Banner Jurídico.
Banner Sorriso

Nthe: la estrategia de la ilusión

427 | 30 marzo 2016 | Una Temporada en el Infierno | 194 vistas | comentarios
Revista Nthe del Concyteq.

Revista Nthe. Refugio de espontáneos. Imagen: Concyteq.

Ramón Martínez de Velasco

“Hoy parece más fácil comunicarse con los fenómenos siderales que con el corazón de los lectores”: Gabriel García Márquez.

“El problema no es tener acceso a la ciencia: es comprenderla”, escribió Martín Bonfil Olivera con motivo de un aniversario más de la revista ¿Cómo ves? que publica la Dirección General de Divulgación de la Ciencia de la UNAM.

En su texto titulado ‘200 meses de ciencia’, el autor del blog La ciencia por gusto reconoce que el lenguaje científico es “una formidable herramienta que permite una comunicación precisa, clara y veloz”, y que su buen uso cumple con dos estrategias básicas: que la ciencia no quede aislada y, por ende, que no quede fuera del alcance del ciudadano promedio. “Por eso es que en cualquier sociedad moderna resulta tan importante y necesaria la labor que se ocupa de poner el conocimiento científico al alcance del público no especializado”.

Esta labor la entendí desde chaval, porque mi papá fue subdirector y director de la revista El Universo, de la Sociedad Astronómica de México, en cuyas páginas él y sus colaboradores supieron traducir, interpretar, contextualizar y relacionar a la ‘ciencia del cielo’ con nuestra cultura milenaria.

Con ese bagaje me especialicé en ciencia y tecnología en la Gaceta UNAM, fundé el boletín Quasar de la Sociedad  de Astronomía de Querétaro, e imprimí un sello más periodístico a la revista Nthe del Consejo de Ciencia y Tecnología del Estado de Querétaro (Concyteq), a la que la administración actual ha convertido en un refugio para espontáneos y en una colección de errores, erratas y faltas de ortografía.

Hoy la Nthe es un ‘Ucase’, un órgano de propaganda y ‘marketing’, porrista de un pequeño sector de investigadores negligentes con muy bajo perfil narrativo.

“Si quieres escribir y que te lean, lo que tienes que hacer es contar historias de gente y no andarte con ideas abstractas (…) Muchos creen que el comunicador de ciencia es un Moisés que lleva la palabra del Señor Científico a las masas ignorantes. Yo me niego” (Sergio de Régules).

Umberto Eco lo vaticinó con tino: “El drama de la Internet es que ha promovido al ‘tonto del pueblo’ como el portador de la verdad”.

Nomina nuda tenemus (sólo queda el nombre).

“Esto habla de la falta de seriedad del gabinete anterior”, han dicho el gobernador Francisco Domínguez y su secretario de Educación, Alfredo Botello. “Es lamentable y vergonzoso”.

Y sin embargo, sostienen en la Dirección General del Concyteq a un representante del gabinete anterior.

Y sin embargo, ambos ya encabezan el ‘Directorio’ de Nthe.

“No descubro nada nuevo. Hablo de males conocidos. Todos sabemos que la mancha se extiende, seca los sesos y dibuja sobre todos los rostros la misma sonrisa de satisfacción idiota”, escribió, bajo una amarilla mañana, mi cuate Julio Figueroa.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner