Banner Jurídico.
Banner Sorriso

Querían que familia de Querétaro vendiera droga en su panadería

348 | 30 julio 2014 | Querétaro | 1.631 vistas | comentarios
  • La familia Morales Corona mejor cerró su negocio, pero ahora uno de sus hijos está desaparecido desde el 13 de julio.

Eric Pacheco Beltrán

Foto 1.

Familiares de Jorge Alfredo, desaparecido desde el 13 de julio, denunciaron que en la Agencia VIII, fueron retenidos con la intención de impedir su manifestación a las afueras de Palacio de Gobierno. Fotos: Libertad de Palabra.

Querétaro, Qro.- La familia Morales Corona denunció ante la Procuraduría de Querétaro, en febrero pasado, que un grupo delictivo pretendía obligarlos a vender droga en su panadería.

Ellos no accedieron y terminaron por cerrar su negocio, en la colonia Insurgentes al norponiente de la ciudad de Querétaro, pero cinco meses después, uno de sus integrantes está desaparecido.

Lejos de atender los problemas de la familia Morales Corona, como lo solicitaron el fin de semana, el personal de la Procuraduría de Querétaro y la Secretaría de Gobierno estaban más preocupados porque el asunto no “manchara” el Quinto Informe del gobernador.

Los familiares incluso sostienen que el personal de la Secretaría de Gobierno trató de engañarlos, al fingir una llamada de los supuestos captores de Jorge Alfredo, con tal de que no se manifestaran.

Y es que en esa llamada por teléfono, cuando salieron de la Agencia VIII dispuestos a manifestarse en Palacio de Gobierno, los supuestos captores eran enfáticos en exigir no salir a los medios de comunicación, si querían de regreso a Jorge Alfredo.

CRIMEN ORGANIZADO

El procurador general de Justicia de Querétaro, Arsenio Durán Becerra, admitió que en febrero, una denuncia los alertó de las presiones que habría por parte de un grupo delictivo, en contra de la familia Morales Corona.

El procurador, Arsenio Durán Becerra dijo que la familia ya no quiso proporcionar información que tienen, sobre los datos de quienes les pedían vender droga en su panadería, pero la señora Cristina Corona refuta que las autoridades son las que se han negado a investigar el caso.

“Sí habíamos tenido el reporte original de esta situación, pero también habíamos tenido las declaraciones de las personas, en el sentido de que ya no tenían ningún problema con las personas que se les habían acercado, que ya habían de alguna manera conversado para dejar las cosas perfectamente aclaradas, según lo que se declaró dentro de la propia Averiguación”, dijo a Libertad de Palabra.

Incluso, el funcionario estatal se excusó, consultado antes de ingresar al Quinto Informe de Gobierno, que la familia no quiso proporcionarles información para que las autoridades pudieran dar con los culpables.

“Solicitamos, incluso, información de esas personas que ellos tenían en su poder y dijeron que ya no lo consideraban necesario, que ya no tenían un problema que estar atendiendo”, agregó el procurador.

Al funcionario estatal se le preguntó si no consideraba la posibilidad de que la familia pudiera tener miedo y si la investigación continuó de todas formas.

Su respuesta fue que el miedo podía existir en la familia y aseguró que sí hubo una investigación, pero ya no permitió más preguntas. Cortó la entrevista.

Al respecto, la señora Cristina Corona insistió en que las autoridades no han querido investigar el caso.

UNA CANALLADA

Foto 2.

El servidor público, al centro, es identificado como quien tomó una foto del expediente de la Procuraduría de Querétaro, la cual les fue enviada a los familiares, minutos después, por los supuestos secuestradores.

Molesta porque considera que a su hijo José Alfredo, no lo han buscado lo suficiente, la señora Cristina Corona decidió manifestarse el pasado 26 de julio, un día antes del Informe del gobernador de Querétaro, José Eduardo Calzada Rovirosa.

No sabe cómo se enteraron las autoridades, pero 30 minutos antes de que se trasladara a Palacio de Gobierno, le hablaron que debía presentarse en la Agencia del Ministerio Público VIII, donde inició la averiguación por la desaparición de su hijo.

Le dijeron que estarían los investigadores que llevan el caso de José Alfredo, que le darían los avances de la investigaciones, pero todo fue una farsa. En el lugar sólo se encontró al personal habitual de la Procuraduría y a gente de la Secretaría de Gobierno.

Cristina Corona narró que después de esperar varios minutos a que llegaran los investigadores, decidió retirarse, pero el servidor público Roberto Altamirano, quien se presentó ante ella como el secretario de Gobierno, le impedía el paso.

Fue necesario que familiares de otros desaparecidos se trasladaran al lugar, para que esa retención ilegal terminara.

Un video tomado por Libertad de Palabra, muestra cómo los servidores públicos incluso impiden que se registre el momento cuando los familiares les preguntan: ¿Dónde están los investigadores? Y el personal de la Procuraduría sólo les da largas.

Cuando la mayoría de los familiares salieron rumbo a Palacio de Gobierno, una llamada entró al teléfono de Fabián, otro hijo de la señora Cristina Corona, de parte de los supuestos secuestradores de su hermano.

Él se bajó del vehículo y corrió una cuadra de regreso a la Procuraduría, para pedir ayuda a las autoridades, quienes grabaron la conversación en la que eran enfáticos en exigir de no salir a los medios de comunicación, si querían de regreso a Jorge Alfredo.

No sólo eso, Fabián vio cómo el funcionario Roberto Altamirano, de la Secretaría de Gobierno, tomó una foto con su teléfono móvil de la fotografía de su hermano, que ellos ingresaron al expediente.

Minutos después, esa misma foto que el vio cuando el servidor público la tomo, le llegó a su teléfono celular, de parte de los supuestos secuestradores de su hermano, como prueba de que lo tienen en su poder.

A Fabián Morales Corona le asignaron un agente, supuestamente para que lo acompañara por si lo llamaban otra vez. Ese agente, de manera extraña, lo llevó hasta el último piso del estacionamiento Constitución, lo anduvo paseando por varias calles y después pretendieron ingresarlo, con engaños, a la Secretaría de Gobierno, a un supuesto diálogo con el secretario de gobierno, Jorge López Portillo.

Los familiares de Jorge Alfredo lo quieren de vuelta, desean que las autoridades investiguen, pero después de todo esto, ya no les creen.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner