Banner Jurídico.
Banner Sorriso

Firman 28 mil para oponerse a la jubilación de diputado

398 | 11 agosto 2015 | Querétaro | 76 vistas | comentarios
  • La organización “No a la Jubilación de diputados” y también ex aspirantes a candidaturas independientes promueven dos amparos para detener los que consideran un abuso.
Firman 28 mil para oponerse a la jubilación de diputado

En la reunión de firmas. Foto: Agencia Siete Foto.

Iván Aldama Garnica

Querétaro, Qro.- La firma de unas 28 mil 700 ciudadanas y ciudadanos de Querétaro acompañan al amparo contra la jubilación del diputado local, Marco Antonio León Hernández.

Las firmas fueron recabadas durante dos semanas en jardines, plazas públicas, mercados y delegaciones del municipio de Querétaro por la agrupación “No a la jubilación de diputados”.

Por otro lado, tres ex aspirantes a candidatos independientes en el pasado proceso electoral (Alicia Colchado Ariza, Alberto Marroquín y Juan Manuel Farca) también apelaron a la justicia federal para detener lo que consideran un abuso. Al amparo que impulsan estos tres personajes se sumaron 30 ciudadanos más.

El pasado 6 de agosto de 2015 los integrantes de la agrupación “No a la jubilación de diputados” acudieron ante el Juzgado de Distrito del Poder Judicial de la Federación para presentar el amparo que revoque el decreto de jubilación, el cual fue publicado en el periódico oficial La Sombra de Arteaga el 23 de julio del 2015 (6 días después de haber sido aprobado por el Pleno de la Legislatura).

El decreto –el cual entrará en vigor hasta el 16 de septiembre del 2015– señala que la jubilación del también presidente de la Mesa Directiva de la LVII Legislatura debe tomar en cuenta el último salario que percibió, es decir 47 mil pesos mensuales, más los incrementos contractuales y legales que le correspondan.

Los integrantes de “No a la jubilación de diputados” argumentan que la Ley de los Trabajadores del Estado de Querétaro –con la cual funda su petición el diputado local– es inconstitucional porque tiene vicios en su publicación.

“La ley no está refrendada por el secretario del Trabajo, ese es un requisito para que una ley sea válida, que vaya con la firma del gobernador, la firma del secretario de Gobierno y con la firma del secretario del ramo, en este caso el secretario del Trabajo, por lo tanto es una Ley inválida”, explicó José Luis Aguilera Ortiz, uno de los promoventes del amparo.

En efecto, la Ley de los Trabajadores del Estado de Querétaro –publicada el 20 de marzo de 2009– sólo contiene la firma y rúbrica de los entonces gobernador Francisco Garrido Patrón y secretario de Gobierno, Alfredo Botello Montes.

De esta manera, el decreto publicado es inconstitucional e ilegal, agregó Aguilera.

En tanto, en el otro amparo que impulsan los ex aspirantes a candidaturas independientes –quienes se involucraron en el asunto por querer ejercer una actividad política ética y comprometida– argumentan que la Ley Federal del Trabajo no contempla la jubilación o pensión para quienes hayan ostentado un cargo de elección popular como el del legislador.

“Nosotros analizamos desde lo que establece la Ley, tanto del Issste, como del IMMS, y también la Ley Federal del Trabajo, y nada justifica el que este señor tranquilamente goce de una jubilación de 47 mil pesos mensual, no hay nada que lo justifique”, dijo Alicia Colchado Ariza.

El amparo de la agrupación “No a la jubilación de diputados”, que firmaron 28 mil 700 ciudadanos, también combate el laudo que emitió el presidente del Tribunal de Conciliación y Arbitraje de Querétaro, Salvador Rojas Paredes, a favor de Marco Antonio León Hernández en el que toman en cuenta como antigüedad laboral las 4 veces que ha sido legislador, así como cuando fue regidor, siendo que los representantes populares (diputados, senadores o regidores) no pueden ser considerados como trabajadores, alegan los demandantes.

EL LAUDO

Desde el 8 de junio Marco Antonio León Hernández –quien ha sido 4 veces diputado– solicitó al director de Servicios Administrativos de la LVII Legislatura, José Alejandro Agustín Luna Lugo, su jubilación, según se lee en la publicación del decreto de La Sombra de Arteaga del 23 de julio.

4 días después de recibir la solicitud en el oficio LVII/DSA/490/2015, el director de Servicios Administrativos hace referencia a un laudo a favor de León Hernández que expidió el magistrado presidente del Tribunal de Conciliación y Arbitraje, Salvador Rojas Paredes.

Dicha resolución del Tribunal de Conciliación y Arbitraje, con fecha del 12 de marzo de 2015 dentro del expediente 704/2014/1, le reconoce 32 años, 5 meses y 11 días de servicio en distintas dependencias del Gobierno del Estado y municipios, por lo que le obliga al Poder Legislativo de otorgarle la cantidad de 47 mil pesos por concepto de jubilación.

“Que atendiendo al laudo en cita, es de otorgarse al C. MARCO ANTONIO LEÓN HERNÁNDEZ la jubilación que solicita el Poder Legislativo del Estado de Querétaro, por la cantidad correspondiente al 100% (Cien por ciento) del último salario percibido, más las prestaciones que de hecho y por derecho le correspondan, con cargo al Presupuesto de Egresos del Poder Legislativo del Estado de Querétaro”, señala el considerando 8 del decreto.

Así, el pasado 17 de julio, el pleno de la LVII Legislatura aprobó, sin mostrar resistencia alguna, la jubilación del “legislador decano”, como fue llamado en varias ocasiones por sus compañeros del parlamento.

En este sentido, José Luis Aguilera Ortiz expuso que le están solicitando a la justicia federal que ponga un alto al Tribunal de Conciliación y Arbitraje, además de precisar que un diputado no es trabajador, sino que es patrón.

“También aquí existe una cuestión de ilegalidad por parte del Tribunal de Conciliación y Arbitraje local por el hecho de que está validando, está emitiendo un laudo en donde reconoce las 4 veces que Marco Antonio León Hernández ha sido diputado, y la vez que fue regidor, como antigüedad laboral cuando estos cargos que ejerció son de elección popular”.

Alicia Colchado observa que una vez que en la Ley Federal del Trabajo –ordenamiento con el que la LVII Legislatura justifica el decreto de jubilación– no contempla el cargo de diputado o legislador como empleado o trabajador, tampoco puede generar antigüedad.

“Él no es un empleado, por supuesto que no, no es un empleado con un patrón específico, y por lo tanto esto es un abuso, tanto de él como de los diputados que autorizaron esta jubilación”.

Tanto Alicia Colchado como José Luis Aguilera Ortiz consideraron que la jubilación del presidente de la Mesa Directiva de la LVII Legislatura, Marco Antonio León, es una fechoría y un abuso que debe indignar, pues existen miles de personas que apenas si logran obtener jubilaciones de 3 mil pesos.

Aguilera Ortiz, quien puntualizó que el derecho que están demandando no es una cuestión de fe, sino que se sostiene de argumentos y pruebas, dijo que la justicia federal tendrá que conceder la razón a los más de 28 mil queretanos y queretanas que manifestaron su rechazo contra este atraco a la hacienda pública.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner