Banner Jurídico.
Banner Sorriso

La guerrilla en Querétaro / y IV

| 6 mayo 2016 | Archivo y Memoria | 202 vistas | comentarios
Manifestación a favor de la libertad de Salvador Cervantes.

Manifestación a favor de la libertad de Salvador Cervantes. Fotos: Especial.

Kevyn Simon Delgado y Daniel Guzmán Cárdenas*

Un episodio que se relaciona de manera indirecta con el movimiento armado socialista en Querétaro, fue el caso del líder estudiantil Salvador Cervantes García. Cervantes, estudiante de Ingeniería en la Universidad Autónoma de Querétaro a principios de la década de los setenta, destacó por encabezar un proyecto crítico y de izquierda que buscó, primero en su Escuela y, después, en la Universidad, elevar el nivel académico y democratizar el espacio que, de varias maneras y a distintos niveles, era controlado por el PRI. En el sector estudiantil, por ejemplo, la Federación de Estudiantes Universitarios de Querétaro (FEUQ), había jugado ese rol, postura que, por supuesto, fustigaron Cervantes y su grupo, aglutinados, en un principio, alrededor de su órgano periodístico, Voz Crítica, el cual se publicó en 1974. Posteriormente, fortalecidos con la participación de las escuelas de Psicología, Química y Bellas Artes, sobre todo, formaron el Consejo Estudiantil Democrático Universitario de Querétaro (CEDUQ), organización con la cual intentaron acercarse a varias luchas sociales, como la obrera y la campesina.

Salvador Cervantes García, líder de Voz Crítica.

Salvador Cervantes García, líder de Voz Crítica.

Para 1976, este grupo de estudiantes se había puesto a la cabeza de la débil izquierda queretana y, con sus diversas actividades, se toparon con la represión gubernamental. Varios de sus miembros fueron arrestados, incluyendo Cervantes, a quien la Policía le plantara mariguana en su coche; meses después, el gobierno estatal, con la intención de deshacerse de él, decidió relacionar a Cervantes con la Liga Comunista 23 de Septiembre, para que la Dirección Federal de Seguridad (DFS) se hiciera cargo de él. El método utilizado por gobierno fue distribuir volantes por la ciudad y, usurpando el nombre de la organización guerrillera, relacionar a Cervantes con la misma. La falsa carta de la Liga Comunista 23 de Septiembre enviada a Cervantes y recuperada en el fondo de la DFS, decía lo siguiente:

“Cervantes: Hemos perdido a nuestro jefe en una de las acciones de enfrentamiento con la burguesía y sus esbirros-policías-asesinos, pero la mano armada de la verdadera revolución se hizo sentir, en los niveles más encumbrados de la pobredumbre burguesa, y esos hará sentir a los explotadores que estamos decididos a triunfar a como dé lugar en la lucha que emprendimos para liberar a las masas proletarias de la explotación que la agobia. […] Por eso, conforme a lo convenido contigo, abriremos al frente a la aburguesada plaza de Querétaro, y dar ahí un paso más para lograr el triunfo definitivo del proletariado contra sus enemigos. Siguiendo nuestra línea de que la lucha debemos sostenerla con los fondos expropiados a los mismos burgueses, haremos una acción tipo Comando de Expropiación en Querétaro, por lo que pronto estableceremos nuevo contacto personal contigo, debiendo tú empezar a planear  la estrategia a seguir. […] Esperamos que merezcas las muestras de confianza que la Liga te ha dado últimamente, y que quede bien claro que la vanguardia armada del pueblo apoya y protege hasta la muerte a los miembros que le son leales, pero extermina sin contemplaciones a los delatores y a los traidores. Espera el contacto y las instrucciones ¡PROLETARIOS DE TODOS LOS PAÍSES, UNÍOS! LIGA COMUNISTA 23 DE SEPTIEMBRE. Agosto de 1976.”

En otro documento, la propia DFS desmintió la veracidad de la carta e hizo las siguientes consideraciones:

1.- La misiva mencionada no puede haber sido elaborada por miembros de la Liga Comunista “23 de Septiembre”, ya que tanto su contenido como el mismo hecho de enviar cartas, no ha sido, hasta el momento, sistema del grupo subversivo mencionado.

2.- Al analizar el texto de la carta referida, se observa que se dirige por el apellido, hecho que no es aceptable, ya que al vivir en la clandestinidad la utilización de seudónimos es indispensable. […]

4.- Existen frases que no corresponden al léxico subversivo, como son: “Abriremos al frente”, “Plaza de Querétaro”; “nuestra línea”; y “haremos una acción tipo comando de expropiación”.

5.- En cuanto al contenido de este documento, se observa una marcada tendencia para comprometer en actividades subversivas a Salvador Cervantes García, cuando se dice “conforme a lo convenido contigo”; “estableceremos nuevo contacto personal contigo, debiendo empezar…”; y “las muestras de confianza que la Liga te ha dado últimamente”.

6.- Al final de la misiva se profiere una amenaza, en el sentido de que si traiciona la confianza que le han tenido, se le “exterminará”. Esta frase, además de no ser congruente con el sentido de la carta, ya que si se le ha tenido confianza no hay por qué amenazarlo de muerte, no es sistema para la Liga Comunista “23 de Septiembre” el de la “intimidación” a sus propios elementos.

7.- Además de lo anterior, por su propia forma clandestina, la Liga Comunista 23 de Septiembre no se dirige al domicilio de sus miembros, ni les envía cartas. […]

Por otra parte, al revisarse los antecedentes con los que se cuenta en esta Dirección Federal de Seguridad, sobre Salvador Cervantes García, se tiene conocimiento que desde 1973, se ha caracterizado por sus actividades de agitación, causando problemas al Gobierno del Estado y de acuerdo a sus actividades, se sabe que en dos ocasiones ha sido detenido y posteriormente puesto en libertad.

En relación a esto último, el 27 de abril de 1976 fue aprehendido por la Policía Judicial del Estado de Querétaro, habiéndose comentado en esta ocasión que fue trasladado al Distrito Federal en donde fue sometido a torturas, vendado y amarrado y días después conducido a Querétaro; se dijo que estaba acusado de delitos en contra de la salud, por transportar mariguana. El 3 de junio del presente año, fue puesto en libertad, por lo que se comentó que no había sido responsable del delito que se le imputó. Relacionando la misiva que se analiza y las detenciones de las que ha sido objeto, se considera que ésta tiene la intención de comprometerlo en delitos  graves como puede ser la conspiración y la invitación a la rebelión, a fin de tener una base para detenerlo nuevamente y que no pueda obtener su libertad con facilidad. Por todos los datos mencionados en el presente análisis, se concluye que la carta enviada a Salvador Cervantes García, no fue elaborada por miembros de la Liga Comunista “23 de Septiembre”.”

Sin embargo, el daño ya estaba hecho, la DFS secuestró a Cervantes y los torturó durante un par de día, regresándolo a Querétaro al comprobar que no tenía relación alguna con la Liga. Ante estos hechos, Cervantes y varios miembros de su grupo dieron un paso a un costado en la lucha estudiantil para salir de los reflectores, continuando, posteriormente, en diversas organizaciones de izquierda. El CEDUQ cambiaría de generación, manteniendo la línea crítica, pero, a principios de los ochenta la organización se desintegró, cerrándose una etapa de pluralidad en el ámbito universitario, regresando varias de sus escuelas a la antes criticada FEUQ.

*Historiadores de la UAQ.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner