Banner Jurídico.
Banner Sorriso

La kakistocracia mexicana y el Palacio de Buckingham

378 | 17 marzo 2015 | Global-Local: Mirador Internacional | 209 vistas | comentarios

Marisol Reyes Soto*

La kakistocracia mexicana.

Manifestación contra la visita de Enrique Peña Nieto en Londres. Foto: Marisol Reyes Soto.

En una monarquía constitucional como la del Reino Unido la reina Isabel II de Inglaterra es una figura política importante ya que funge como jefa de Estado y es la representante de su país ante el mundo.

Generalmente, la reina acepta sólo dos visitas oficiales en el Palacio de Buckingham cada año, y en el caso de nuestro país, cuatro presidentes han sido hospedados en su casa: Luis Echeverría en 1973, Miguel de la Madrid en 1985, Felipe Calderón en el 2009, y de manera reciente Enrique Peña Nieto.

Esta última visita resultó particularmente singular porque los encargados de la Comunicación Social de la Presidencia diseñaron una cobertura mediática de telenovela. La visita del Presidente Peña y su familia al palacio de Buckingham se presentó con el formato de un cuento de princesas en donde se describieron con lujo de detalle los ritos protocolarios de la vieja monarquía, las carrozas doradas, las cenas fastuosas y los valiosos objetos ornamentales del palacio. Por su parte, las secciones de sociales de revistas y periódicos resaltaron las carísimas prendas de diseñador utilizada por la familia Peña, así como sus valiosas joyas.

Tanto oropel, sin embargo, no alcanza a ocultar a un régimen político mexicano que está lejos de representar la virtud, el equilibrio, la moderación y la estabilidad propios de un buen gobierno. Por el contrario, para muchos mexicanos lo que subyace es lo que el politólogo Michelangelo Bovero denominó como una “kakistocracia”, es decir, un sistema dominado por oligarquías sórdidas y funestas que encarnan el gobierno de los peores.

Irónicamente los medios de comunicación oficiales no cubrieron con el mismo esmero la razón fundamental de la visita del Presidente. En la ciudad de Aberdeen, Escocia, se firmó un memorándum de entendimiento con el gobierno británico por el cual se abrió una línea de crédito con un valor de hasta mil millones de dólares para financiar adquisiciones de bienes de capital y servicios a las empresas mexicanas que hagan negocios en ese país. Sin perder tiempo, los grandes titanes petroleros del Reino Unido manifestaron su interés en la exploración y producción de energéticos en nuestro territorio ya que les otorgarán rendimientos muy atractivos. El propio gobierno mexicano estima que para que el 2018 se atraerán aproximadamente 50 mil millones de dólares de inversión.

Nadie con sentido común está en contra del desarrollo del país, pero con la grosera exhibición de una casta de multimillonarios en el poder, es difícil creer que el beneficio económico de los recursos energéticos será distribuido de manera equitativa entre todos los mexicanos.

Afortunadamente la ciudadanía está despertando, y hasta en el lugar más remoto de éste planeta, existirá alguien que levantará su voz para denunciar aquello que los grandes medios de comunicación se niegan a cubrir.

*Académica especializada en temas internacionales.

Correo electrónico: mreyess@itesm.mx

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner