Banner Jurídico.
Banner Sorriso

Ordenamiento territorial, ¿cómo se come eso?

376 | 3 marzo 2015 | Medio Ambiente | 490 vistas | comentarios

Anaximandro Flores Valderrama*

Libertad de Palabra. Medio Ambiente.

Asentamientos irregulares de casas hechas con cartón, palos y piedras en las laderas del Anillo Vial Fray Junípero Serra. Foto: Anaximandro Flores Valderrama.

De acuerdo con la Legislación Ambiental Mexicana (Ley General del Equilibrio Ecológico y la Proteccion al Ambiente) el ordenamiento ecológico del territorio es un instrumento de Política y Gestión Ambiental cuyos objetivos son que a partir de estudios del espacio geográfico, considerando sus características, se permita la planificación y administración del uso del suelo en forma sustentable, es decir, a partir de los tres ejes de la sustentabilidad, a saber, el económico, el social y el ambiental.

De esta manera se logra la armonía y equilibrio en los tres ámbitos, claro, es sólo cuestión teórica y jurídica, porque la realidad dista mucho de lo que se escribe, se decreta y se legisla.

Me permito citar lo establecido en el Plan Querétaro 2010/2015 del Poder Ejecutivo de Querétaro, dicho de otro modo en el plan sexenal actual, que por cierto va de salida.

Eje 4: Ordenamiento Territorial e infraestructura para el Desarrollo, página 106: “considera a la Planeación urbana y al orden Territorial como los fundamentos para el establecimiento de programas que incidan en el desarrollo urbano y mejore la movilidad integral, el equipamiento, la infraestructura hidráulica y de comunicaciones, así como de vivienda, con el fin de garantizar el desarrollo integral sustentable”.

Sin duda muy buenas intenciones y mejor retórica, aquí la realidad:

Basta transitar por el Anillo Vial Fray Junípero Serra y en las proximidades de San José El Alto, de la Delegación Epigmenio González, en donde solamente un invidente no pudiera percatarse de la gran cantidad de asentamientos irregulares que se han establecido en dicha zona. Particularmente en las laderas ricas en piedra y tepetate, en no poco tiempo se han poblado (invadido) terrenos a todas luces irregulares, se observan en forma acelerada y creciente casas hechas en forma improvisada con cartón, palos, piedras y de lo que se encuentran a la mano. No hace mucho tiempo a aquello se le denominaba “cinturones de miseria”, que me recuerdan mis visitas a Tijuana en Baja California y Cd. Juárez en Chihuahua, las famosas “cartolandias”; en Brasil son las módicas y económicas favelas.

Aquí el asunto está en que a pesar de las linduras escritas en un Plan de Gobierno Sexenal, cuando se habla de Ordenamiento Territorial a qué carajos se refiere, a ese tan buscado equilibrio en la sustentabilidad. ¿Será que en esos palafitos y/o ciudades perdidas de esta megalópolis se encuentre ahí la mejor mano de obra que mantiene en alto al estado como la punta de la lanza nacional de la “potencia Aeroespacial” que tanto se presume?

La pregunta que me sacude es: ¿qué paso con el discurso del ordenamiento ecológico del territorio? Cuando la vista no engaña, ¿donde quedó el tema de la sustentabilidad?, y lo peor, a juicio mío, el que esto ocurra y, seguir ocurriendo, tiene que ver con una enorme cadena de complicidades, la cadena es larga pero macroscópica, antes de describirlo me preparé con un dramamine (pastillita que evita la náusea y atolondra).

Ya entrados en sus efectos y como una propiedad aritmética de la multiplicación, el orden de los factores no altera el producto, aquí va la cadena de colusión que ha permitido el envilecimiento de la observancia y aplicación de nuestras leyes en la materia. Ahí les voy:

Autoridad Municipal que propone cambios en el uso del suelo, Cabildo cómplice y a modo en autorizarlo y si no, hacen como que no ven; Código Urbano de relativamente reciente creación ¿dónde estás que no te veo?, ¿entonces para qué existe?; Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) eres o te haces; Secretaría de Desarrollo Sustentable (Sedesu); Dirección de Ecología Municipal, ¿dónde están que no las veo?; Delegación Epigmenio González, ¿de veras existes?; Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), saluditos; Procuraduría General de Justicia, ¿dónde andas, acaso existes?, se me hace que eres un fantasma más claro a modo como todo en este país, no hay nada que no sea así, eso sí que es la Ley, claro la suya. Y de los medios de comunicación, triviales, con su chayotito en la mano (en el bolsillo claro está), donde les tiren el anzuelo con carnada, listo como pirañas, no hay carnada no hay nota. Por cierto, año electoral, mucha carnada, mucha nota.

Tijuana, Cd. Juárez, y muchas, decenas de ciudades en nuestro país y de otros muchos, en sus cinturones de miseria son y han sido el indicador sine qua non de lo que se está engendrando, pero todos, nos hacemos de la vista gorda y, todos somos todos, asumamos entonces las consecuencias.

Vivir en la zona de confort o creer vivir en esa zona no es cosa ni tema menor.

J. Miró, S. Dalí y J. P. Sartre, seguro estoy que si vivieran cambiarían el concepto de surrealismo al vivir este país. No otro como este. Relojes doblados, tiempo doblado, sí, este es México.

*Docente/asesor externo.

Correo electrónico: anaximandrofv@yahoo.com.mx

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner