Banner Jurídico.
Banner Sorriso

Un primero de mayo combativo

431 | 11 mayo 2016 | Desde Nuestra América | 115 vistas | comentarios
El gobernador Francisco Domínguez (séptimo de izquierda a derecha).

El gobernador Francisco Domínguez (séptimo de izquierda a derecha). Imagen tomada de video captado por Libertad de Palabra.

Oscar Wingartz Plata*

Paradójicamente el primero de mayo del año en curso sucedió algo que nadie se lo imaginaba en la “apacible” ciudad de Querétaro, la suspensión del desfile conmemorativo del Día del Trabajo.

Todo iba transcurriendo con normalidad, pero ello no quiere decir que los diversos contingentes a través de sus mantas y consignas, no expresaran su inconformidad.

El análisis de una relación social determinada o de la relación de explotación apunta también a una serie de valores y de hecho, con ella se vinculan los valores de desigualdad, la libertad y el progreso; pero de un modo sui generis y demasiado próximo o cotidiano, como para que sea comprendido con facilidad.

Pablo González Casanova.

Todos mostraban desde sus propias visiones el tono de su molestia, hasta que llegó el turno de los maestros y maestras de educación básica que se detuvieron enfrente al templete donde se encontraban las autoridades estatales encabezadas por el gobernador Francisco Domínguez, ahí empezó lo bueno.

Empezaron los gritos, la agitación, los reclamos, las expresiones de inconformidad, la cólera contenida ante la falta de canales para expresar sus necesidades y demandas de los distintos sectores de los trabajadores, acto seguido, el abandono del presídium por parte de la autoridad ante la avalancha social que se venía sobre ellos.

Este hecho para los jilgueros, paleros, apologistas, y medios de comunicación alineados y cooptados por el gobierno estatal significó “un ultraje a la autoridad”, pero el asunto de fondo es preguntarnos el porqué de dicha reacción de los diversos contingentes encabezados por los maestros y maestras.

No es una reacción fortuita, y menos, casual. Todo esto tiene un mar muy hondo. Veamos algunas razones.

Un asunto que debemos preguntarnos con absoluta pertinencia es, ¿cuál es la política que el gobierno federal está implementando en materia laboral hoy? Hay que decirlo con la mayor claridad posible, es “un patrón” impuesto desde el exterior, el llamado modelo neoliberal, con el FMI, el BM, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, porque ellos fijan la tasa de interés que se sigue aquí en nuestro país. Esto quiere decir que la política económica y laboral, como en otras etapas depende de la imposición plutocrática. Ante esta realidad, el gobierno federal se repliega y acata.

Desde el gobierno de Salinas de Gortari comenzó este avasallamiento sistemático contra el sector laboral. No en balde, se dio en llamar la etapa del “adelgazamiento del Estado”, al malbaratar, dilapidar, y literalmente, regalar todas las paraestatales al mejor postor, con ello la incertidumbre de miles de trabajadores que servían en ellas.

Como se dice coloquialmente: “de ahí pa’el real”. Esta política se fue profundizando al modificar la Ley Laboral, las leyes reglamentarias, es decir, la Reforma Laboral con todos los costos que ha tenido para los trabajadores de las diversas ramas, niveles y espacios. Algunos de estos los podemos ver en la absoluta incertidumbre en que viven los trabajadores, un mercado laboral en extremo raquítico, con ello una informalidad galopante; y para completar el cuadro, el embate frontal contra las jubilaciones y las pensiones. La pregunta es: ¿qué esperaban las autoridades?, ¿que los alabaran?, ¿que les aplaudieran?, ¿que les festinaran los “logros conseguidos” en materia laboral?

No conformes con eso, el gobernador dice que: “se tiene plenamente identificados a los que incitaron al desorden.” ¡Increíble! Para Kafka.

En todo esto hay un asunto en extremo complejo, la dichosa Reforma Educativa. Los maestros y maestras de educación básica expresaron, no sólo su inconformidad, sino su absoluto rechazo a esta reforma que evidentemente es lesiva para el Magisterio nacional, que la autoridad haga oídos sordos, no quiere decir que no allá una postura por parte de los maestros y maestras.

¿Por qué? Porque están viendo con mucha claridad lo que esta reforma significa en el plazo inmediato, sino, consulten los dichos y afirmaciones del secretario de Educación, Aurelio Nuño que abiertamente ya los amenazó: “Conmigo o contra mí.”

Para finalizar, la autoridad llama “al diálogo”, nosotros preguntamos, ¿qué entienden por “diálogo”? Creo que esto en absoluto es claro. Dicho de esa forma significa todo y nada.

Sólo a manera de ejemplo, ¿van a modificar la política laboral?, ¿van a replantearse seriamente los esquemas que ellos han impulsado en esta materia? En el caso de los maestros y maestras, ¿van a desistir en la implementación de la Reforma Educativa? A pesar de que tiene una franca y mayoritaria oposición por parte del magisterio.

Por ello se puede afirmar que ese llamado “al diálogo”, no es otra, que pretender mediatizar, desarticular y cooptar la inconformidad cada vez más evidente.

*Doctor en Estudios Latinoamericanos por la UNAM.

Profesor-investigador en la Facultad de Filosofía de la UAQ.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner