Banner Jurídico.
Banner Sorriso

Liberan a uno de los 31 detenidos acusado del crimen en La Laborcilla

360 | 23 octubre 2014 | Querétaro | 255 vistas | comentarios
  • Hay otros 30 detenidos de Jalisco, pero habitantes de la comunidad protestan por la liberación de Adrián.
Protestan habitantes de La Laborcilla.

Piden a los autores intelectuales del crimen de Heriberto Salinas. Fotos: Libertad de Palabra.

Iván Aldama Garnica

Querétaro, Qro.- El pasado viernes 10 de octubre Adrián Isaac Sánchez González salió del penal de San José El Alto, donde estuvo recluido durante un año y 4 meses acusado, junto con otros 30 de sus compañeros, de matar al hijo de un ejidatario de La Laborcilla.

“… ora sí que se puede escuchar muy trillado pero volví a nacer”, dijo por teléfono a Libertad de Palabra, tras sostener que aquél 11 de junio él ni siquiera formó parte de la trifulca que se vivió derivado de la disputa de tierras.

Él y otros 32 de sus compañeros fueron reclutados por la empresa Primero Protección para cuidar un predio cercano a donde está siendo construido el fraccionamiento “El Campanario”, uno de los más exclusivos en la zona metropolitana de Querétaro.

Aunque narró que él no participó en los hechos, sino que se quedó con el señor Emmanuel Castro Guzmán –el mecánico de la empresa– en el lugar que ubica como la entrada del fraccionamiento “El Campanario” para cuidar las pertenencias de sus treinta y dos compañeros, días más tarde le estaban dictando auto de formal prisión por el asesinato de Heriberto Salinas Galván.

Adrián pensó que se trataría de una condena para siempre.

Sostuvo que ni él ni sus compañeros portaban armas y muchos menos disparó.

“Obra en el expediente la prueba de rodizonato de sodio que me hicieron y salgo negativo a cualquier componente”.

Recordó que aquél día de pronto escuchó gritos de sus compañeros: “Ahí vienen, ahí vienen, nos están golpeando” y cuando fijó la vista pudo distinguir una escena como de “película de terror”.

“… fue una cosa impactante verlos que ya venían llenos de tierra, sangrando, gritando que ya habían agarrado a otro compañero, sí fue muy fuerte pues, pero te digo, fue así como ¿qué está pasando?, ¿quién los está dañando?”.

Adrián y el señor Manuel se resguardaron en la caseta de vigilancia del fraccionamiento hasta que llegaron las autoridades quienes detuvieron a los 33, los trasladaron a la Agencia del Ministerio Público número 1 y posteriormente a la Agencia del Ministerio Público número 3 porque no cupieron en la primera agencia.

El 13 de junio, por la madrugada, estaban pisando el Penal de San José El Alto.

En su caso, sus familiares contrataron a un abogado particular al que le pagaron 200 mil pesos y quien finalmente logró ponerlo en libertad.

PEQUEÑA DIFERENCIA

Familiares de los 31 presos de Jalisco.

Familiares de los 31 presos de Jalisco afuera del Penal de San José El Alto.

La señora Gloria Gómez Sánchez, hermana de Nicanor, uno de los 30 hombres que aún continúan presos, dijo a Libertad de Palabra que los familiares de 15 de los 30 acusados que permanecen detenidos en San José El Alto renunciaron a la ayuda legal que les brinda el abogado contratado por la empresa Primero Protección, porque consideran que la defensa que está pagando la empresa no les está dando resultados.

Ellos, al igual que Adrián, ya están contratando servicios particulares o han accedido a que los defiendan abogados de oficio.

Ella, en cambio, como otros de los familiares continúa trabajando con el abogado de la empresa pues cree que así los dueños de Primero Protección no van a eludir su responsabilidad en el asunto.

Para la señora Alma, madre de Adrián Isaac, el motivo por el que su hijo obtuvo su libertad fue gracias al trabajo del abogado independiente que contrataron.

Con gran sacrificio y con apoyo de amigos de Adrián pudieron costear el pago del abogado que ascendió aproximadamente a 200 mil pesos.

“(No trabajamos con el abogado) de la empresa (Primero Protección), no, esa es la gran diferencia”, considera su madre.

Para Adrián ninguno de los 30 hombres que aún están encerrados asesinó a Heriberto Salinas Galván.

“Yo entiendo la situación que esas personas están viviendo (los familiares de Heriberto y los habitantes de La Laborcilla). Ellos piden justicia y efectivamente tiene que aplicarse la justicia por la situación que ellos están viviendo. Nosotros también exigimos justicia”, dijo.

PROTESTAN

El pasado lunes, diez días después de la liberación de Adrián, habitantes y ejidatarios de La Laborcilla realizaron una marcha para exigir justicia en el caso del homicidio de Heriberto Salinas Galván, ocurrido en junio del año 2013.

Mujeres, hombres, niños y adultos mayores avanzaron por calles del Centro Histórico de Querétaro gritando consignas como “Heriberto vive, la lucha sigue”; “Campanario asesino que matas campesinos”; “Pagaron, mataron y no los consignaron”.

El señor Trinidad Salinas Muñoz, padre de Heriberto, lamentó que uno de los 31 detenidos por el homicidio de su hijo, saliera libre, pues para él todos son culpables.

El señor Trinidad y los habitantes de La Laborcilla también solicitaron castigo para los autores intelectuales que planearon y ordenaron el ataque del 11 de junio de 2013 en el que perdió la vida Heriberto.

Salinas Muñoz recordó que el gobernador José Eduardo Calzada Rovirosa se comprometió a darle solución a este asunto en dos meses, pero ya ha pasado más de un año y el crimen de su hijo sigue impune.

“… él (el gobernador José Calzada) protege a la Familia Leaño (del fraccionamiento El Campanario) y más claro nos lo está dejando, de que ellos pagaron para que vinieran a atacarnos y los estén protegiendo”.

Los manifestantes hicieron un descanso en el Jardín Guerrero donde gritaron consignas y continuaron su movilización a la sede de la Defensoría Estatal de los Derechos Humanos en donde sostuvieron un encuentro con el presidente Miguel Nava Alvarado.

Ahí le reclamaron que debido a su intervención en el asunto, uno de los detenidos obtuvo su libertad de manera reciente.

“Por tu culpa están saliendo esos desgraciados”, le gritaron.

Ante reclamos, acusaciones e insultos Nava Alvarado trató de aclararles que en la Defensoría de los Derechos Humanos no pueden investigar ni juzgar delitos.

Les explicó que él no generó ninguna recomendación, sino que fue un acuerdo de responsabilidad en el que señala una irregularidad de las autoridades policiacas y ministeriales que participaron en los hechos.

No obstante, los inconformes no quedaron satisfechos con la explicación de Nava y comenzaron a abandonar el lugar profiriendo groserías e insultos y dejando al presidente de la Defensoría de los Derechos Humanos con la palabra en la boca.

Tras salir del edificio de Derechos Humanos emprendieron su camino hacia el Jardín Zenea y luego hacia Plaza de Armas donde el señor Trinidad Salinas Muñoz leyó un pronunciamiento que puede ser leído íntegro aquí.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner