Banner Jurídico.
Banner Sorriso

Pemex: Explotación del nacionalismo

276 | 5 febrero 2013 | Apolíticamente Correcta | 366 vistas | comentarios

Yezica Montero Juárez* 

Cuando siquiera se enuncia la posibilidad de la venta de Pemex, muchos mexicanos tendemos a enfurecernos contra ese aparato invisible, desconocido, que se transfiguran en rostros folclóricos como el de Calderón, o ahora, en el de Peña Nieto, la marioneta de Carlos Salinas.

Las generaciones actuales hemos crecido bajo el discurso de un México que emergió de la Revolución, la cual sentó sus ideales gracias al “Tata” Cárdenas.

La historia poética nos ha narrado cómo los mexicanos de la Segunda Guerra Mundial, participaron en la compra de Petróleos Mexicanos: “… Llegaron con animales, gallinas y borregos, dinero, alhajas, anillos de matrimonio, medallas del bautizo, objetos distintos, miniaturas, de todo… Los niños entregaron sus alcancías. He visto constancias del Banco de México, de niños que al llevar su aportación se les dio un recibo.”1

El gran “Milagro Mexicano” sustentado por acciones económicas, muchas veces inentendibles para los mortales, nos topamos con conceptos como sustitución de importaciones, crecimiento hacia dentro o hacia fuera; el caso es que la historia nos cuenta que en ésas dos décadas los mexicanos vivían de lujo, con un crecimiento del producto interno bruto que jamás volveremos a ver.

Los que nacimos como parte de las generaciones de las crisis económicas, no comprendemos por qué antes la abundancia existía en México y ahora nos ahogamos entre las economías emergentes. La historia cuenta sobre la apertura al neoliberalismo, sobre el libre mercado, fronteras sin aranceles, inversión y la eliminación de paraestatales. ¿Y Pemex?

Evidentemente existen cientos de razones por las cuales se han mantenido los hidrocarburos en manos del Estado. Sin embargo, el conflicto se vuelve sólo discursivo cuando existe asimetría de la información entre los mexicanos que somos “los dueños del petróleo” y los malosos que quieren vender nuestra empresa a los extranjeros.

Los bandos se dividen bajo un desconocimiento enorme de las formas, donde los llamados partidos de izquierda pregonan sobre un atentado a la soberanía nacional, un robo a la patria, una conspiración maligna contra todos los mexicanos que tenemos derecho a la riqueza petrolera.

Y en bando contrario, la “información oficial”, nos dice que Pemex no se venderá, que al contrario se requiere competitividad para que haya oferta al consumidor, que se necesita nueva tecnología e innovación, la cual por alguna extraña razón no se puede adquirir al menos de que existan socios privados.

No estamos obligados a comprender todos los conceptos de la economía, pero sí debemos tener presente lo real, es decir, los Estados-Naciones obedecen a las normas macroeconómicas, estamos inmersos a las regulaciones del BM y el FMI, los cuales no están precisamente a favor del proteccionismo.

El debate debe continuar, pero siempre y cuando éste sea a partir de lo real, lo justo; y no apelando a la soberanía nacional, al chovinismo. Antes de desgarrarnos hay que informarnos.

Amalia Solórzano.

*Antropóloga Social.

Contacto: @hija_prodiga

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner