Banner Jurídico.
Banner Sorriso

La empresa “Quiero Taxi” y el conflicto de interés en Querétaro

393 | 7 julio 2015 | Destacado | Querétaro | 681 vistas | comentarios
  • El secretario de Gobierno, Jorge López Portillo Tostado, negó que su hijo tuviera algo que ver en la empresa “Quiero Taxi”, que le compite a UBER.
  • Los servidores públicos de Querétaro poco hicieron para mejorar el transporte público, en lugar de eso ahora se conoce su negocio con taxistas.

Iván Aldama Garnica

Quiero taxi

Los documentos en la versión impresa de Libertad de Palabra.

Querétaro, Qro.- El secretario de Gobierno de Querétaro, Jorge López Portillo Tostado, le complicó la llegada a la empresa UBER, la cual ofrece servicio de transporte a través de una aplicación de Internet, mientras que, al mismo tiempo, su hijo, Ricardo López Portillo Alcántara, impulsa un servicio similar.

El pasado 19 de junio Ricardo López Portillo Alcántara –quien actualmente se desempeña como secretario particular del oficial mayor del poder ejecutivo de Querétaro– y Emilio Fernández Vera –cuyo nombre aparece en la nómina de la LVII Legislatura– presentaron la aplicación de teléfono celular para el servicio de taxi a domicilio “Quiero Taxi” en San Luis Potosí.

“Ricardo López Portillo Alcántara, se presentó en San Luis Potosí como Director Ejecutivo de ‘Quiero Taxi’, entregó tarjetas de presentación y fue fotografiado con lonas de su producto, además fue quien hizo la presentación de esta aplicación, con la cual ya cuentan más de 150 taxistas en la zona conurbada potosina”, reportó el Pulso Diario de San Luis.

Tres días después de la presentación en San Luis Potosí, el diputado del PRI y presidente de la Comisión de Movilidad Sustentable en la LVII Legislatura, Ricardo Carreño Frausto, puso en marcha la misma aplicación “Quiero Taxi” en Cancún, Quintana Roo.

De acuerdo con la página web de “Quiero Taxi”, esta empresa tiene previsto ofrecer sus servicios en todo el país, incluido Querétaro.

A mediados de junio, la empresa UBER anunció su llegada a Querétaro, pero mientras Ricardo López Portillo Alcántara y el diputado Carreño impulsaban “Quiero Taxi” en otros estados, el secretario de Gobierno y padre de uno de ellos, le cerró el paso a su competencia en Querétaro.

Jorge López Portillo Tostado

Jorge López Portillo Tostado. Foto: Agencia Siete Foto.

Y es que personal del Instituto Queretano del Transporte (IQT) –organismo sectorizado a la Secretaría de Gobierno que encabeza Jorge López Portillo Tostado– interceptó y remitió al corralón a 10 vehículos que prestaban el servicio de UBER.

Ante el evidente conflicto de interés, por los negocios de su hijo, el secretario de Gobierno de Querétaro negó que Ricardo, su vástago, tuviera relación con “Quiero Taxi”.

“Él no está incorporado en esa empresa ni participa de esa empresa”, dijo en entrevista con medios de comunicación queretanos.

En tanto, Ricardo Carreño Frausto, diputado del PRI y presidente de la Comisión de Movilidad Sustentable en la LVII Legislatura, declaró que la aplicación es de su propiedad y que fue desarrollada hace más de un año.

“Mi aplicación lleva un año justamente, inclusive un poquito más de un año de que se iniciaron todas las pláticas para la creación de dicha aplicación”, dijo a Libertad de Palabra.

CONTRADICCIONES

Quiero Taxi

Prevén que la aplicación opere en todo el país. Imagen: www.quiero-taxi.com

Pese a la versión de su padre y de su amigo, documentos oficiales advierten que Ricardo López Portillo Alcántara registró la marca “Quiero Taxi” ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI).

Su nombre, firma y datos de su domicilio aparecen en un formato de solicitud de registro o publicación de signos distintivos del IMPI en la que obra sello de la Secretaría de Economía con fecha del 11 de mayo del 2015.

En el inciso 8 “Fecha de primer uso” de la solicitud de registro de la marca “Quiero

Taxi” a la cual le fue asignado el expediente 1611349 y el folio 0102408, se lee 1 de diciembre de 2014.

En dicho documento Ricardo López Portillo Alcántara no sólo fijó su nombre y su firma, sino que también escribió su dirección particular como la ubicación del establecimiento de la marca.

Inclusive el número de teléfono que el hijo del secretario de Gobierno escribió en la solicitud, es el mismo que aparece en la tarjeta con la que se ostenta como director ejecutivo de “Quiero Taxi”.

SON SOCIOS

De acuerdo con la versión del diputado, Ricardo Carreño Frausto, la razón social de la empresa propietaria de “Quiero  Taxi” es Taxi Digital, de la que no fueron localizados datos en el Registro Público de la Propiedad y del Comercio.

Sin embargo, lo que sí hay es la constitución de una empresa denominada ACL, S.A. de C.V., de fecha 14 de julio de 2008, cuyos socios son Rafael Aguilar Chong, Ricardo Carreño Frausto y Ricardo López Portillo Alcántara.

De acuerdo con la escritura número 12880 del 14 de julio del 2008 en la que consta la constitución de la empresa ACL, S.A. de C.V., el Consejo de Administración fue integrado por Rafael Aguilar Chong como presidente; Ricardo López Portillo Alcántara como secretario; y Ricardo Carreño Frausto como tesorero, los tres con igual número de acciones. Entre los puntos que conforman el objeto social de esta empresa está la comercialización, compraventa, importación, exportación, industrialización, distribución, elaboración, representación, concesión, comisión, arrendamiento, comodato de toda clase de artículos, productos, servicios y sistemas que se relacionen o puedan relacionarse con materiales impresos, grabados o videograbados, diseño, publicidad, marketing, planes de venta, así como el comercio en general y las actividades arriba descritas con toda clase de equipos, servicio y productos relacionados con la industria de las telecomunicaciones.

“SANA COMPETENCIA”

Ricardo Carreño.

Ricardo Carreño Frausto, diputado en la LVII Legislatura. Foto: Libertad de Palabra.

A mediados de junio la empresa UBER ofreció sus servicios en Querétaro.

Como ha ocurrido en otras entidades del país, el hecho generó controversia.

Además de los vehículos remitidos al corralón, el Gobierno de Querétaro le impuso una multa de 64 mil pesos por cada automóvil resguardado.

El propio secretario de Gobierno argumentó que las unidades incumplían con la Ley de Movilidad para el Estado de Querétaro al brindar un servicio de transporte, cobrarlo y no tener concesión de Gobierno.

El diputado del PRI, Ricardo Carreño Frausto, quien se asume como dueño de la aplicación “Quiero Taxi”, respaldó estas acciones contra los operadores de UBER.

Sin embargo, el también presidente de la Comisión de Movilidad Sustentable de la Legislatura Local –amigo de Ricardo López  Portillo– ha defendido que su aplicación no compite directamente contra UBER, sino que funciona con taxistas que están regulados y concesionados (los cuales controla, supervisa y sobre quienes tiene injerencia la Secretaría de Gobierno, que encabeza Jorge López Portillo Tostado, padre de quien solicitó el registro de la marca ante el IMPI).

Es como una “base de taxis virtual”, alega el diputado priista.

“No tiene nada qué ver con la entrada de UBER, UBER es totalmente otro mercado y aparte es otra situación: son coches particulares dando el servicio de transporte público y es totalmente diferente”, expuso en entrevista con Libertad de Palabra.

Si bien, no se refirió a la aplicación “Quiero Taxi”, el gobernador de Querétaro, José Eduardo Calzada Rovirosa, manifestó su apoyo a este tipo de aplicaciones en teléfonos móviles para ayudar a los taxistas a competir contra UBER.

En su caso aludió a la aplicación “Queretaxi”, que impulsa la Federación de Taxistas “La Corregidora”.

“No sé cuánto cueste esta aplicación, no creo que cueste mucho, pero yo estoy dispuesto a ayudarles, yo les había dicho desde hace tiempo (…) encantados de la vida los ayudamos con su modernización”.

Justamente la batalla de los taxistas contra UBER fue lo que motivó al señor José Luis Garibay Espinosa de los Monteros, representante de la Federación de Verdaderos Taxistas (Fevet) en San Luis Potosí, a aceptar la propuesta de “Quiero Taxi”.

El señor Garibay Espinosa confirmó que conoció al diputado Ricardo Carreño, pero a diferencia de lo que el legislador ha mencionado, dijo que el servicio aún no está disponible porque le falta reunir a 100 compañeros más para que descarguen la aplicación.

El representante de la Fevet de San Luis Potosí dijo que aún no han firmado un contrato con los empresarios de “Quiero Taxi” por lo que no saben todavía cuánto van a cobrar, qué porcentaje de ganancias irán para la empresa y los taxistas y cuánto les costará la aplicación.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner