Banner Jurídico.
Banner Sorriso

San Miguelito / La balacera de 3 horas en la que fue herido Pepe

379 | 24 marzo 2015 | Inseguridad | Querétaro | 2.538 vistas | comentarios
  • La pelea entre pandillas en esta comunidad ha dejado varios heridos.
San Miguelito, Querétaro.

San Miguelito, Querétaro. Fotos: Libertad de Palabra.

San Miguelito, Qro.- La noche del pasado domingo 8 de marzo hubo una balacera que se prolongó por más de 3 horas en la localidad de San Miguelito.

Acostumbrados a escuchar detonaciones cada fin de semana, los habitantes se resguardaron dentro de sus viviendas.

Sin embargo, la disputa entre pandillas no cesaba.

La balacera de 3 horas donde fue herido Pepe

Una de las pintas de “Los Vatos Locos”.

En San Miguelito varios portones, puertas y fachadas de las casas están agujereadas por disparos de arma de fuego.

En la plazoleta principal de la localidad luce una mampara del Gobierno Municipal de Querétaro atravesada con varios golpes de bala (ver foto destacada).

A pesar de que la balacera del pasado domingo 8 de marzo fue una de las más intensas que sus habitantes tengan memoria, en la Policía de Querétaro dicen que no tienen el reporte de lo que ocurrió ese día.

Inclusive el secretario de Seguridad Pública del Gobierno Municipal, Héctor Benítez López, repite que San Miguelito actualmente es la comunidad “más tranquila”.

A San Miguelito lo divide un riachuelo conocido como “El Chivito”. De un lado está el territorio de “Los Pollas” o “Los Vatos Locos”; del otro lado abundan pandillas como las de “Los Charros”, “Los 30 Locos”, “Los Baquetones”, “Los Aztequitas”, los del “Barrio Azteca” y “Los Pugas”.

A José Margarito Puga Rodríguez, apodado como “Chocha” y ayudante del subdelegado Ismael Porras Becerra, le atribuyen liderar las pandillas del lado de la Casa Ejidal y el campo de fútbol.

Pinta. La balacera de 3 horas donde fue herido Pepe

Otra de las pintas, esta es de los de “Barrio Azteca”, cerca de donde vive el subdelegado de San Miguelito.

Familiares de integrantes de los “Vatos Locos”, lo acusan de vender armas, combustible, balacear sus viviendas y disparar contra sus hijos, con la tolerancia del subdelegado municipal.

Sobre la pandilla “Vatos Locos”, esta misma gente opinó que algunos son sus familiares, pero se excusaron en que son gente tranquila, hombres mayores que se casaron y ya no causan destrozos.

Los problemáticos son, insistieron, los del otro lado.

Del lado de la Casa Ejidal, los habitantes dicen que la pandilla agresiva son los “Vatos Locos”.

Los acusan de unirse con pandilleros de “El Pedregal” y de “Valle Dorado” –colonias también de Santa Rosa Jáuregui–, balacear sus fachadas y disparar sin fijarse siquiera a quién le pegan.

En este lado responden que las pandillas donde participan algunos de sus familiares son sólo niños.

La señora Margarita Catalina Becerra Olvera, quien ha vivido sus 51 años de edad en San Miguelito, recuerda que su pueblo era tranquilo.

Doña Cata, mamá de Pepe

Doña Margarita Catalina Becerra Olvera ha gastado más de 2 mil pesos para la curación de su hijo Pepe.

No sabe explicar cómo es que se volvió un lugar inseguro.

La violencia en San Miguelito la alcanzó a ella y a su hijo.

“Pepe” es un joven de 16 años de edad, delgado, que se mueve con pasos lentos y suaves. Camina como si en cada paso algo dentro de su cuerpo fuera a quebrarse.

La bala que recibió el pasado 8 de marzo, como parte de aquella balacera que se prolongó horas, le atravesó su abdomen.

“Pepe” es un joven que asegura que no está involucrado con ninguna de las pandillas de San Miguelito.

Alrededor de las 10 de la noche salió de su casa a comprar algo que le sirviera de almuerzo para su trabajo al siguiente día, 9 de marzo.

Como vio que la tienda a la que acostumbraba ir estaba cerraba, en compañía de varios de sus amigos, se dirigió hacia una más lejana.

En el camino los jóvenes se toparon con integrantes de “Los Vatos Locos”.

La mamá de Pepe, como otras vecinas y vecinos, consideran que una solución para los problemas de inseguridad y de violencia en su comunidad es que las autoridades recojan las armas a todos los pandilleros y los lleven a prisión.

“Pepe” los identificó cuando vio que les dispararon. A él le dieron un balazo en el estómago.

Uno de los pandilleros disparó su arma contra el delgado cuerpo del muchacho que tuvo que ser trasladado de emergencia al hospital.

Este no ha sido el único episodio en el que “Pepe” ha sufrido la agresión de los pandilleros.

Su madre cuenta que el joven ya no quiso ir a la secundaria porque para llegar hasta allá tenía que cruzar al otro lado del pueblo, donde se reúne la pandilla “Vatos Locos”.

El temor no era sólo porque lo despojaran de sus cosas o le robaran sino que le hicieran algo peor.

Su madre convino con su hijo que podría estudiar en el sistema para adultos. Mientras, “Pepe” comenzó a trabajar.

Ahora que le pasó esto a su hijo, la señora Catalina exige justicia.

“No es justo que uno sufra lo que sufre sin deberla”, dice con pesadumbre la señora de cabello cano, quien conoce de la rivalidad entre las pandillas.

La señora Catalina agregó que el subdelegado Ismael Porras Becerra trató de persuadir a su esposo para que no levantara la denuncia por el hecho en el que su hijo resultó seriamente herido.

“Me dijo a mí que le dijera a mi esposo que no se presentara, que al cabo eso no tenía qué ver, que no fuera, que no se presentara, que al cabo eso no lo perjudicaba”.

En la familia de “Pepe” optaron por presentar la denuncia. El joven identificó a los que le dispararon.

La señora Catalina, como otras vecinas y vecinos de San Miguelito, no aprueban el trabajo que ha desarrollado el subdelegado Ismael Porras.

“Ese oye los balazos y yo creo se mete hasta abajo de la cama para no salir, pues no sale (…) ¿Cuántos muertos hubo?, hasta el otro día pregunta”, señaló.

La mamá de “Pepe” consideró que el subdelegado elude su responsabilidad y en lugar de ayudar a solucionar el problema de inseguridad, lo empeora.

Ella, como vecinos de ambos lados de San Miguelito, coincidieron en que desean recobrar la tranquilidad que caracterizaba a este pueblo hace unos años.

*Información relacionada:

San Miguelito / El hombre que se salvó de ser linchado en Querétaro

San Miguelito / Félix, el punto de quiebre

San Miguelito / Omisiones e incoherencias en el informe de la Procuraduría

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner