Banner Jurídico.
Banner Sorriso

Comisiones de Seudociencia / II

431 | 10 mayo 2016 | Una Temporada en el Infierno | 219 vistas | comentarios

Ramón Martínez de Velasco

Querétaro, la diputada de Nueva Alianza, María Alemán.

“¡Así me recibieron en la oficina! ¡También muy festejada!”. Foto: Especial.

“Las ocho palabras más terroríficas son: soy del gobierno y estoy aquí para ayudar”: Friedrich von Hayek.

Lo que sigue ya no sucede entre la comunidad de investigadores en Querétaro.

“Nunca he visto discusiones más duras y vehementes que las que se dan en un seminario científico. Los investigadores exponen públicamente sus datos, razonamientos y conclusiones (…) Los científicos cuestionan sin compasión, dudan de todo y hacen preguntas, por incómodas que parezcan.

“Los científicos saben que el doloroso y molesto proceso de discutir es la mejor forma de detectar errores de pensamiento. Discutir es pensar colectivamente. Pensar mejor.

“El periodismo es otra área donde el debate es vital. Una sociedad que lo restringe se aleja de la democracia. Y para que el debate sea posible, el ciudadano necesita la información que va a discutir. Las libertades de opinión y expresión, de prensa e información, son, pues, componentes fundamentales de una democracia.

“La sociedad mexicana pierde cuando el periodismo profesional y crítico –que es el saca a la luz asuntos que merecen ser discutidos públicamente– ve reducidos sus espacios”.

Lo anterior lo escribe un periodista de ciencia. Que es lo que no hay en los medios impresos o electrónicos locales (con excepción de Libertad de Palabra), donde, en todo caso, se da voz a dizque divulgadores que han plantado la estúpida idea de que “la ciencia es divertida”.

Esos divulgadores le están mintiendo a la sociedad.

El Área de Difusión del Consejo de Ciencia y Tecnología del Estado de Querétaro (Concyteq) le está mintiendo a la sociedad.

La llamada “Comisión de Educación, Cultura, Ciencia, Tecnología e Innovación” de la Legislatura local también contribuye al subdesarrollo y a idiotizar al ciudadano.

Por eso no le creo a la ‘diputada turquesa’ María Alemán Muñoz Castillo, integrante de esa Seudo Comisión, cuando en sus productos mediáticos difunde: “Mi respeto y admiración a quienes informan de los hechos que merecen ser convertidos en noticia”.

No le creo, porque en sus ‘redes sociales’ hace todo, menos informar y hacer noticia.

Quien se asome a su ‘sitio web’ sólo verá a una chavala bonita, muy adepta al vestuario bien surtido, a los accesorios, a la escenografía, al ‘periodismo de bufanda’ y, tal parece, alérgica a la inteligencia.

Allí, la representante de Nueva Alianza (una estafa más de Elba Esther Gordillo) nos entera de su cumpleaños (ver imagen) pero no de sus credenciales académicas, o políticas públicas o iniciativas relacionadas con ciencia, tecnología e innovación.

Su actuar es, pues, incompatible con ciencia, tecnología e innovación. Pero eso ya no importa tanto. Se sabía.

Importa, sí, que la comunidad de investigadores en Querétaro ha perdido la capacidad de interpretar la realidad, directamente.

Caso contrario de lo que viene sucediendo con la comunidad cultural, que le puso el cascabel al alcalde queretano Marcos Aguilar Vega.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner