fuerzas policiacas municipales, estatales y federales. El Ejército y la Marina tampoco han podido dar soluciones.

Ahora se nos presenta un escenario en el cual se observa que mientras las autoridades no atinan qué hacer para resolver la problemática, los habitantes de algunos pueblos de Guerrero desafían a la delincuencia organizada de la misma manera: con las armas. El argumento principal de la población es decir “lo que se necesita para hacer las cosas bien simplemente es la voluntad”.

La situación en esta entidad cada día es más tensa, incluso ya se escuchan voces que piden la renuncia del primer mandatario estatal, quien niega haber perdido el control, pero la única certeza que tienen los guerrerenses es ver que las extorsiones, asaltos y asesinatos continúan día con día y las autoridades no hacen el mínimo esfuerzo por esclarecer dichos delitos y únicamente se limitan a decir que todo es por “ajuste de cuentas”.

El panorama no es nada agradable y lo único que ha atinado a hacer el Gobierno de este estado es conformar la Comisión para la Armonía y Desarrollo de los Pueblos Indígenas, con la finalidad de apaciguar el enojo de los pobladores, pero mientras esto ocurre en los poblados de la Costa Chica y la Montaña, ciudades como Acapulco sufren los estragos de las mafias sin que se vislumbre solución alguna, pues los Gobiernos municipal y estatal simplemente no tienen idea de cómo enfrentar el problema y a eso sumemos que el Gobierno Federal se ha deslindado de la responsabilidad que en parte le corresponde.

*Maestro en Administración Pública. Académico.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner