Banner Jurídico.
Banner Sorriso

Canal 22: la rebelión de los pirrurris (II)

402 | 8 septiembre 2015 | Una Temporada en el Infierno | 225 vistas | comentarios

Ramón Martínez de Velasco

Canal 22: la rebelión de los pirrurris (II)

Juan Jacinto Silva. Foto: www.eluniversal.com.mx

“Pertenezco al selecto grupo de idiotas que estamos convencidos de tener algo importante que decir”: Alma Delia Murillo.

El 20 de agosto del año 2013 publiqué –sin querer queriendo– la primera parte de esta entrega.

Dos años después, 20 empleados de la Dirección de Noticias de Canal 22 han sido despedidos por el director del dizque “único y afortunado canal cultural de la televisión mexicana”, Raúl Cremoux, a quien acusan de censura y mala administración.

La purga sigue su curso en el marco de la creación de la Secretaría de Cultura anunciada por Peña Nieto, una iniciativa de 10 (para no variar) que tiene como eje “la convicción del gobierno de que todos los mexicanos tengan acceso a la cultura”.

En este contexto, los 20 ex empleados de la paraestatal exigen –¡por dios!– que “el secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño, revise y atienda la situación que actualmente vive el Canal 22”, a lo que el nuevo titular de la SEP ha respondido –¡obvio!– que no conoce a detalle la crisis por la que atraviesa el autodenominado “personal crítico” del 22 (encabezado por el director de Noticias, Juan Jacinto Silva, quien durante 15 años ha vivido del presupuesto federal dirigiendo un noticiario que casi nadie ve, en un canal que no tiene ningún vínculo con la comunidad).

Más severo, el próximo secretario de Cultura, Rafael Tovar y de Teresa, ha sellado con su silencio la suerte de los modernos Prometeos (amigos de los mortales, protectores de la civilización humana y enemigos de la ignorancia popular), pues – ¡obvio!– la reforma cultural significa reacomodos laborales donde no caben ‘intelectuales fallidos’ ni divas ni quejosos que se sumen a su causa.

A Juan Jacinto Silva le va a llover.

La primera ‘filtración’ de un “trabajador de Canal 22” va dirigida a tirarlo del pedestal:

“Siempre hay dos caras de la moneda. Juan Jacinto puede ser buena persona sólo cuando te considera parte de su círculo. Aquí, en la cotidianidad de la vida laboral, es muy diferente la percepción que tenemos de él. Su mayor defecto fue involucrar su problema de bebida con el trabajo. Si hubiera sido consciente y acatado el Código de Ética de Canal 22, nunca se hubiera presentado en estado de ebriedad, sobre todo durante la transmisión del noticiario (…) Siempre había dos posibilidades: que nos dejara trabajar porque se quedaba dormido, o que insultara al personal, mentara madres o despidiera a su gente en arranques de ira (…) No pinten de santo o mártir del periodismo cultural a una persona ambigua, en conflicto constante con él mismo”.

Así es el ambientito entre quienes corren tras el éxito.

Por eso me zafé de Juan Jacinto.

Por eso me zafé de la Red para la Divulgación de la Ciencia en Querétaro, de la que ya les platicaré.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner