Banner Jurídico.
Banner Sorriso

El preso político que ofendió a los abogados de Querétaro

401 | 1 septiembre 2015 | Querétaro | 762 vistas | comentarios
  • El ex dirigente de El Barzón rapaba a abogados y actuarios, en defensa de los deudores que dejó la crisis de los 90 en Querétaro.

Redacción

Rubén Díaz Orozco.

Rubén Díaz Orozco, ex dirigente de El Barzón en Querétaro. Fotos: Especial.

Querétaro, Qro.- No es asesino, violador, narcotraficante o algo que se le parezca. El ex dirigente de El Barzón en Querétaro, Rubén Díaz Orozco, defendía a deudores que perdieron casi todo, tras la crisis de los años noventa.

Su método no gustaba a algunos. Su presión a actuarios y abogados, a quienes llegó a rapar y ponerles plumas, en el fondo, es lo que lo llevó y mantiene en la cárcel, donde permanece desde hace 17 años.

El siguiente es un texto que Sergio Jerónimo Sánchez Sáenz –reconocido como preso político por el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) en 1998– entregó al semanario local Libertad de Palabra para su reproducción.

“Han pasado por la cárcel secuestradores y asesinos, violadores y traficantes de todo, llegan y salen pero yo sigo aquí… pues ¿qué chingaos les debo?”:

Rubén Díaz Orozco, ex dirigente de El Barzón en Querétaro.

Precisamente, al interior del penal es donde Sánchez Sáenz habló con Rubén Díaz, sobre sus faltas, el engaño del entonces gobernador Ignacio Loyola para hundirlo en la cárcel y la pérdida de su familia.

Como en años anteriores, varios dirigentes sociales demandan el perdón a el ex dirigente del Barzón, en la ceremonia de indulto que realizará el gobierno de Querétaor el próximo 16 de septiembre.

Sergio Jerónimo Sánchez Sáenz (SJSS): ¿Cómo fue tu detención?

Rubén Díaz Orozco (RDO): Alrededor de 200 policías en un desalojo en la Calzada Zaragoza, frente a la panadería El Molino “ahí esta ese hijo de su puta madre, apañenlo”, gritó un policía judicial.

En el trébol se dio cuenta que ya tenían a varios de los dirigentes del Barzón, ni agua para ustedes decían los judas, aquí su posición y su vida va a ser otra.

De ahí al Cereso (Centro de Reinserción Social) con un fuerte dispositivo de seguridad.

Dos actuarios federales que habían ordenado tirar una casa de un anciano campesino en el Ejido Modelo, cuando yo llegué ya estaban pelados (rapados), mi delito fue mentarles la madre y preguntarles ¿Por qué tiraron su casa?”.

SJSS: ¿Cuáles son los procesos que enfrentaste ante los juzgados?

RDO: Las acusaciones eran al movimiento, no a mí, de los supuestos delitos cometidos fueron en acciones que no estuve.

Dos actuarios federales que habían ordenado tirar una casa de un anciano campesino en el Ejido Modelo, cuando yo llegué ya estaban pelados (rapados), mi delito fue mentarles la madre y preguntarles ¿Por qué tiraron su casa?.

De ese hecho los delitos fueron: Lesiones y desobediencia a la autoridad (delito federal). El delito común: resistencia a la autoridad, apología del delito, allanamiento de morada.   Actuarios y usureros ya tenían preparada la barbacoa para festejar el triunfo.

Un grupo de ciudadanos crearon la página de Facebook: “Libertad a Rubén Díaz Orozco“, a través de la cual han demandado su liberación, durante la ceremonia de indulto del gobierno de Querétaro.

De estos hechos la sentencia es de 4 años de cárcel pero curiosamente lo suman a otro de 4 años para darme una sentencia de 8 sin beneficio alguno, esta es la mayor sentencia que tengo de mis 25 procesos acumulados, ninguno fue delito grave, todos fueron delitos menores que alcanzaban fianza.

De los 25 procesos; 12 absueltos, 10 con fianza y sólo 3 procesos arraigados en el Juzgado 2 no alcanzaron fianza, dos sentencias de 4 años y una de 6 ¿Será éste un juez o un lamehuevos del Ejecutivo?

EL ENGAÑO

RDO: Pude irme en la apelación pero el gobernador Ignacio Loyola Vera, “El Firulais”, mandó llamar a mi familia para decir que no tenía nada en mi contra, que no apelara para poder estar en manos del Ejecutivo y darme mi libertad inmediata, mi familia me convenció de NO apelar y después negaron cualquier compromiso. Ya no pude defenderme jurídicamente.

En julio del 98 Guadalupe Murguía (entonces secretaria de Gobierno), visitó el Cereso, le pregunté que si me explicaba por qué estaba preso, me contestó: ‘fue indispensable traerlo para acá un poco de tiempo, no se desespere, ya es muy corto el tiempo’, supuse que en septiembre del 98 sería indultado.

“Pude irme en la apelación pero el gobernador Ignacio Loyola Vera, ‘El Firulais’, mandó llamar a mi familia para decir que no tenía nada en mi contra, que no apelara para poder estar en manos del Ejecutivo y darme mi libertad inmediata, mi familia me convenció de NO apelar y después negaron cualquier compromiso”.

No me quedé con la duda, le pregunté al director del Cereso por la lista de los indultos y la respuesta fue: ‘usted ya está en la lista don Rubén’.

¿Por qué me fueron acumulando ordenes de aprehensión, estando yo en reuniones, pláticas, negociaciones con el propio procurador y el secretario de Gobierno?, el propio Rubén se pregunta.

Entonces o son fabricadas o todos los panistas gobernantes en aquel entonces son mis cómplices, agregó.

El preso político que ofendió a los abogados de Querétaro

Ayudó a familias a conservar su patrimonio.

SJSS: ¿Cuáles fueron los compromisos del señor gobernador, Ignacio Loyola Vera, con el Barzón desde su campaña?

RDO: Crear una ley para que se acabara la usura en Querétaro.

Crear un mecanismo jurídico para recuperar casas que mañosamente se las habían quedado los usureros.

Instalar mesas de negociación para arreglar nuestros problemas financieros con los banqueros.

A cambio de todo lo anterior El Barzón acordó votar a favor de su candidatura.

El gobernador lejos de cumplir con sus promesas de campaña se dedicó a destruir al Barzón.

Las acciones civiles del Barzón fueron acciones de justicia pero para el procurador era pandillerismo, asociación delictuosa, privación ilegal de la libertad, resistencia a la autoridad, resistencia a particulares, apología del delito, secuestro, allanamiento de morada, robo, lesiones; de todos estos delitos sólo se mantuvieron en sentencia los delitos menores.

Ignacio Loyola Vera nos dijo, y se lo digo en su cara, en una asamblea de barzonistas que estaba dispuesto a ir con El Barzón a sus acciones.

En junio de 1998 mi abogado me dijo que el jefe de los Ministerios Públicos le comentó que ya podía salir jurídicamente hablando, pero que tenían órdenes de dejarme en el reclusorio, por lo que tenían que aleccionar a los testigos para fabricar los juicios.

AGOSTO DEL 98

El director del Cereso fue el medio por el cual se me informó que se había realizado una revisión de todos mis procesos de los cuales resultaba con claridad mi inocencia pero que tenía que mandarle una carta al Señor gobernador pidiéndole perdón… cosa que no hice porque no tengo de que pedirle perdón a nadie.

DE MI DEFENSA

El Lic. Romualdo Loyola fue mi primer defensor y al tercer día de estar preso me dijo que todo el Colegio de Abogados y la Barra se habían puesto de acuerdo para no darme ningún servicio por “instrucciones”.

SJSS: ¿Y cuál sería tu petición?

RDO: Viviendo en carne propia lo que es la impartición de justicia en Querétaro y decepcionado por todos los vicios y artimañas para hacer daño por consigna política, yo desearía que todos mis procesos se reabrieran y fuera yo juzgado no por serviles aplicadores del supuesto Estado de Derecho sino por un jurado compuesto por gente digna que sea realmente representante del pueblo para así salvaguardar mi honor, mi dignidad y mi integridad como ser humano.

SJSS: ¿Cómo vives la separación de tu familia?

RDO: En un primer momento pensé que era broma, tenía la idea de que quizá era necesario una detención para guardar la imagen del gobernador.

Al año comprobé que no era broma, moría lentamente de un extraño dolor que te duele todo pero no sabes dónde te duele, intentan quitarte el alma, la motivación, el aliento y no acabas de entender el motivo de la experiencia…

Se siente rabia y odio al poder y a la estupidez.

Te preguntas… ¿Qué hice?, ¿Cuál fue el error?

Soy pecador, no delincuente para estar aquí…

Por fin entendí que los asesinos de cuello blanco te matan a ti a la familia y a ellos los convierten en héroes y son “defensores del Estado de Derecho”.

LA ESPERANZA Y EL ENGAÑO

La esperanza se vive como una motivación para vivir en libertad, a planear el futuro a pensar y sentirse junto con la familia.

“Soy pecador, no delincuente para estar aquí… Por fin entendí que los asesinos de cuello blanco te matan a ti a la familia y a ellos los convierten en héroes y son defensores del Estado de Derecho”.

Luego viene la esperanza derrotada por el engaño, no queda otro camino que la resignación.

No vivir, no pensar, no sentir, no planear hasta que llega el tiempo que los abogados dicen: es hora de salir según la ley y si de nuevo la realidad destroza la esperanza de los abogados, la alternativa son los cambios políticos que puedan favorecer a los presos políticos.

SJSS: ¿Qué planes tienes si logras la libertad?

RDO: Es difícil saber, si la familia ya no existe.

La edad ya no te alcanza.

La fuerza ha desmayado.

No sé si tengo casa, patrimonio que fue el motivo de entrar al Barzón, espero tenerla aún… claro que guardo un hálito de fe de que si encuentro a una persona que tenga la misma necesidad o problema la invitaré a luchar juntos.

Lo que me mantiene con vida es la esperanza del movimiento social.

SJSS: ¿Cuál es el momento más crítico para Rubén en la cárcel?

RDO: Después de dos meses de que mi esposa se va a México enferma, vinieron a verme ella y mi hija, mi esposa gustosa me saludó con afecto y amor de esposa, estaba presente también mi padre; mi hija me separó para hablar conmigo.

Y me dijo: ‘papá mi mamá tiene cáncer en los pulmones y el hígado y le dan tres meses de vida’, sentí que me doblaba y no podía hablar, por fin pregunté ¿y lo sabe tu mamá? Me dijo mi hija: ‘no papá, no sabe nada’.

Cuando regresamos con mi esposa y mi padre, ya no sabía cómo mirarla para que no viera mi dolor, mi naturaleza de hijo me hizo acudir a mi padre presente aquel día y separándonos a cierta distancia le dije lo que tenía mi esposa, me abrazó mi padre, me dio la fuerza que sólo el pudo darme diciéndome: ‘estaré contigo hasta el fin’.

De día y de noche me agarré de la fe en Cristo Jesús y sólo así he podido soportar las grandes tragedias que han llegado a mí.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner