Banner Jurídico.
Banner Sorriso

(Ex) guerrilleros radicados en Querétaro

437 | 22 junio 2016 | Archivo y Memoria | 739 vistas | comentarios
Cliserio Gaeta Jara y Julio Melchor Rivera Perrusquía.

Cliserio Gaeta Jara y Julio Melchor Rivera Perrusquía. Fotos: Archivo General de la Nación/Dirección Federal de Seguridad.

Kevyn Simon Delgado*

Promulgada la Ley de Amnistía Federal para las y los guerrilleros del movimiento armado socialista en México, entre finales de los setenta y principios de los ochenta, llegarían algunos ex guerrilleros a radicar al estado de Querétaro, varios de ellos ayudados por el Partido Revolucionario de los Trabajadores, organización trotskista que en 1982 y en 1988 postularía a Rosario Ibarra de Piedra para la Presidencia de la República.

Dos de los guerrilleros fueron Cliserio Gaeta Jara y Julio Melchor Rivera Perrusquía, entonces miembros del Partido Proletario Unido de América (PPUA). El Partido Proletario Unido de América tenía como principal dirigente a Florencio Medrano Mederos, quien encabezaba las diferentes acciones de la organización, como establecer relaciones con grupos chicanos de la frontera con los Estados Unidos. En su programa general, el PPUA se proponía “lograr el derrocamiento definitivo de la burguesía, los terratenientes y todas las demás clases explotadoras de América, por medio de la lucha armada y la sustitución de la dictadura burguesa por la dictadura del proletariado. El objetivo final del P.P.U.A. es la toma del poder político por medio de la lucha armada dirigida por los obreros, campesinos e intelectuales revolucionarios”.

Su área principal de acción eran los estados de Morelos y Puebla (igual que Rubén Jaramillo y Emiliano Zapata, en décadas anteriores), desenvolviéndose durante varios años, pasando de la lucha campesino-popular a la armada. Finalmente, una investigación de la Dirección Federal de Seguridad que resultó en un enfrentamiento entre guerrilleros y policías, ocurrido el 29 de noviembre de 1975 en Cuernavaca, Morelos, en el que fallecieron dos de estos últimos y uno herido de gravedad, llevó a la captura de nueve elementos del PPUA, entre ellos Gaeta Jara y Rivera Perrusquía.

Según el reporte de la DFS, la aprehensión se dio de la siguiente manera: fueron arrestados los propietarios del vehículo que utilizaron los guerrilleros ese día, quienes manifestaron conocer la ubicación de los demás integrantes del grupo y las “casa de seguridad”, una de ellas en Jojutla, “donde estaban reunidos militantes del grupo subversivo”, con domicilio 5 de Febrero No.113-A. Agentes de la DFS reforzados por la Policía de Morelos tomaron la casa, “registrándose un enfrentamiento a balazos”, en el que resultaron muertos dos guerrilleros.

El informe de la DFS, realizado tras la detención del grupo de guerrilleros en diciembre de 1975, coincide con su testimonio: “Cliserio Gaeta Jara (a) ‘El Mili’ manifestó haber nacido el 20 de septiembre de 1937 en Noxtli, Jal. Que en 1957 se dio de alta en el Ejército Mexicano de donde causó baja en 1962 en Cd. Valles, S.L.P., decidiendo ingresar a la ‘Columna Emiliano Zapata’ para luchar en beneficio de los campesinos y para el efecto propició la invasión de tierras en el municipio de Cd. Valles. Que en junio del presente año invadieron el Ejido Toconala y como recibió instrucciones de pegar por la noche efigies del ‘Ché’ Guevara en las poblaciones vecinas, al estar realizando esta labor un policía quiso impedírselo, resultando un encuentro a balazos con el vigilante que cayó muerto y el declarante recibió dos balazos en el cuerpo. Con este motivo fue sacado de aquella región por el Prof. Esteban Ramírez quien milita en el ‘Partido Proletario Unido de América’ y trasladado a Jojutla, Mor., en donde ingresó a la organización de su protector, sin tener comisión específica. Que el día 3 del presente, al encontrarse reunido con sus compañeros del P.P.U.A. en el domicilio de Gabino Peralta Nuñez fue detenido por la policía”.

Otro de los detenidos aquella tarde fue Julio Melchor Rivera Perrusquía. Rivera Perrusquía, nació en la Ciudad de México entre 1948 u 1949 y “fue detenido también y tiene antecedentes de haber sido detenido por los delitos de Asociación Delictuosa, Asaltos e Intento de Secuestro […] este elemento estaba destinado a proporcionar servicios médicos al grupo subversivo”. Ese día declaró “ser estudiante del cuarto año de Medicina en la U.N.A.M.; que participó activamente en el movimiento estudiantil de 1968, iniciando a la vez estudio sobre el marxismo. Que en el mes de febrero de 1971, participó en el atentado en contra de las oficinas del XIII Distrito del P.R.I. en donde arrojaron 4 bombas molotov, para demostrar su repudio al gobierno, sin que hubiera sido detenido. Que en 1971 participó en el movimiento estudiantil de Monterrey, N.L.”. También manifestó haber sido invitado a la Colonia Rubén Jaramillo a mediados de 1972 para prestar sus servicios médicos y politizar a su población, así como haber sido invitado al PPUA por Florencio Medrano. Sin embargo, participaría activamente como médico en la sección armada del mismo hasta agosto de 1975 y, precisamente cuando fueron emboscados en Jojutla, se encontraba atendiendo a un compañero herido de bala. Ambos quedaron consignados “por su responsabilidad en los delitos de Homicidio, Lesiones, Robo, Asociación Delictuosa y Plagio”.

Tras ser promulgada la Ley de Amnistía Federal, el Comité Pro-Defensa de Presos, Perseguidos, Desaparecidos y Exiliados Políticos, demandó que, en una primera instancia, los presos políticos del estado de Morelos no fueron incluidos en las listas de los beneficiados, donde se encontraba Rivera Perrusquía. Meses después, en marzo de 1979, cuando Rivera Perrusquía estaba por salir, el Partido Revolucionario de los Trabajadores se acercó con él para invitarlo a participar en el mismo, a lo que accedió y, además, fue postulado como su candidato independiente por la alcaldía de Cuernavaca, ya que el PRT no tenía registro y sus candidatos no eran reconocidos por la Comisión Federal Electoral. Según sabemos, poco tiempo después Rivera Perrusquía vendría a vivir a Querétaro por un lapso de 6 a 8 años y, ya encontrándose fuera del estado, a decir de unos testimonios, falleció en un accidente automovilístico en Michoacán. Tras ser liberado en 1982, Cliserio Gaeta, encarcelado en San Luis Potosí, se trasladó a Querétaro, donde trabajó como mecánico en Lomas de Casablanca durante 4 u 5 años, para después trasladarse a Tolimán, donde en la entrada de su casa puso un letrero que dice “Aquí vive Mao, el viejo tonto”.

*Historiador de la UAQ.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner