Banner Jurídico.
Banner Sorriso

El subdesarrollo intelectual de la aristocracia queretana

421 | 9 febrero 2016 | Democracia o barbarie | 455 vistas | comentarios
El subdesarrollo intelectual de la aristocracia queretana.

En la presentación de un evento taurino. Foto: Especial.

Germán Espino Sánchez*

En los últimos días se ha incrementado el celo del sector aristocrático queretano porque algunas de sus nobles costumbres están siendo criticadas. Se han criticado costumbres tan antiguas y venerables como la “fiesta brava”, “los gallos” y claro, el sometimiento de las mujeres, entre muchas otras.

Como dicen en España, estos aristócratas no tienen ni puta idea de lo que significan conceptos centrales para la cultura democrática contemporánea como: el respeto a la “equidad de género”, el respeto a los animales, el respeto a la naturaleza, etcétera.

Comentaré algunas perlas de la barbarie y ofrezco una disculpa para el escaso sector progresista de esta aristocracia; mi generalización no quiere insultarles pero sí provocarlos para que se manifiesten públicamente.

1. Murió uno de los grandes empresarios de la construcción de Querétaro, el constructor Abraham González. Uno de sus amigos periodistas hace su panegírico en el periódico Plaza de Armas y celebra sus “mejores bromas”:

¿Quién si no él metería una histérica changa en el locker de un socio apodado “El Chango”?
¿Quién si no él llevaría una bailarina al Club de Industriales para que hiciera striptease sobre una mesa del restaurante?

El periodista que celebra estas “bromas” no entiende que no se debe maltratar a un animal sólo para diversión de un poderoso empresario; todo ello implica torturar a un animal, peor aún a un animal que tiene figura e inteligencia casi humana. Tampoco se puede llevar a una bailarina a hacer striptease a un restaurante porque implica usar a las mujeres como objetos sexuales. Ni puta idea…

2. En la radio los anuncios sobre las corridas de toros invitan a llevar “gratis” a los niños para que aprendan a disfrutar “la fiesta brava”. Todo ello es un público desagravio porque un grupo de diputados “buenos para nada” están tratando de legislar para que no ingresen los niños a ver la tortura de los toros. Dejemos aparte la discusión obvia de que las corridas de toros consisten en torturar públicamente a unos animales y que esta exhibición mal educa a la población, eso ya nadie lo discute.

Por ahora enfoquemos nuestra atención a un dato relevante.
Diferentes estudios de psicología han mostrado que muchos de los grandes psicópatas en su niñez comenzaron disfrutando con la tortura de animales. Por tanto, la aristocracia queretana que está orgullosa de llevar a los niños al espectáculo de la tortura de animales, ¿para qué está educando a sus niños?, ¿para ser psicópatas? Ni puta idea…

Los taurinos también dan un espaldarazo al gobernador Francisco Domínguez porque éste se ha quejado de los “diputados buenos para nada” que sólo tratan de molestar a la sociedad con temas intrascendentes. “No se metan con la cultura de la gente”, dice nuestro gobernador. Hay que reconocer que este gobernador salió peor que el anterior. Si bien José Calzada era taurino, dejaba a sus escuderos que dieran esa batalla por él. Ahora Francisco Domínguez se siente tocado en su honor, matar animales y destazarlos vivos en público es un patrimonio cultural de la aristocracia queretana, él ahí tiene sus negocios como ganadero.

Quizá por esto, con Francisco Domínguez se reinstalaron las peleas de gallos que ya habían sido prohibidas en la Feria Internacional de Pueblétaro. Se habían cancelado por la ley local que prohíbe el maltrato a los animales y ahora la ley se la pasaron por el arco del triunfo, gracias a que el nuevo gobernador Francisco Domínguez es ganadero. Es un mensaje fuerte y claro para los disidentes, para que se sepa quién es el que manda en el estado y que se sepa cómo manda. Lo de menos es la Ley, lo de menos es torturar animales, lo de menos es la salud mental de los niños, aquí lo único importante es la lana.

3. Sobre el caso Kate del Castillo también podemos argumentar en el mismo sentido, aunque claro, ya con este caso nos pasamos a la decadencia de la aristocracia nacional que tampoco canta mal las rancheras. En su último video, la actriz Kate del Castillo dice que no es Kate sino Teresa Mendoza, “la Reina del Sur”. Cualquier persona con tres dedos de frente se preguntaría por qué diablos una actriz rica y famosa mundialmente se rebajaría a hacer negocios en la vida real con un capo de la mafia.

Para Kate asociarse con El Chapo es hacer dinero y fama, nada más sagrado que eso en nuestro mundo neoliberal. No importa si el dinero viene escurriendo sangre, no importa el mensaje que manda a la población. Hacer dinero es lo importante, aunque provenga del narco, aunque haya servido para matado, para esclavizar personas, familias y a todo un país… Todo vale madres.

Para la mayor parte de la gente del espectáculo en Hollywood, asociarse con un narco sería demasiado “naco”, además de peligroso. Pero para que estudiaron en la Universidad de Televisa no importa si el dinero es narco y “naco”; no importa si la fama viene de un criminal sanguinario. La fama es como el dinero, siempre es buena, venga de donde venga. Ya les digo, no tienen ni puta idea…

*Profesor-investigador de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UAQ.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner