Banner Jurídico.
Banner Sorriso

Publicidad engañosa y la lógica del capital

300 | 30 julio 2013 | En Pocas Palabras | 1.514 vistas | comentarios

Teresa E. Hernández-Bolaños

Multan a McDonald's

La Profeco multó a la cadena de comida rápida McDonald’s por incurrir en publicidad engañosa. Foto: www.razon.com.mx

Durante los últimos meses, los escándalos de multinacionales de alimentos que utilizan publicidad engañosa, han acaparado los titulares de la prensa, evidenciando que estas prácticas son cada día más frecuentes. Sin embargo, las empresas transnacionales no son las únicas que echan mano de publicidad engañosa; de igual forma, empresas nacionales que comercian todo tipo de productos, bienes y servicios echan mano de esta práctica para mantener en ascenso los índices de consumo de la población.

La dinámica de consumo puede ser una respuesta compleja a la magnitud y frecuencia de las prácticas engañosas en publicidad, y ésta no responde sino a la propia lógica del capital, que se ha encargado de crear necesidades y generar estrategias mercadológicas de manipulación psicológica que puedan asegurar un consumo masivo y compulsivo de productos, que dicho sea de paso son creados para breves periodos de utilidad y escasos beneficios en la vida y la salud de las personas.

Para muestra basta siempre un botón; las más recientes suspensiones o multas por parte de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) a empresas como McDonald’s o Bimbo son solo un ejemplo. McDonald’s fue multada por la Profeco por 684 mil 584 pesos, por publicitar imágenes inexactas que inducen a la confusión del peso y las dimensiones del producto, así como de la calidad y frescura de la fruta que dicen incluir en la famosa “Cajita Feliz”. Por su parte Bimbo fue llamado a retirar las envolturas de sus paquetes de mantecadas argumentando que éstas desorientaban y engañaban al consumidor (al igual que sus comerciales) en la información nutrimental que se describe en la envoltura, las famosas mantecadas, según estudios, sobrepasan los requerimientos máximos tolerados por los consumidores, de manera que cantidades y condiciones de los insumos utilizados para su elaboración dañan considerablemente la salud.

Los engaños al consumidor compulsivo parecen atacar especialmente al consumo alimentario, la industria alimentaria juega un papel importante en el contexto del capital internacional, en tanto comercia con la subsistencia humana, de ahí que la larga lista de empresas productoras de alimentos o las que comercializan alimentos procesados son quizá las más propensas a implementar publicidad engañosa en sus estrategias de venta. El caso de los productos elaborados con granos o productos transgénicos, por ejemplo,  ha venido escandalizando la prensa mundial, el caso de Kellogg´s es emblemático, varios de sus cereales contienen granos transgénicos sin decirlo en sus etiquetas, se sostiene que el caso de la Nestlé, Pepsi co y Bimbo es similar.

Muchos países de la Unión Europea obligan a las empresas a etiquetar los productos transgénicos o elaborados con productos transgénicos que permitan al consumidor elegir. Sin embargo, México no ha implementado estas prácticas a pesar de poseer una Ley de protección al consumidor, reformada en materia de publicidad en 2012. Sin duda la Profeco ha procurado tenazmente combatir la publicidad engañosa en cientos de productos y servicios de la más variada índole, desde productos de belleza, hasta autos o servicios (educativos, financieros, etc.) firmando recientemente con la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) en 2012 un convenio de colaboración que tiene por objetivo detener y erradicar la publicidad engañosa.

Si bien las legislaciones pueden ayudar notablemente en la disminución del uso y abuso de publicidad engañosa, ésta muy probablemente no podrá ser erradicada en México y el mundo, si los Estados no demuestran voluntad política y control sobre las políticas económicas que deben diseñarse bajo modelos económicos que propicien una incidencia real en la dinámica del comercio internacional y el flujo de capitales que hoy permanece subordinado a los vaivenes del libre mercado.

Correo electrónico: estelahdzb@gmail.com

Twitter: @ estelabol

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner