Banner Jurídico.
Banner Sorriso

Sexto Festival de Comunidades Extranjeras (2da parte)

280 | 7 marzo 2013 | Columna invitada | 172 vistas | comentarios
  • Muchos encuentros, algunos desencuentros y tarea para tod@s los mexican@s (tanto los ciudadanos como nuestro Gobierno).

Marisol Ríos Hoyo

El domingo 3 de marzo de 2013, terminó el 6to Festival de Comunidades Extranjeras, celebrado por tercera vez en el Parque Bicentenario. Como comenté en mi columna en la edición pasada de este semanario, el “evento estrella” son estos 3 días de espectáculo artístico (así se lee tal cual en el programa) en el Parque Bicentenario.

Como cabía esperar, estuvo lleno de colorido, espectáculos, y gente; cada año se observa más.

Quisiera empezar diciendo que el Parque Bicentenario es una excelente opción para realizar el festival: su ubicación, las instalaciones con las que cuenta: escenarios junto al lago, tren; baños en varias secciones, etc., hacen sumamente relajante y apropiado el lugar.

Pero, como febrero está loco, y marzo otro poco, ayer sábado se sintió un clima bastante frío y hoy, si no cálido, sí más templado que ayer. Debería ser justa y repartir mis principios de gripa mitad al clima y mitad al culpable de mi contagio, pero no, vamos a echarle toda la culpa a Jesús García del stand de Unidad de Política Migratoria. Ahora que están tan de moda los “tags” en Facebook de “soy retro”, donde incluyen a los únicos e inigualables “Thundercats”: en este festival, como con la espada de Leon-O, había más de lo evidente.

En fin, llego al stand de Unidad… pensando, “aquí sí me van a decir ‘la neta del planeta’ de lo que se está cocinando para otros países”. Cuál no sería mi sorpresa al encontrarme un stand sin ningún tipo de folletería ni promoción, y sin embargo, unos libros preciosos en portada, pero con una propuesta y promesa interesantísima de contenido… Jesús García, de UPOMI Segob, me comenta que ellos emiten las propuestas para que el Inami las apruebe. Bueno, por lo menos ya me sirvió la machacada de Poderes Ejecutivo y Legislativo de civismo. Y para los que son muy curiosos, consulten la Ley de Migración y reglamenteo. RISEGOB ART 22 BIS.

Bueno, ¿Qué la celebración qué? ¿Qué la fiesta y la comida y el vino qué? En Dominicana y Brasil, siempre están bailando. En el stand de España un chico me ofreció: $10 por todo lo que puedas beber de esta bota. ¿Ustedes creen que no me tentó? Pero imagínenese, yo toda mona y con manchas de vino tinto en la ropa. Total que estaba yo tomando analgésiscos y dije “no gracias, soy conductora resignada”. Me hubiera relajado más el vinito.

Y, en 3 pabellones, nada más y nada menos que 60 países exponiendo, sin contar con los stands de patrocinadores. Me gustó que hubiera más países africanos y árabes. Como les digo que hablo inglés bien, pero champurrado de lo demás, me acerqué al stand de Kuwait saludando a la manera árabe “Salam Aleikhum”, que significa “que la paz esté contigo”, y luego me consentí con un delicioso “dedo de novia”. Finalmente, pude dar las gracias en árabe: “chokran”. El señor kuwaití que me atendió fue muy amable, y ya en plática me comentó que, decir que se es árabe inmediatamente implica o asocien a uno con terroristas. Que la industria del entretenimiento me perdone pero son grandes propagadores de este concepto. De cualquier manera, ¿qué calidad moral tiene cualquier persona para designar terroristas A TODA UNA RAZA? ¿Quién conoce el Corán como para poder hablar de la famosa Jihad y decir que es el “permiso” que se dan los árabes para matar en nombre de Alá? Si católicos y cristianos tienen muchas diferencias en cuanto a la interpretación de la Biblia, ¿qué valor tendrán entonces estos “juicios” sobre los textos de otras religiones?

Otro tema delicado. Por segundo año consecutivo, me encontré en el festival (en el Bicentenario) con el señor Koffi Zinsou Loko Mehoueme, originario de Togo y actualmente naturalizado mexicano, presidente de la Asociación para la Promoción del Arte y la Cultura Africana en México, A.C. También es miembro del Comité Internacional de Artes y Tradiciones Populares de la Unesco. Me decía: Madame (utilizamos respetuosamente el tratamiento formal de “Usted” que también existe en el idioma francés), en México hay tres razas originarias principales: los mexicanos, los españoles y nosotros, los negros. En ese punto sé qué abrí los ojos tratando de traer a mi memoria mis clases de geografía e historia. Ah, sí, contesté, Veracruz, la costa del Atlántico. “Somos muchos más que los que se conocen en Veracruz”, continuó, “no sé si usted sepa de una comunidad muy importante en Coahuila que se llama mascogos”. Caray, me picaron las espuelas de la curiosidad, y por eso les dejo unos pequeños extractos de lo que averigüe con respecto a la aseveración de Koffi:

Tomado de  “El Occidental” en línea, de OEM, 24 de Agosto 2012 http://www.oem.com.mx/eloccidental/notas/n1757115.htm : Ciudad de México.- Además de la Costa Chica de Guerrero, Oaxaca, Veracruz y Tabasco, también en Chihuahua, Tamaulipas y Coahuila, existe población negra; de este grupo étnico se sabe poco, señaló la investigadora Julia Isabel Flores Dávila, encargada del Área de Investigación Aplicada y Opinión (AIAO), del Instituto de Investigaciones Jurídicas (IIJ) de la UNAM.

Explicó que durante su investigación, “barrió” el territorio nacional -sobre todo en estos lugares- en la búsqueda de más información. “Fuimos a algunos lugares con este tipo de población, pero no podemos afirmar que recogimos toda la información disponible porque no tenemos los recursos disponibles”.

…En el país, habitan varias comunidades, como la de los mascogos, que en su huida de la guerra civil de Estados Unidos, llegó al Norte de la nación, y la de los cimarrones, que en su evasión del trabajo en las minas y plantaciones de caña de azúcar durante la Colonia, se asentó en el Sur-Sureste. “La Constitución de Oaxaca protege, al igual que a los indígenas, a los afromexicanos” (yo, Marisol,  me pregunto, ¿qué tan protegidos están?).

Se han realizado estudios antropológicos e históricos sobre estos grupos: cuando llegaron al territorio en la época de la Colonia, durante la esclavitud, y su forma de vida. Las investigaciones de Gonzalo Aguirre Beltrán, médico y antropólogo mexicano son clásicas, pero los universitarios quisieron indagar cómo vive en la actualidad esta población, en qué condiciones, a qué se dedica, cuánto gana, y cuáles son sus costumbres y cultura.

En Guerrero y Oaxaca existen más de 40 municipios que piden ser considerados afromexicanos o afrodescendientes. Al respecto, se solicitó al Congreso de la Unión crear programas y desarrollar políticas públicas para atender los problemas de sus pobladores, que subsisten en condiciones extremas de marginación y pobreza, indicó.

“La mayoría viven del campo, pero algunos ya empiezan a migrar. Unos pensaron que al llegar a Estados Unidos, donde hay población negra, los iban a considerar hermanos, pero la realidad es que allá los llaman hispanic y también los segregan”, indicó Flores Dávila.

“Recogimos información de 14 grupos vulnerables, así como de la diversidad étnica y cultural del país. Queremos que en nuestra investigación, que consta de 41 mil 400 casos, aparezcan poblaciones de afromexicanos, pero también otros grupos culturales que por años han estado asentados en nuestra sociedad, sin que siquiera sepamos cómo son”.

Por otro lado, entre los  tesoros de mi biblioteca familiar, tenemos la enciclopedia “6 siglos de historia gráfica de México, 1325-1989”, de Gustavo Casasola Zapata, y con fotografías del Archivo Casasola-INAH. En la página 223, segundo tomo de 12 extensos y documentadísimos volúmenes, Casasola Zapata nos habla de los orígenes de la población negra en México. Vuelvo a transcribir:

“Traídos a América después de las conquistas, fueron alejados de las poblaciones, se les ponían marcas de hierro en el brazo o en el pecho, eran despreciados y recibían pésimos tratamientos.

Hubo conjuraciones en 1609… 1612. En 1667 fueron introducidos a las tierras de la Nueva España una gran cantidad de negros esclavos, encomendados a los españoles para evitar el monopolio que hasta entonces ejercían los genoveses.

… En 1683, llega un navío cargado de esclavos para ser distribuidos en las haciendas, ya que los naturales prefirieron remontarse a las montañas que servir a los extraños que les quitaron sus tierras.

Con el transcurso de los años sigue haciéndose más productivo el comercio de los esclavos por los “negrereros”, que vendían a los esclavos a diez ducados a cada uno.”

Así que, si tu jefe es un “negrero”, ya sabes el origen del apelativo. Y volviendo a Koffi,  me decía: “Yo soy naturalizado mexicano, y por eso puedo hablar ya como mexicano, por estas raíces que compartimos: a los africanos nos gusta México, y los que vivimos aquí queremos transmitir más de la cultura africana, que haya más apertura hacia ella, intercambios culturales, pero nos es muy difícil, no contamos con apoyos. En México tenemos muy pocas embajadas de los países africanos; en África no tenemos embajadas de México. Para llegar a México, tenemos que hacer escala en Estados Unidos y Canadá y es un problema, por la visa”.

Y bueno, todo el mundo (sin exagerar, por supuesto), se estaba tomando fotos con las personas de los diferentes países africanos, (yo la primera en la fila), así que, ¡a los mexicanos también nos gustan los africanos!

En el stand de Sudáfrica había una manta con un mensaje bellísimo (¡cómo me gusta utilizar esos adjetivos!, ¿verdad?): I was a stranger when I arrived, and a lifelong friend when I left. Trrraduccccción: Cuando llegué, era un extraño, y al irme un amigo para toda la vida (amigo de la gente del lugar donde estuve). Los mexicanos tenemos fama de ser hospitalarios:

Seamos amigos para toda la vida, para propios y extranjeros, no sólo en un festival.

Algunas escenas del Sexto Festival de Comunidades Extranjeras:


Fotos: Marisol Ríos Hoyo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner