Banner Jurídico.
Banner Sorriso

Los documentos clave en la compra “inflada” de camillas en Querétaro

361 | 29 octubre 2014 | Destacado | Querétaro | 541 vistas | comentarios
  • Sin embargo, la empresa Comercializadora CEM S.A. de C.V. logró vulnerar los filtros del gobierno durante y después del proceso de licitación.
Los documentos clave en la compra "inflada" de camillas en Querétaro

Foto: Libertad de Palabra.

Redacción

Querétaro, Qro.- Documentos oficiales en poder del semanario Libertad de Palabra, dan cuenta de una cadena de irregularidades en la Secretaría de Salud, donde terminaron por adquirir camillas de un precio comercial de 9 mil a $43 mil pesos.

Libertad de Palabra dio cuenta en su edición número 353, bajo el título: “Negocio entre Amigos”, de la compra a sobreprecio que hizo la Secretaría de Salud, a la empresa Comercializadora CEM S.A. de C.V., propiedad de un amigo del titular.

PORTADA LP 353.700.

Portada de la edición número 353 del semanario Libertad de Palabra.

Esta ocasión el semanario obtuvo documentos oficiales relacionados a esa compra irregular en que incurrió la Secretaría de Salud, a cargo de Mario César García Feregrino, quien terminó por favorecer a la empresa de su amigo, Isaic Pérez Uribe.

El semanario buscó una entrevista en la Secretaría de Salud del Gobierno de Querétaro, petición que obtuvo una respuesta negativa de parte de las autoridades en esa dependencia cuando les fue mencionado el tema a tratar.

“De ese tema no podemos ahorita dar entrevistas porque lo tiene el Órgano Interno de Control, ese tema, no se puede tocar porque hay un cuadernillo de investigación abierto, entonces no podemos sobre ese tema dar nosotros ningún dato”, dijo Yolanda López Montes, responsable de pactar las entrevistas con los medios.

El 05 de septiembre el secretario de Salud, Mario César García Feregrino, se limitó a rechazar que hubiera habido algún tipo de favoritismo para la empresa de su amigo, porque aseguró que se trató de una licitación internacional, abierta y sin quejas.

Días después la documentación de la licitación fue retirada de la página web de Compranet, sin mayor explicación.

No obstante, algunas copias de los documentos oficiales obtenidos por Libertad de Palabra, contrastan con la versión del secretario, pues la empresa Comercializadora CEM S.A. de C.V., de su amigo, logró vulnerar “los filtros y candados existentes” durante y después de la licitación LPI-51105001-002-12. 

ORIGEN CHINO

Un primer documento que forma parte de la propuesta técnica que entregó Comercializadora CEM S.A. de C.V. al gobierno de Querétaro, exhibe dos irregularidades iniciales en que incurrió, de origen, el Comité Técnico de Adquisiciones.

Una tiene que ver con la omisión para descartar de entrada a esta empresa por presentar una propuesta de venta de camillas de origen Chino, cuando México no tiene tratado internacional con ese país para la comercialización al servicio público.

El 5 de septiembre el secretario de Salud se refirió brevemente a esta situación en los siguientes términos: “No es tanto (…) de qué procedencia es, (o) si está amparado con un certificado, aquí hay muchas cosas, por ejemplo, hay marcas tan conocidas como unos tenis que todos sabemos que son de una marca americana, pero todos sabemos que se arman y ensamblan en China. Yo creo que aquí parte de la interpretación de la Ley…”, afirmó.

La propuesta técnica exhibe con claridad la siguiente leyenda: “Fabricado por: ZHONGSHAN MEDICAL TECHNOLOGY”. Además de que a simple vista parecería obvio, el empresario estaba obligado a presentar la viabilidad de esa venta, por hacerla al sector público, a diferencia de lo que podría ocurrir con unos tenis vendidos a un particular.

Sin embargo, debido a que México no tiene un tratado comercial para comprar a China para el servicio público, resulta prácticamente imposible que de inicio la empresa cumpliera con la entrega de la documentación base, pero aún así lo dejaron continuar en la licitación.

La otra irregularidad en este primer documento radica en que la propuesta entregada fue en un formato que suelen usar en la Secretaría de Salud, que incluyó el logotipo de gobierno, contrario al resto de las empresas que entregaron su propuesta en una hoja membretada de la propia empresa.

En este documento aparece la descripción de las características de las camillas –que la Entidad Superior de Fiscalización detectó que fueron incumplidas– pero que primero el Comité de Adquisiciones pasó por alto y después los responsables de recibirlas.

FACTURA 47

El secretario de Salud, Mario César García Feregrino.

El secretario de Salud, Mario César García Feregrino. Foto: Especial.

Otro documento en el que se advierten diversas irregularidades es la propia factura 47, expedida por Comercializadora CEM S.A. de C.V., en la que se aprecia “una serie de discrepancias”.

Lo anterior tiene su sustento en un segundo documento simple –ambos bajo el resguardo del Órgano Interno de Control de la Secretaría de Salud y del que el semanario obtuvo copia–, el cual firma Gabino Soto Parra, quien formó parte del Comité de Adquisiciones de la referida licitación.

Soto Parra solicita en el documento un “dictamen oficial de la factura anexa N. 47” al Órgano Interno de Control, tras advertir diversas irregularidades en la referida factura.

Y es que expone que el plazo oficial para entregar las camillas era el 21 de enero de 2013, pero la factura “no presenta el sello foliador de recibido (de las camillas) por parte del Almacén del Hospital de Especialidades del Niño y la Mujer”.

En contraste, advierte que la factura sí tiene un sello sin identificación de origen, fechado el 06 de junio de 2013, con la leyenda ‘SIN SANCIÓN’, además de la firma autógrafa de la Lic. Karla González”.

Gabino Soto, quien es uno de los firmantes del acta de la licitación LPI-51105001-002-12, manifestó su desconcierto por la firma de esta servidora pública en la factura, al poner en duda si estaba autorizada para ello.

No obstante, la titular del Órgano Interno del Control, Ana Cecilia Miranda, se limitó a decirle que esa dependencia no realizaría ningún dictamen del referido documento y ni siquiera realizó alguna investigación.

“…resulta incompetente para dar atención a su petición a razón de que esta autoridad carece de las facultades y atribuciones necesarias para emitir dicho dictamen”, respondió el 23 de noviembre del 2014.

En la factura también se establece un periodo de 1 año de garantía, pero la Secretaría de Salud inició su investigación hasta junio de 2014, según confirmó el titular Mario César García Feregrino.

IMPUNIDAD

Al término de su comparecencia ante diputados, el 05 de septiembre pasado, el secretario de Salud le dijo a reporteros de diferentes medios que él no participó en la licitación donde fueron adquiridas camillas de $9mil en $43 mil pesos.

Además abundó que no sólo participó el personal de la Secretaría de Salud a su cargo, sino también la Contraloría, que encabeza Juan Gorráez Enrile, y la Secretaría de Finanzas, cuyo titular es Germán Giordano Bonilla.

“Yo no participo en los procesos de la licitación, es un comité que está integrado por la Contraloría, Finanzas, Adquisiciones, los técnicos que hacen eso, el secretario de Salud no participa en esa toma de decisiones”.

Agregó que el Comité de Adquisiciones está integrado por 7 personas –de las que no precisó los nombres– y minimizó el hecho de que la empresa sea propiedad de su amigo, José Isaic Gpe. Pérez Uribe, porque dijo que tiene muchos conocidos.

Pese a insistir en que no hubo favoritismo, tras el informe de la Entidad Superior de Fiscalización del Estado, admitió que iniciarían una investigación de la licitación internacional, abierta y sin quejas, que derivó en una compra inflada.

Los implicados en la licitación son: Gonzalo Piña Luna, jefe de Departamento de Licitaciones; Ana Cecilia de la Isla Miranda, titular del órgano interno de control de la Secretaría de Salud y Seseq; Víctor Javier Bulas Benítez, jefe de Atención Médica Hospitalaria; Mónica Pérez Luna, jefa del Laboratorio Estatal de Salud; Gabino Soto Parra, jefe de Mantenimiento del Hospital de Especialidades del Niño y la Mujer; Faustino Faudoa Mares, jefe de Departamento; y Juan Carlos Martínez Mendoza, como apoyo administrativo.

Los nombres anteriores aparecen como firmantes de la licitación que posteriormente fue retirada del portal web de Compranet (Libertad de Palabra Núm. 354).

Así la licitación se llevó a finales de 2013. La ESFE dio cuenta de las anomalías en agosto de 2014, pero a casi 2 meses de esto último, la autoridad no ha dado cuenta de avance alguno en las investigaciones y de ningún servidor público sancionado.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner