Banner Jurídico.
Banner Sorriso

¿Y ahora que privatizamos? IV y última parte

425 | 10 marzo 2016 | Expresiones | 297 vistas | comentarios
El Issste ha subrogado sus hospitales.

El Issste ha subrogado sus hospitales. Foto: www.gob.mx/issste

Ivonne Olascoaga Correa*

Van por la salud.

Y sigue el festín privatizador pues se modificó la Ley del Seguro Social y para crear las Afores (administradoras de Fondos para el Retiro) y abrir la puerta para privatizar los fondos de pensión y los servicios médicos, por otra parte, hoy ya está parcialmente privatizado el servicio de salud pública –esto–, en virtud de que son empresas privadas las que surten las medicinas, los equipos, los insumos, los materiales de curación y muchos de los trabajadores ya no son contratados por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), ni por Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste), ni la propia Secretaría de Salud, sino por empresas de subcontratación (outsourcing) que les proveen de personal administrativo y de intendencia.

En el capítulo XI de su más reciente informe al Congreso, el titular del IMSS expone lo que llama el proceso de cambio estructural en la subrogación de servicios integrales, y señala que están en proceso de diseño las bases para la contratación de diversos servicios integrales bajo un esquema plurianual de diálisis, hemodiálisis, laboratorio y cirugías de mínima invasión, entre otros.

¿Y ahora que privatizamos? IV y última parte

En la inauguración de una unidad médica en Michoacán. Foto: www.imss.gob.mx

Cabe señalar que los laboratorios del IMSS están subrogados desde 2008 y 22.4 por ciento del total de los casos de hemodiálisis ya están subrogados, pero se pretende profundizar este proceso. Es más, hace unos días el IMSS publicó las bases de una licitación internacional de más de 7 millones de sesiones de hemodiálisis en el Diario Oficial de la Federación. El informe también revela que el instituto ensaya el arrendamiento de vehículos administrativos y de ambulancias. Otra forma de privatización usado por el IMSS es la contratación de cuatro hospitales para el periodo 2015-2018 bajo el esquema de Asociación Público-Privada que es un negocio redondo para los privados y carísimo para el sector público.

Otro caso de interés es la prueba piloto para la atención integral de 15 mil diabéticos contratada por el IMSS con la empresa IMS Health. El IMSS en Baja California subrogó al Hospital Amerimed Cabo San Lucas, SA de CV, servicios de hospitalización y subrogó servicios médicos, dental, y dotación de anteojos. El 24 de febrero de 2009 la delegación del IMSS en Quintana Roo subrogó al Hospital Amerimed Cancún servicios de oftalmología. Se subrogaron sesiones de tratamiento para cálculos renales, encefalogramas, estudios de patología, ultrasonografías, endoscopias, tomografías, estudios de resonancia magnética. El IMSS en Coahuila subroga sus servicios a los hospitales del Grupo Ángeles –integrados en la Operadora de Hospitales Ángeles (OHA), propiedad de Olegario Vázquez Raña vía adjudicaciones directas. La delegación del IMSS en Durango hizo lo propio, le otorgó también un contrato de servicios abiertos por 3 millones 138 mil pesos (licitación 00641220-078-08).

En Quintana Roo, además de Amerimed, la delegación estatal subroga otros servicios, por ejemplo, el Instituto Médico Quirúrgico de Cancún se encarga de los servicios de endoscopía. En Jalisco, la tarea del IMSS la realizan las compañías Servicios Imagenológicos de Occidente, el Instituto Cardiovascular de Guadalajara, el Centro oftalmológico San Ángel y el Hospital México Americano; en Nayarit, el Centro de Diagnóstico La Cruz, Corominas y Castillo. En Guerrero algunos derechohabientes son atendidos en el Hospital Infantil Privado de Acapulco.

SUBROGACIONES DEL ISSSTE

En los tres niveles de atención intervienen compañías privadas. Desde la pequeña unidad de medicina familiar que subroga la auscultación, rayos X y estudios de laboratorio, hasta los servicios de tercer nivel que a cuenta de hospitales, como el Centro Médico Nacional 20 de Noviembre, el de mayor vanguardia en México, se hacen en nosocomios privados.

El Issste en Coahuila subrogó a OHA servicios de diagnóstico y laboratorio para todas sus clínicas y hospitales. También la delegación del Issste en Guanajuato subrogó a OHA servicios del Hospital Regional de León, en un contrato abierto por 4 millones 884 mil pesos. En Coahuila subrogó al Hospital Los Ángeles servicios por 800 mil pesos, y a Diagnóstico Médico Hospitalario. El Issste en Guanajuato subrogó a OHA. Entre 2008 y 2009 la delegación de Nuevo León subrogó al Hospital y Clínica Oca servicios por 116 millones de pesos. En Guerrero ha subrogado la Tomografía Computarizada del Sur. En Tlaxcala, el Issste subrogó servicios de laboratorio en Colima de a Audiología. En Chiapas subrogó a ADN LAB análisis clínicos; en Morelos, a Especialidades Médicas de México y a Gammagrafía e Inmunoanálisis. En Querétaro, servicios de oftalmología a la empresa Proveedor de Servicios de Oftalmología, en 2007, recibió el contrato 022-C-059/2007 por 182 mil pesos. El Hospital Regional Valentín Gómez Farías subrogó servicios a Care Imagenología Diagnóstica por 1 millón 183 mil 811 pesos; a Bioster, 1 millón 200 mil pesos; a Baxter, 52 mil 647 pesos. El Hospital Regional Mérida subrogó al Centro Oncológico Privado servicios por 3 millones 200 mil pesos; a Clínica Mérida, 400 mil pesos; a Laboratorio de Patología del Sureste, 500 mil pesos; a Electrodiagnóstico del Sureste, 900 mil pesos; a Asistencia Urológica Integral, 800 mil pesos. En la Ciudad de México la Empresa Autotrafic toma las fotos y se lleva el 46% de los multas de tránsito.

Y así la lista se agranda cada días más con nuevas y encubiertas privatizaciones, por ejemplo durante el sexenio 2000-2006 en el Distrito Federal se construyeron 2 hospitales públicos con un costo total de 800 millones de pesos, en ese mismo periodo en el Estado de México gobernado por Peña Nieto, también se construyeron 2 hospitales pero bajo la modalidad de asociación público-privada con un costo total de 15 mil millones de pesos, es decir 20 veces más caro.  ¿Quién se benefició en esa operación?

Estimado lector llegué a pensar que sólo faltaba por privatizar la Presidencia de la República, pero me di cuenta que también se ha privatizado; pues por ejemplo los topes de campaña para el 2012 de acuerdo con las reglas electorales no deberían en ningún caso rebasar los 400 millones de pesos.

Sin embargo, se estima que Peña Nieto gastó más de 5 mil millones de pesos en un escándalo que involucró a empresas como Monex, Soriana, Efra, etc., es decir, entes privados aportaron dinero para colocar a su gente en un puesto de “elección popular” léase compraron la Presidencia de la República. Por eso surge la pregunta ¿Y ahora que privatizamos? ¿Será que ya no es posible “modernizarnos” más?

*Ex candidata de Morena.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner