Banner Jurídico.
Banner Sorriso

Un Sistema Anticorrupción en serio

367 | 11 diciembre 2014 | Agenda Pública | 41 vistas | comentarios

María de Jesús Ibarra Silva*

Libertad de Palabra. Anticorrupción

Imagen: Especial.

A lo largo del presente año, en varias ocasiones me he referido a diversos temas que tienen que ver con la rendición de cuentas, entendida como el “Deber de responder ante una autoridad externa, por la conducta realizada en el ejercicio de funciones públicas”.

He señalado con insistencia que la corrupción es una conducta desviada del poder porque este se otorga a los funcionarios públicos para servir a los intereses colectivos, no para ser utilizado abusivamente y lograr fines privados de carácter material. Por su parte, la impunidad genera la idea de que violar la Ley no tiene consecuencias.

El conjunto de estas conductas desviadas del poder son parte de la vida cotidiana de la administración pública de los tres órdenes de gobierno. A esta situación se suma cada vez con más frecuencia la relación que existe entre las instituciones del poder público y la delincuencia organizada, que ha demostrado que con el poder del dinero puede corromper a las estructuras del Estado que tienen como primera obligación garantizar la seguridad de los ciudadanos.

También se ha demostrado que con el poder del dinero, tanto lícito como ilícito, personas ajenas a los intereses nacionales se pueden involucrar en los procesos electorales, ya sea financiado campañas políticas o comprando voluntades para que una vez que los beneficiados con dinero sucio accedan al poder público, les otorguen desde cambios de uso de suelo hasta contratos multimillonarios de obra pública a empresas que a su vez se obligan a pagar cuotas o porcentajes a quien los beneficia, lo cual no únicamente merma al erario público porque el encarecimiento de las obras pone en riesgo la operación de programas prioritarios para el desarrollo del país.

Por todas esta razones es pertinente la discusión del Sistema Nacional Anticorrupción que deberá incluir, en principio, la reforma al Título Cuarto de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Esta revisión y reforma es necesaria porque este título es la base de todo el Sistema de Responsabilidades de los Servidores Públicos, que al establecer facultades para que cada Entidad Federativa determine el contenido de las leyes secundarias en la materia, genera contradicciones, lagunas y omisiones que evitan un combate efectivo a la corrupción, esta es la causa de que actualmente el régimen de responsabilidades se encuentre fragmentado y disperso y es la causa  también de que, por ejemplo, a nivel federal menos del uno por ciento de los casos de responsabilidad concluyan con una sanción.

Si realmente se aspira a combatir la corrupción e impunidad, la reforma constitucional en materia de responsabilidades debe provocar un diseño institucional que perfeccione el régimen disciplinario de los servidores públicos para hacerlo más completo y congruente con las perspectivas de Democracia, Transparencia, Gobernanza y de Gobiernos Abiertos.

*Abogada. Ex diputada local de Querétaro.

Correo electrónico: maryibarra17@yahoo.com.mx

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner