Banner Jurídico.
Banner Sorriso

El paraíso inminente

397 | 4 agosto 2015 | En Pocas Palabras | 188 vistas | comentarios

Nahum G. Hernández Bolaños

El poder adquisitivo de la mayoría es limitado.

Muchos, con muy poco. Imagen: www.taringa.net

Cerca de la mitad de la población en México vive en condiciones de pobreza, nos explica el informe del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval). También señala que la misma ha crecido, nada nuevo, nos lo viene diciendo los últimos años, el discurso político anterior y posterior a la presentación de dicho documento tampoco ha cambiado, las mismas palabras, al final de apoco se vacía de sentido el drama de la pobreza y con ello se le termina trivializando como aquello que sucede, pero que no se siente aunque se le vea.

La respuesta sobre el poco éxito de los programas de combate a la pobreza es sencilla, la asistencia social jamás podrá tener éxito frente a un problema estructural, es decir, ante un modelo económico cuya principal característica es justamente generar pobres.

Lo que la medición del Coneval exhibe es justamente el fracaso estructural de la política económica adoptada desde 1982, es decir, dicho informe se vuelve la crónica de los efectos de un neoliberalismo voraz que encuentra en la corrupción y en la debilidad general del Estado su mayor aliado, pues no hay límite ni obstáculo que no pueda sortear el interés y la ambición de los capitales.

El Estado no solamente no quiere, tampoco puede ejercer un control sobre la equitativa distribución de la riqueza, por el contrario se torna un facilitador servil. En todo caso, ejerce facultades para imponer políticas fiscales que se cargan a la clase trabajadora y media, para los grandes capitales, todo tipo de concesiones fiscales con tal de hacer “atractivo” al país para las “inversiones”. Para muestra baste citar las recientes licitaciones petroleras.

En el pasado Salinas quebró y prácticamente regaló cuanta empresa se le puso por delante, hoy la reforma energética pone a licitación las mejores reservas petroleras, mismas que Pemex ya exploró e invirtió en ellas, las entrega en bandeja de plata, pese a que ya gastó en ellas. Con estas acciones no sólo se restringe a Pemex dejando lo mejor a la inversión privada, sino que además sigue sometido a un régimen fiscal depredador, lo cual resulta ilógico si ya no cuenta con el monopolio en la exploración, explotación y distribución de hidrocarburos.

Pagar altos impuestos limita sus acciones en casi todos los ámbitos, así, si el cacareado propósito de la reforma energética era consolidar a Pemex como una petrolera competitiva, nos preguntamos por qué se le mantiene en una condición de desventaja fiscal y de explotación respecto de su competencia. Parecería que la intención es quebrarla. De manera que el paraíso inminente que se prometió con la reforma no es más que una absurda mentira sin sustento, es decir, bajar la gasolina, la luz y el gas, es una falsedad porque simplemente contradice la lógica neoliberal y a la tendencia económica mundial.

Los programas sociales continuarán como escuetos paliativos, al fin y al cabo la producción de pobres es funcional al sistema, pues ante la necesidad de un ingreso la explotación y el sometimiento a bajos salarios, prestaciones mínimas, recontrataciones eventuales, son habituales, la ley de la oferta y la demanda se impone fatalmente. La pobreza también arroja clientela política, pues esta desventaja implica manejo y compra de votos.

De igual cuenta, las masas preponderantemente ignorantes se encuentran ávidas de horas frente a la televisión en donde se les ofrece cualquier basura y se les convence de que efectivamente podremos vivir en el paraíso prometido, también ahí y sólo ahí, las “reformas” sí funcionan y están dando resultado. El paraíso inminente se torna verdad en la ficción televisiva, y entonces todo se vuelve pobre al mismo tiempo, en todos los vergonzosos sentidos y aristas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner