Banner Jurídico.
Banner Sorriso

¡Hasta pronto comandante!

282 | 19 marzo 2013 | Desde Nuestra América | 88 vistas | comentarios

Oscar Wingartz Plata*

Hugo Chávez Frías.

Hugo Chávez Frías, ex Presidente de Venezuela, falleció el pasado 5 de marzo. Foto: peru.com

De forma no tan sorpresiva tuvimos una noticia que para algunos era previsible, el deceso del comandante Hugo Chávez Frías, Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, artífice de la también llamada “Revolución Bolivariana” del Siglo XXI. La enunciación de este proceso siempre generó incomodidad, rareza, rechazo, preocupación y demás adjetivaciones por las implicaciones que pudiera tener en su dimensión hemisférica. Su presidencia tuvo un peso determinante en el contexto latinoamericano porque implicó una serie de transformaciones sociales, políticas, económicas, ideológicas de enorme profundidad. Esto nos llevaría a revisar con puntualidad la propuesta histórica que planteaba está revolución. En este sentido, vamos a proponer algunas ideas en torno al proyecto que impulsaba el Presidente-Comandante Chávez Frías.

De manera muy concreta podemos enunciar algunos de los grandes proyectos propuestos: la renovación efectiva del sistema político, con una competencia real en el orden electoral. Muchos de sus críticos y opositores evidentemente estarán en contra de esta afirmación, pero si vamos a fondo en estas consideraciones veremos que tienen un sustento claro, es decir, crear las condiciones objetivas para una lucha política y electoral real. No la simulación en que se había caído con los “partidos tradicionales” como la Acción Democrática y la Copei. Se hace la referencia explícita por una cuestión que ha sido uno de los males endémicos de nuestras “vidas democráticas”, no es exclusivo de México, es decir, la simulación, el juego pseudo-democrático, “los carros completos” y demás triquiñuelas políticas. Aunado a esto, el tremendo desgaste que ha sufrido de forma reiterada la política y los políticos. Por ello es relevante afirmar que la renovación de la vida política le dio un tanque de oxígeno al quehacer político venezolano.

Otro de los proyectos de enorme incidencia fue la erradicación del analfabetismo, junto con el aumento sustancial del profesorado. Logros incuestionables de una magnitud impresionante. Tomemos un ejemplo: erradicar el analfabetismo en su sola enunciación nos pone ante una realidad que con mucho rebasa lo pensado o imaginado en otras latitudes. Este proyecto implica no sólo cuestiones de orden “técnico”, sino, una real, efectiva, concreta voluntad política de transformación educativa en todas sus formas y niveles. De manera paralela se dio la promoción del profesorado para llevar adelante esta magna obra. Porque es impensable la superación del analfabetismo ni la elevación espiritual de la población sin un “ejército” de educadores. En nuestra América hemos tenido experiencias relevantes con enormes frutos, no hay que olvidar la campaña alfabetizadora  emprendida por las Revoluciones cubana y nicaragüense con la participación consecuente de los jóvenes voluntarios alistados en las brigadas alfabetizadoras por todo el país. La educación no se arregla con demagogia, ni con declaraciones altisonantes, es un trabajo que exige el concurso de la sociedad en su conjunto. Lo demás es “hacer como que se hace”.

Venezuela ya hoy no es la misma de hace veinte, de hace cuarenta años. No, no, no. Tenemos un pueblo, tenemos una Fuerza Armada, la unidad nacional. Si en algo debo insistir en este nuevo escenario, en esta nueva batalla, en este nuevo trance “como diría un llanero de por allá”, es el fortalecer la unidad nacional, la unidad de todas las fuerzas populares, la unidad de todas fuerzas revolucionarias […] Digo esto, porque los adversarios, los enemigos del país no descansan ni descansarán en la intriga, en tratar de dividir, y sobre todo, aprovechando circunstancias como estas…

Hugo Chávez Frías

Uno de los ejes de este proyecto revolucionario fue caminar hacia el abatimiento de la desigualdad social y la pobreza. Este elemento es el más complicado, entre otras razones, porque implica una remoción profunda de las relaciones sociales, así como romper estructuralmente el ciclo de reproducción del capital, dicho de manera clara, rehacer el patrón acumulación de capital. Esto en términos objetivos es el proyecto más complicado y potencialmente peligroso por las implicaciones que tiene desde la base de la sociedad. Los que han tenido dinero y poder lo saben perfectamente cambiar o intentar cambiar esta dimensión de la sociedad es la antesala al “desorden y el caos”. Una de las estrategias seguidas por la Revolución bolivariana fue crear enormes proyectos de vivienda, donde los desposeídos pudieran tener acceso a un techo, así como tratar de redistribuir los ingresos, desde otra lógica y con otros fines. Deseamos enfatizar una idea, la redistribución de la riqueza es en extremo complica por las implicaciones que conlleva, aquí cabría recordar lo que dice un viejo refrán popular: “Primero muertos, que perder lo que se tiene”.

A nivel continental, el comandante Chávez concitó en torno suyo una gran simpatía y adhesiones sinceras en el sentido de impulsar tenaz y consecuentemente la magna aspiración de Simón Bolívar: la integración latinoamericana, proyecto largamente anhelado y deseado por diversos actores políticos y sociales a lo largo y ancho de nuestra geografía. La expresión concreta de esta aspiración fue la creación del ALBA (Alianza Bolivariana Latinoamericana), aglutina a todos aquellos países continentales y caribeños que comulgan con el ideal bolivariano de la integración, sólo por mencionar algunos: Ecuador, Cuba, Bolivia, Nicaragua. Esta Alianza tenía como eje central un realineamiento regional donde los intereses latinoamericanos fuera la cuestión medular, con ello dejar la tutela impuesta por Estados Unidos desde la segunda mitad del siglo XIX.

Como se podrá observar, el proyecto impulsado por Hugo Chávez tenía un espectro que abarcaba las diversas dimensiones de nuestra realidad. No se agotaba en sola propuesta económica, política o ideológica contemplaba, la totalidad de la vida latinoamericana. Fue sin pretenderlo explícitamente, “un latinoamericano entregado de tiempo completo a la transformación estructural de nuestra América”. No son exageraciones y ni estridencias. Consideramos que está es la real trascendencia del Comandante Hugo Chávez Frías. Tan necesaria a estas alturas de los tiempos.

En este sentido, no sabremos hasta dónde hubiera llegado dicho proyecto, que también era visualizado como socialista. Es decir, ¿qué implicaciones? ¿Qué alcances? ¿Qué grado de madurez hubiera tenido? Eso nunca lo sabremos. Podemos intuir que su sucesor seguirá por la senda trazada, pero hasta dónde llegará, sólo el tiempo lo dirá. Un problema que se puede percibir en el horizonte inmediato es, si Nicolás Maduro, ahora investido como presidente de la República tiene la capacidad, el carisma, el poder de convocatoria y la lucidez para relanzar el proyecto iniciado por Hugo Chávez. Asunto complicado, de difícil pronóstico.

Finalmente, debemos decir que, la Revolución bolivariana iniciada por el Comandante Chávez ha sido un “parte aguas” en la historia reciente de nuestro continente, donde los factores, las condiciones, los proyectos de nueva sociedad se verán puestos a prueba duramente, porque las fuerzas, las clases sociales, los sectores políticos y económicos opuestos al chavismo no van a dejar espacio para su posible consolidación y maduración. Esta será la prueba de fuego para esta Revolución y sus seguidores. Así, pues, hay que reconocer y recordar a este hombre por su entrega, su dedicación, su valor a toda prueba, por su pueblo, por su continente, por su raza y su revolución donde su aspiración máxima fue realizar la gran utopía humana: La plena dignificación de los seres humanos. Ésta fue la gran obra de este venezolano insigne. ¡Descanse en paz Querido comandante Hugo Chávez!

*Doctor en Estudios Latinoamericanos por la UNAM. Profesor-investigador en la Facultad de Filosofía de la UAQ.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner