Banner Jurídico.
Banner Sorriso

Denuncian acoso y represión laboral en la Secretaría de Salud de Querétaro

378 | 17 marzo 2015 | Querétaro | 423 vistas | comentarios
  • Enfermeras cuestionaron el aumento de una jornada de trabajo sin pago y ya no las volvieron a contratar, acusan.
Protestan enfermeras

Con sus hijos en brazos exigen sus derechos laborales. FotosLibertad de Palabra.

Iván Aldama Garnica

Querétaro, Qro.- En el Hospital General de Querétaro las enfermeras no cuentan con el material necesario para atender a los pacientes.

Les hacen falta guantes, jeringas, analgésicos, gasas, alcohol y otros utensilios para realizar su labor diaria.

Exigen el respeto a sus derechos laborales

Exigen la recontratación de 10 enfermeras que cuestionaron abusos en el Hospital General de Querétaro.

Para cubrir los faltantes las mismas enfermeras o los propios familiares de los pacientes tienen que usar dinero de su propia bolsa.

“Con la pena les tenemos que comentar a los familiares que su paciente tiene dolor (pero no tenemos analgésicos) y qué hacen los familiares, pues los que tienen recursos, van y le compran. Eso no debería de pasar porque se está brindando un servicio (público) que se pretende universalizar con la nueva reforma de Salud”, expuso la enfermera Beatriz Herrera Sánchez quien percibe de salario 1700 pesos quincenales.

Pese a dichas limitaciones y precariedades, las autoridades del Hospital decidieron aumentarles desde noviembre del año pasado una jornada laboral sin goce de sueldo a los y las trabajadoras de Enfermería Eventual Estatal.

Este hecho provocó que solicitaran una explicación al encargado de despacho de la Dirección de Recursos Humanos de Servicios de Salud del Estado de Querétaro (Seseq), Rafael Reséndiz Vega, y a otras autoridades, quienes les prometieron que revisarían su caso.

Sin embargo, a 3 de las 28 enfermeras que cuestionaron el asunto, las cambiaron de adscripción.

“Con la pena les tenemos que comentar a los familiares que su paciente tiene dolor (pero no tenemos analgésicos) y qué hacen los familiares, pues los que tienen recursos, van y le compran. Eso no debería de pasar porque se está brindando un servicio (público)”:

Beatriz Herrera Sánchez, enfermera en el Hospital General de Querétaro.

Tal es el caso de Sara Hernández Jiménez, quien ahora está trabajando en el Centro de Salud de La Solana en Santa Rosa Jáuregui, cuando hace apenas unas semanas laboraba en el Hospital General de Querétaro, ubicado en la capital.

Quien tiene 5 años de antigüedad en la Secretaría de Salud dijo que a una de sus compañeras la reubicaron hasta Jalpan, pero como no pudo trasladarse hasta aquel municipio decidió renunciar.

Las enfermeras sospechan que de esta forma están tratando de dividirlas y ocultarlas para debilitar su movimiento.

“Por eso empezaron a descansarnos, a movernos de turnos”, denunció Viridiana Nieto Mejía quien lleva poco más de un año laborando en Seseq.

Ante esta situación, el 26 de enero pasado varias de ellas decidieron reclamar mejores condiciones laborales y exigir que les respetaran sus derechos a través de la demanda con número de expediente 035/2015 en contra de Seseq.

Sin embargo, la respuesta de la Secretaría de Salud, a cargo de Mario César García Feregrino, fue prescindir de los servicios de 10 de ellas al no renovarles sus contratos.

“Me dejaron sin trabajo, tengo familia”; “No más despidos injustificados”; “Soy madre soltera y me dejaron sin trabajo”; “Señor Feregrino, secretario de Salud, alguien se está “robando” lo que nos corresponde: pago de vacaciones, prima dominical, pago justo de aguinaldo”, fueron algunas de las consignas que las enfermeras mostraron en una protesta frente a la sede del Poder Ejecutivo el pasado 13 de marzo.

Las enfermeras inconformes sostienen que están preparadas pues terminaron una licenciatura, además de que cumplen con su trabajo a pesar de las complicaciones que enfrentan por la escasez de material de curación y medicamentos en el Hospital General y en otras clínicas y centros de salud donde laboran.

“Les exigimos y pedimos al gobernador Pepe Calzada, al secretario de Salud, el doctor Feregrino, un trabajo digo; que nos reinstalen nuevamente a nuestra áreas de trabajo”, reclamó una de las manifestantes.

Ellas consideran que es una injusticia pues sólo pidieron lo que por derecho les corresponde.

Y es que a partir de los 6 meses pueden ser candidatas a obtener la plaza de trabajo, pero varias de estas enfermeras tienen hasta 5 años trabajando y aún las contratan por temporada, lamentaron.

“Tengo derecho a una plaza”, exclamó María Guadalupe Gutiérrez quien sostiene que esta situación también perjudica a los usuarios del sistema de salud en Querétaro.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner