Banner Jurídico.
Banner Sorriso

Religión y violencia de género

425 | 10 marzo 2016 | A salto de página | 83 vistas | comentarios
El exvoto 531. Religión y violencia de género.

El exvoto 531. Foto: Agustín Escobar Ledesma.

Agustín Escobar Ledesma*

Para Aleida Quintana, ejemplar defensora de Derechos Humanos.

“Un grupo de hombres abusó sexualmente de una mujer hasta la muerte. Después, el marido la descuartizó en doce partes y las envió a diferentes lugares”. La descripción del feminicidio, como pudiera pensarse, no fue cometido en nuestros días en Veracruz, en Tamaulipas, en Guerrero o en Querétaro, sino que corresponde a la violencia de género simbólica, contenida en Jueces 19, del Antiguo Testamento de la Biblia, tal vez escrito hace más de tres mil años.

Y es que la violencia contra las mujeres se pierde en la memoria de los tiempos, en una sociedad machista, misógina e intolerante que tiene una de sus fuentes de abastecimiento en la religión católica, en donde las mujeres no cuentan con ningún derecho, pero sí con todas las obligaciones de servir laboralmente (incluso sexualmente) a la jerarquía eclesiástica que se regodea con hombres enfundados en túnicas.

Religión y violencia de género

Exvotos en el Museo de Los Milagros de la Basílica de Soriano, en el municipio de Colón. Foto: basilicadesoriano.mx

De 1994 a 1995 tuve el honor, y el placer, de hacer el registro fotográfico de 776 exvotos del Santuario de la Virgen de los Dolores de Soriano, en la cabecera municipal de Colón, en un proyecto encabezado por la doctora Guadalupe Zárate Miguel que incluyó el inventario, el rescate, la restauración y la catalogación de esta fuente primaria de información. Algunos de los exvotos, popularmente conocidos como milagritos o retablitos, hacen referencia explícita a la violencia de género, en los que las mujeres, dan gracias a la Dolorosa de Soriano por haberlas librado de sus coléricos y celosos maridos.

Los exvotos fueron pintados por artistas populares anónimos, quienes también escribieron en el pie de la pinturita estilo naif (del francés, ingenuo), unas cuantas líneas con una redacción plagada de faltas de ortografía, pero con un alto contenido de la memoria histórica de los humillados y ofendidos de Querétaro.

En el ex voto número 20, incluido en el disco compacto “Los exvotos pintados de la Virgen de los Dolores de Soriano” (Producido en 2002 por el Tec de Monterrey, Campus Querétaro) podemos apreciar a una mujer, un hombre y un niño de hinojos ante la virgen, cada persona lleva un cirio en la mano derecha. Al pie de la imagen un texto, que transcribo ad pedem litterae, señala:

“Maria Vizcaya viendose en la grande aflicción que su espozo Silvano Soto le amenazó á … arle sin motivos ningunos, y estando embarazada de un niño el cuál se llamó Pantaleón él que todabia existe yá tiene cuatro años; y juntos ocurrimos a poner en su santo templo de la santísima Virjen de Dolores de Soriano este retablo, por el milagro patente que me hizo, que á hesa hora que hiva enfurecido á pegarme: cuando aclamé á la Santísima Virjen, y no me hizo nada; ni me paso nada de que me hubiera enfermado el susto tan grande que recibi, y hoy fecha 2….Abril del año de 1,909. dedica este en su Santa Casa la Iglesia Catolica”.

Y es que al parecer la violencia de género en Querétaro y en el país, históricamente no ha encontrado justicia en las autoridades terrenales, razón por la cual, las mujeres han acudido a sus divinidades en busca de consuelo. En el retablito 791 figura una mujer con un niño en sus brazos y a un lado de ella un hombre, ambos con parafinas en la mano derecha, hincados frente a la imagen de la Dolorosa. El texto, que en algunas partes se encuentra ilegible, se encuentra la narrativa del angustiante suceso:

“En el año de 1925 en el mes de Marzo le acontecio a Ma….que la hiva a matar su Esposo….Martines y invocando a Santisima Virgen de los dolores de Soriano con beras de su corazon ….le a desaparecido la cuchillada y en acción de gracias le dedica …..”

En el exvoto 531, se encuentra plasmado un paisaje con cinco árboles, en cuyo costado derecho, sobre nubes, aparece la Virgen de los Dolores de Soriano y la oferente en el lado opuesto, arrodillada, dando gracias por el portentoso acontecimiento:

“El Dia 26 de marzo de 1929 estando la Sra Maxima Hernandez en su casa cuando su esposo llego Borracho y al mismo tiempo este intento pegarle con unas piedras que llevaba en su mano y ella corrio hacia una barda inmediata brincandola inmediatamente para salvarce de los golpes de su esposo y al caer a el otro lado dio contra unas piedras quebrandose la espinilla de el pie derecho que inpidio andar y pararce y viendo que su esposo la seguia enfurecido se encomendo a la Sma virgen de los dolores de soriano salvandole la vida y en gratitud le dedica este recuerdo”.

La violencia de género simbólica contenida en la Biblia, diariamente es replicada en nuestra sociedad. El relato contenido en Jueces 19, señala que el hombre que destazó a su mujer, antes, ante la inminencia de ser sodomizado por un grupo de hombres, la echó a la calle, para que con él no cometieran tal perversidad. Fue al día siguiente, después de haber sido violada tumultuariamente y asesinada, cuando el marido la destazó en doce partes.

De acuerdo con las estadísticas dadas a conocer por Aleida Quintana, del grupo interdisciplinario Tekei, en 2015 hubo 23 feminicidios en el estado de Querétaro.

*Reportero de Radio UAQ.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner