Banner Jurídico.
Banner Sorriso

La región más transparente del aire: CDMX, total colapso ambiental

427 | 30 marzo 2016 | Medio Ambiente | 660 vistas | comentarios
La región más transparente del aire: CDMX, total colapso ambiental

Paisaje del Valle de México del Dr. Atl. Imágenes: Especial.

Anaximandro Flores Valderrama*

En 1804 cuando Alexander Von Humbodlt, padre de la Geografía moderna y el último de los ilustrados proveniente de su viaje por Sudamérica, y, después de su desembarco en el Puerto de Acapulco, se dirigió hacia la Capital de la Nueva España, la Ciudad de México, y, una vez que se encuentra en la cercanía dejó para la posteridad la siguiente expresión “viajeros, han llegado a la región más transparente del Anáhuac” (Ensayo Político acerca del Reino de la Nueva España, Ed, Porrúa).

El Dr. Atl, pintor paisajista, político ,filosofo, explorador y vulcanólogo mexicano a principios del siglo XX entre sus abundantes obras pictóricas plasma una obra maestra en donde se aprecia de manera clara y bella el Valle de México, destacando los volcanes como custodios de la Gran Ciudad y naturalmente la transparencia del lugar.

En 1958 el escritor mexicano Carlos Fuentes publicó su novela “La región más Transparente”, pero lo que sigue a continuación, lejos está de ser una estupenda novela como la de Fuentes.

Lo anterior contrasta radicalmente con lo que ha estado ocurriendo en materia ambiental en la Cd. Capital, desde hacia unos 14 años de acuerdo con la información ofrecida por la Secretaría del Medio Ambiente de la CDMX, no se presentaba una contingencia ambiental de esta magnitud, colapsando no solo a la Capital sino a lo que ahora se le denomina la Megalópolis que incluye a mas de 18 municipios conurbados del vecino Estado de México.

Para abrir boca, el parque vehicular de la CDMX rebasa más de cinco millones de autos que circulan todos los días (sin contar con los del servicio público), mas 1.4 millones que aporta el Estado de México. Sólo para tener más claro el panorama y poder tener una dimensión del monstruo, por ejemplo, en el estado de Querétaro de acuerdo con el Anuario Económico 2014 de Sedesu, se cuenta con un parque vehicular estatal de cerca de 580 mil vehículos particulares, de los cuales cerca del 45% circulan en esta Capital, más otros 40 mil diarios que pasan por nuestras principales arterias viales en tránsito a otros destinos del país.

La región más transparente del aire: CDMX, total colapso ambiental

Alexander von Humboldt.

Más datos, de acuerdo con la reciente encuesta Intercensal que llevara a cabo el Inegi en marzo de 2015, la población de nuestra capital ronda los 900 mil habitantes, sin contar con los municipios conurbados de Corregidora y El Marqués. ¿Preparados?… ahí les voy.

Los más de 18 municipios del Estado de México alcanzan más de 1 millón ochocientos mil habitantes, es decir, tan solo uno de esos municipios supera la población total del estado de Querétaro, UPS, simplemente brutal.

Recordemos también que en las inmediaciones de la CDMX se localizan zonas industriales instaladas ya hace mas de 30 o más años, por ejemplo, Cuautitlán, Tlalnepantla, Naucalpan, Cd Netzahualcoyotl, Tultitlán, Ecatepec, Sta. Clara, Valle de Chalco, Iztapaluca, que por supuesto abonan sus miasmas a la atmósfera, suelo y agua metropolitana, entre otros.

El problema de atmósfera contaminada de la Megalopolis tiene dos componentes. El primero, la misma ubicación de la Cd. de México, es decir la geomorfología hace que el valle citadino sea poco susceptible a la circulación de los vientos en la capas altas de la tropósfera (aproximadamente a unos 12 km de altitud), rodeado de grandes elevaciones como la Sierra de Guadalupe al Norte, la Cordillera Chichinautzin al sur, al poniente la Sierra Monte de las Cruces, y, al oriente las grandes elevaciones que forman parte de la franja Volcánica. Sin duda una inmejorable condición para la Inversión Térmica, fenómeno  atmosférico natural.

Segundo: Casi 20 millones de habitantes en la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM), ahora Megalópolis, tan solo de la CDMX se producen más 8 mil toneladas de residuos, mismos que van a parar a vertederos ubicados en el Estado de México, y por cierto estos ya rebasaron sus capacidades.

Contingencia ambiental por cerca de 4 días donde se alcanzaron los límites máximos permisibles en la escala INMECA (Índice Metropolitano de la Calidad del Aire) por Ozono (O3), hace casi treinta años cuando inicia el programa “Hoy no Circula” el problema era el Plomo que contenían las gasolinas que se vendían en ese entonces, miles de pequeños nacidos en la Ciudad de México, en esas décadas repletos de plomo en su sangre.

Resultado, a todas luces resulto peor, si bien es cierto que la tecnología permitió la sustitución de “mejores gasolinas y diesel” como la actual premiun y magna, el asunto está que aquella medida propició que la ciudadanía al verse impedida de utilizar su vehículo una vez a la semana, ahora adquiriera un segundo vehículo con ello la explosión en el aumento  del parque vehicular, por un lado, por el otro y hasta la  fecha esfuerzos infructuosos, parciales, y hasta torpes e idiotas , en mejorar el transporte público, extensión de las líneas del Metro, Trolebuses, Metrobús, y hasta el fomentar el uso de la bicicleta, que ya ha cobrado muchas vidas por añadidura, quizá en un intento primitivo y malthusiano del control del crecimiento de la población.

El día previo a que se levantara la contingencia ambiental los valores reportados por la autoridad ambiental del Gobierno de la CDMX indicaban 214 INMECAS, recuerdo hace tres décadas cuando “vivía” ahí, los valores INMECA superaban los 300  por lo tanto 300 días con mala calidad de aire, de manera que a nivel internacional nos llevamos el primer lugar como el de la ciudad más contaminada del planeta.

Calcomanías de colores, de números, de ceros, de doble ceros, la flamante estupidez presidencial de elaborar una norma “emergente” para que los verificentros ya paren de ser corruptos, para lo cual se requiere de lo más RUDO, la corrupción significa DOS partes, ¿se podrá? a mí se me hace que…

Leyes de movilidad, radares, detectores, maldita sea nada funciona, mi ciudad natal está rota, y no hay férula ni yeso, ni cirugía de emergencia que la enderece, sólo un pueblo culto, civilizado, que alguna vez lo fuimos antes de la llegada de los españoles.

Hoy las leyes del mercado, del consumo, de la oferta y la demanda, se adueñaron de la humanidad y por ende de la naturaleza, esta última es otra mercancía más, que escribo C. Marx en El Capital, son mercancías de valor y uso, como por cierto la fuerza de trabajo, mercancía también es.

Vivimos en la ley de la selva, selva de intereses, de conveniencias, monetarias, de casas de bolsa, de especuladores, de neo nazis, de narcos, de políticos, de sátrapas, apanicados por las “reformas “que nos llevaron al baile, y seguimos votando, carajo, cómo entender.

¿Nos importa el de al lado, el de enfrente, el de atrás? ¿Nos importamos como especie humana? ¿Qué estamos haciendo para salvarnos?

Entre otras ciudades como la nuestra estamos en la lista de este escenario. Aguas.

Estimado lector tu palabra es la ley.

*Docente/Asesor Externo.

anaximandrofv@yahoo.com.mx

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner