Banner Jurídico.
Banner Sorriso

Pide respuestas al procurador, en el crimen de su hijo Marco

345 | 9 julio 2014 | Querétaro | 185 vistas | comentarios
  • El padre de la víctima le cuestiona: “¿por qué no se ha movido la investigación desde hace años?”.

Redacción

Carta del señor José Luis Hernández Guerrero enviada al procurador de Justicia de Querétaro. Da clic en la imagen para ampliar.

Carta del señor José Luis Hernández Guerrero enviada al procurador de Justicia de Querétaro. Da clic en la imagen para ampliar.

Querétaro, Qro.- El señor José Luis Hernández Guerrero, padre de la víctima del crimen conocido como de la “BMW Negra”, envió una nueva carta al procurador General de Justicia, Arsenio Durán Becerra.

En la misiva, Hernández Guerrero, le plantea diversos cuestionamientos al procurador sobre el estado en el que se encuentra la investigación acerca de los hechos en los que fue asesinado su hijo Marco Antonio Hernández Galván, conocido como el “Kikín”.

El caso de la “BMW Negra”, ocurrió hace ya casi 10 años en el que el conductor de una camioneta marca BMW de color negro, disparó contra Marco Antonio Hernández Galván, después de un incidente de tránsito.

“¿En qué punto ciego del papeleo muerto en el ministerio público se encuentra el caso de la BMW, en que se cometió homicidio en contra de mi hijo Marco Antonio Hernández Galván, el 27 de noviembre de 2004?

¿Por qué no se ha movido la investigación desde hace años?

¿Qué se ha hecho al respecto en su tiempo al frente de la Procuraduría?”, expone el señor Hernández Guerrero en el breve documento donde obra sello de recibido de la Procuraduría General de Justicia de Querétaro, de fecha 26 de junio de 2014.

El padre de Marco Antonio ha reclamado, en reiteradas ocasiones, que el caso de su hijo permanece inmóvil en el Ministerio Público y que no ha sido turnado a un juez.

El señor Hernández Guerrero sospecha que no hay justicia en su caso porque el testigo principal del crimen señaló a un pudiente empresario queretano.

Anteriormente, el 30 de abril de 2013, el señor José Luis Hernández Guerrero envió una carta dirigida al gobernador José Eduardo Calzada Rovirosa, para que también le proporcionara información sobre los avances del caso.

Y es que el mandatario le hizo la promesa de que en su administración no habría impunidad.

Sin embargo, la respuesta a su oficio no llegó hasta que –derivado de una solicitud de información pública realizada por el padre del “Kikín”, en la que requirió el seguimiento que le habían dado a su carta–, le contestaron que su oficio “no obra en documento alguno” del Poder Ejecutivo de Querétaro.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner