Banner Jurídico.
Banner Sorriso

¡Salvemos a El Cimatario!

406 | 6 octubre 2015 | Medio Ambiente | 740 vistas | comentarios

Anaximandro Flores Valderrama*

Barruntos de tormenta vs. las Áreas Naturales Protegidas

El Cerro de El Cimatario. Foto: http://aquiesqueretaro.com

En días pasados se llevó a cabo en el Parque Nacional El Cimatario una jornada comunitaria de limpieza en sus alrededores, convocada por la administración del Parque y Televisión Azteca. Esta última apoyó con materiales y equipo para la recolección de los residuos por parte de las personas que se dieron cita en el lugar, entre las que se encontraban familias, grupos de scouts, jóvenes y adultos, quienes con mucho entusiasmo y convicción participaron de la jornada. Sudorosos, asoleados y jadeantes, pero contentos por la tarea realizada y resueltos a regresar en la primera oportunidad, según escuché a varios de ellos.

Da mucho gusto y satisfacción participar de eventos de esta naturaleza, en donde queda de manifiesto que la sociedad responde a este tipo de convocatorias. En particular, observaba a grupos de niños con toda la determinación de su cándida infancia para participar en la jornada. Para ellos, quizá, se trataba de algo lúdico. Sin embargo, lo cierto es que es precisamente a esa temprana edad cuando inicia la educación, en particular la ambiental. Esta debe comenzar incluso desde los primeros pasos, el resultado a mediano plazo es la formación en valores, la ética, la moral y el aprecio por la naturaleza, el medio que los rodea. Eso también habla positivamente de los padres que alientan a los pequeños a la acción. Bien por ellos.

Seguro estoy que gran parte de los ahí presentes ignoran la amenaza que se cierne sobre este maravilloso parque. Sin embargo, su participación naturalmente abona a que una parte de nuestra sociedad se acerque, lo conozcan y colaboren. En tales circunstancias es un mensaje directo a la burocracia y a los mezquinos intereses que pretenden recategorizarlo, por parte de una gran parte de la sociedad local dispuesta a defenderlo, porque se defiende lo que es nuestro, no cabrían intenciones llenas de ruindad, mezquindad e intolerancia de unos cuantos, y aunque fueran muchos no debemos permitirlo.

Por otro lado y en la misma línea de acción, el pasado 23 de septiembre se organizó un evento en las calles del Centro Histórico denominado “Salvemos a El Cimatario”, actividad que se realizó en horas de la noche, donde participaron grupos diversos de personas, sobre todo jóvenes quienes con lámpara en mano y un pequeño cono de papel, a manera de farol, iluminaron, recorriendo varias calles.

Anuncio Limpiemos El Cimatario.

La iniciativa de Tv Azteca.

No faltaron aquellos viandantes que con curiosidad preguntaban de qué se trataba la actividad y en forma directa se les informaba el objetivo de dichas acciones, sin duda, eso se llama efecto multiplicador.

Al día siguiente y en la nocturnidad la actividad continuó, pero ya situados en la entrada principal del parque hubo acciones emotivas, voluntarias, bienintencionadas, iniciativa y creatividad caracterizó el esfuerzo de los promotores del evento. ¿La finalidad?, la misma, de manera pacífica, respetuosa, organizada, se mandó otro mensaje a los mismos sembradores del terror, aquellas aves de rapiña, aves de mal agüero (con perdón de las aves), que pretenden descomponer algo que no está descompuesto, ellos sí.

Dadas las circunstancias llenas de incertidumbre, ambigüedad, medias  verdades, o mentiras completas y los barruntos de tormenta que asolan, ahora a El Cimatario, Peña Colorada, y El Tángano, aprovecho este espacio para invitar a los lectores de este semanario a visitar la página www.luzalcimatario.org para que a través de su firma (correo electrónico) voten para salvar El Cimatario. Basta entrar a la página mencionada localizando un espacio que dice “firma” y listo, mientras más “firmas” se logren eso equivale a otro mensaje de que El Cimatario no está solo y es nuestro.

Repulsión, asco, impotencia, coraje, y otros menos bondadosos epítetos me causa leer la publicidad repugnante del Fraccionamiento que se está construyendo irremediablemente y a toda prisa  a unos cuantos metros del Bordo el Tángano que se lee así: “VIVIR EN LAS NUBES”, fraccionamiento de condominios verticales. Ups, qué asco, qué cinismo, qué poca madre, para acabar pronto.

Para rematar días de transición tanto en el Gobierno Municipal, como del Ejecutivo Estatal, que la boca se me haga chicharrón, reza el dicho “a río revuelto, ganancia de pescadores”. Dios nos agarre confesados.

Por lo pronto, la acción colectiva, ordenada, culta, respetuosa es capaz de transformar. Nos toca, somos pueblo, aquellos nuestros empleados, simples empleados, sucede que se nos olvida, ó, lo peor, no lo sabemos (pero ya lo sabemos). En cualquier caso ya vamos a extrañar al que manda madrear periodistas, ¿vendrá otro?

P.D. Sr. Delegado de Semarnat en Querétaro, sigo esperando su atenta respuesta. Espero no tarde más, de manera que, luego entonces aquello legítimamente se transforme en exigencia, Derecho consagrado en la LEGGEPA. Derecho a la Información Ambiental, pero también el INAI lo conozco.

LA MEJOR MANERA DE DECIR ES: HACER. Ernesto Guevara de la Serna.

*Docente/asesor externo.

Correo: anaximandrofv@yahoo.com.mx

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner