Banner Jurídico.
Banner Sorriso

La carta para el Presidente, desde una cárcel de Querétaro

345 | 9 julio 2014 | Querétaro | 436 vistas | 1 comentario
Familiares presos de Jalisco.

Familiares de los supuestos elementos de seguridad, presos desde hace casi un año, claman justicia. Foto: Libertad de Palabra.

  • Se la envían 31 presos recluidos en Querétaro. Sus familiares cuestionan ¿Cómo pudieron disparar los 31 contra el joven fallecido?

Redacción

Está escrita en hojas de libreta. En la primer hoja, los nombres de 31 esposos, padres, hijos y hermanos, saludan al Presidente de México, Enrique Peña Nieto.

Se trata de una carta hecha por los “presos de Jalisco” en Querétaro, gente humilde que en nada tenía relación con un conflicto de tierras en el municipio de El Marqués, por el que están recluidos desde hace más de un año en el Penal de San José El Alto.

En la segunda hoja, le exponen al Presidente de México que están presos por un crimen que no cometieron y que encima el proceso judicial para tenerlos encerrados y lejos de sus familias, ha estado plagado de irregularidades y violaciones a sus derechos humanos.

Desde el 19 de junio de 2013, la jueza María de Lourdes Portillo Coronado, dictó auto de formal prisión en contra de 33 detenidos –todos provenientes del estado de Jalisco– tras haber participado en los hechos donde falleció el joven Heriberto Salinas Galván.

Una semana antes, estas 33 personas arribaron al Ejido La Laborcilla –predio que ejidatarios se disputan con empresarios desarrolladores del exclusivo fraccionamiento “El Campanario”–, para resguardar la construcción de un muro perimetral.

Justicia queretana

Los familiares de los detenidos exponen que materialmente es imposible que 31 personas –todos recluidos en el Penal de San José el Alto de Querétaro–, jalaran del gatillo del arma que fue disparada y le quitó la vida a Heriberto Salinas Galván.

Sus familiares aseguran que la mayoría de ellos son albañiles, mecánicos, estudiantes, y que si acaso, unos cuantos tenían experiencia en el trabajo de guardias de seguridad, para el que fueron contratados por la empresa “Primero Protección  S.A. de C.V.”, pero que no sabían en qué asunto los involucrarían.

Los ejidatarios y habitantes del lugar sostuvieron un enfrentamiento con los “guardias de seguridad”. De ahí que el hijo del ejidatario J. Trinidad Salinas Muñoz, resultara asesinado, por lo que fueron detenidos y consignados ante la justicia queretana.

Tiempo después dos de los 33 detenidos, menores de edad, fueron liberados.

Sin embargo, en la carta al Presidente Peña Nieto, acusan a la jueza María de Lourdes Portillo Coronado, al magistrado federal Rodolfo Pedraza Lomelí y al Ministerio Público de Querétaro encargado de su caso, de cometer diversas irregularidades en su contra.

Los presos argumentan que han proporcionado pruebas suficientes para demostrar su inocencia.

Sin embargo, estas han sido rechazadas por las autoridades judiciales, sin alguna justificación, sostienen.

Por ejemplo, en la carta –de la cual una copia fue proporcionada a Libertad de Palabra por uno de los familiares de estas 31 personas presas– denuncian que la juzgadora del Juzgado de Primera Instancia Penal, aconsejó al magistrado federal Rodolfo Pedraza Lomelí para que les negara el amparo que solicitaron, a pesar de admitir que el acto que reclaman es válido.

“… entonces es cierto el acto que reclaman los amparistas a la autoridad competente ordenadora, pero no se actualizan las violaciones que esgrime en su demanda de garantías

Por lo que le solicito niegue el amparo y protección de la justicia federal” (sic), cita que toman de su expediente y que incluyen en la carta dirigida al mandatario de México.

De uno u otro lado, tanto los familiares de Heriberto como los de los presos de Jalisco, reclaman justicia y coinciden en que, además de llevar a la justicia a quienes perpetraron el homicidio, también juzguen a los poderosos empresarios que están detrás del asunto.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

1 comentario

  1. “Los presos de Jalisco” se ubican en tiempo, lugar y circunstancia del delito de homicidio y lo que resulte. Y a los familiares de “Los presos de Jalisco”, les sugiero que no politicen un asunto de carácter judicial, en consecuencia, permitan al Juez Penal del Estado de Querétaro resuelva mediante sentencia definitiva (valorando pruebas) la situación de los implicados en los hechos de “La Laborcilla”. Enrique Peña Nieto nada tiene que ver en el asunto que nos ocupa y si se le ocurre dar “línea”, flaco favor le va a hacer a la impartición de justicia queretana. La sociedad tiene interés en que se conozca la VERDAD JURÍDICA y no la verdad de los familiares de los “presos de Jalisco”. No dispararon todos, dicen los familiares, pero si intervinieron de diversa manera todos, y en esa hipótesis debe sancionarse de acuerdo al grado de participación y no haya impunidad, porque México ya está cansado de tal situación. Conclusión: C. Juez del conocimiento de la causa penal, le pido como Ciudadano no se deje influenciar por el Poder Ejecutivo y en uso de su autonomía como Poder Judicial, resuelva conforme a derecho.

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner