Banner Jurídico.
Banner Sorriso

Nadie puede hablar por todos

306 | 10 septiembre 2013 | Una Temporada en el Infierno | 36 vistas | 1 comentario

Ramón Martínez de Velasco Molina

BenitoTaibo.

Benito Taibo. Imagen: tomada de Internet.

Hay intelectuales, voceros y periodistas verdaderamente insoportables.

Lo más insoportable es que “dicen representarnos. Sí, a Usted, a mí, a los ciudadanos de a pie. Pero, con la pena, no nos representan. Como tampoco nos representan diputados y senadores en términos estrictos” (Benito Taibo, en sinembargo.mx).

Pero allí están. Son una peste. “Hablan y opinan de todo con total desparpajo y piensan que lo hacen desde el imaginario colectivo, con la voz del pueblo y desde el pueblo. ¿Quién los inventó? ¿De dónde salieron? ¿Con qué permiso hablan por ti, por mí, por todos?”.

A mí, la mera verdad, me dan asco todas esas ‘voces autorizadas’ de la prensa, la radio y la televisión. Las de la Ciudad de México, las de Querétaro y las de cualquier rincón donde exista esa fauna nociva que, en efecto, dice representar la opinión del público.

No. Hay que alejarse de eso. Se corre el riesgo de quedar idiota o loco.

“Cuando escribo, por ejemplo, esta columna, tan sólo me represento a mí mismo. Digo lo que creo y lanzo el mensaje en una botella al proceloso mar de las opiniones ajenas, confiando en que encuentre destinatarios y no adeptos” (Benito Taibo).

Agradezco a Taibo esas palabras.

Agradezco a los destinatarios que me escriben.

Agradezco encontrar lectores y no incondicionales, discípulos, seguidores, simpatizantes, partidarios admiradores o afiliados.

Me agradezco no buscar rebaños ni borregos. Ni subordinados que obedezcan. Ni meros espectadores. Ni adoctrinar a las masas.

Me agradezco no ser un ‘líder de opinión’ ni trabajar para mercenarios del periodismo ni ser analista o intelectual.

Me felicito por dejar de escribir mi columna Observatorio Civil de Medios, porque ya me estaba envenenando, y el tema apuntaba hacia que iba a haber más ponzoña.

“En el actual panorama informativo, los periodistas ‘chayoteros’ pasan por periodista honorables. Los periodistas vendidos son ahora respetables comentaristas, conductores de noticieros, influyentes columnistas, plumas ofrecidas al mejor postor. No saben, o no quieren darse por enterados, que la corrupción periodística es como el tizne y que se tiñen de negro” (Sanjuana Martínez, en sinembargo.mx).

“Antiguamente, los voceros eran periodistas de cierto renombre. A partir de que se cierra este esquema, ofrecen regalos, pagan gastos médicos a reporteros con problemas de salud, rifan autos, lavadoras, computadoras. Poco a poco tejen una red de alianzas silenciosas donde personas con nombre y apellido, participan en la construcción de una narrativa que blinda al Poder y que destruye a los medios locales” (Lydia Cacho, en El Universal).

Me felicito por haberme zafado de la perversidad de escribir mentiras verosímiles.

Así lo están haciendo algunos colegas –como Benito Taibo y otros que aquí citaré en próximas entregas– que saben que el buen periodismo no es una opción, sino una necesidad inminente.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

1 comentario

  1. Ramón como siempre , suscribo tu opinión , Taibo es especialmente certero. igual que tu .
    un abrazo.

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner