Banner Jurídico.
Banner Sorriso

Ecos de los 90: el INAH / I

298 | 16 julio 2013 | Una Temporada en el Infierno | 142 vistas | comentarios

Ramón Martínez de Velasco Molina

Carmen Gaitán

Carmen Gaitán. Foto: Especial/Internet.

‘La recuperación de sus lugares’, es el título de la columna que el periodista Víctor Roura publicó el 18 de enero del año 2013 en la sección ‘Cultura’ de El Financiero, que él dirige.

“México no ha dado un solo paso adelante después de una docena de años, por lo menos en su aspecto cultural. En efecto, para los priistas no ha sucedido nada culturalmente durante una docena de años. Por eso vuelven a ocupar, con asombrosa naturalidad, sus lugares, distribuyéndoselos como en una festivalera rifa (…), lo que demuestra, y exhibe con claridad que el asunto es dar cabida a los camaradas”, escribe.

Pues bien, Rafael Tovar y de Teresa (en el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes) y María Teresa Franco (en el Instituto Nacional de Antropología e Historia) han recuperado sus lugares.

Ella retorna como “nueva directora” del INAH, donde ya había sido titular de 1992 al año 2000.

Llegó al Instituto gracias a la bronca que armó el escritor Octavio Paz en contra del entonces titular del Conaculta, Víctor Flores Olea, quien no lo invitó al ‘Coloquio de Invierno’ organizado por el Consejo, la UNAM y el Grupo Nexos de Héctor Aguilar Camín, en 1992.

Al caer Flores Olea cayó el director del INAH, Roberto García Moll.

Como reportero de la Gaceta UNAM cubrí el ‘Coloquio de Invierno’. Durante esas jornadas conocí a Benito Taibo, hermano del escritor Paco Ignacio Taibo II.

Benito era el jefe de prensa del Conaculta. Nos hicimos buenos cuates.

Una tarde, frente a algunos rones, me preguntó: “¿Cuántos años llevas en Gaceta?”. Tres o cuatro, le dije. “¿Y no te has hartado?”.

Teresa Franco creó la Dirección de Medios en el INAH. No existía. Y eso hay que reconocérselo.

Nombró como primera directora a Carmen Gaitán, quien se dio a la tarea de buscar reporteros.

Ella pidió ayuda a Benito Taibo y Benito me llamó. “Vete a ver a Carmen. Te espera”. ¿Y quién diablos es Gaitán? “Es la mujer de Federico Campbell” (el lúcido periodista tijuanense).

En 1992 me convertí en el primer reportero de la Dirección de Medios del INAH, cuyas oficinas estaban en la colonia Roma, Ciudad de México.

Esa experiencia de vida, y profesional, se la debo a Benito Taibo y a Carmen Gaitán, hoy directora del Museo Nacional de San Carlos, ubicado en plena colonia Tabacalera, a la que recorrí de punta a punta, madrugada tras madrugada, siendo corrector de galeras en el periódico El Nacional.

Mi primera encomienda en el INAH fue revisar el funcionamiento de la Comunicación Social en todos los Centros Regionales.

El más rezagado en esa materia era el Centro INAH Querétaro.

Cero boletines de prensa, cero reportes telefónicos a la Dirección de Medios.

Por órdenes de Carmen Gaitán llegué a la ciudad de Querétaro para jalarle las orejas al supuesto encargado del área.

Su oficina estaba en el Museo Regional. Lo encontré sentado, fumando, con los ojos vacíos. En pocas palabras, el tipo estaba huevoneando.

Era un tal Gabriel Horner García, a quien reporté como una persona muy poco fiable.

Tiempo después me enteré que a Horner, quién sabe quién, le dio el cargo de director en el Museo de la Ciudad de Querétaro.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner