Banner Jurídico.
Banner Sorriso

Jacinta, Alberta y Teresa: símbolos internacionales de la lucha por la justicia

434 | 1 junio 2016 | Global-Local: Mirador Internacional | 178 vistas | comentarios
Alberta Alcántara y Teresa González.

Alberta Alcántara y Teresa González. Foto: Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez.

Marisol Reyes Soto*

Las deficiencias estructurales que se desbordan en la procuración de justicia mexicana son hoy por hoy un estigma que afecta profundamente la percepción de nuestro país en el exterior. El exceso de corrupción, la incompetencia y el mal manejo de los procesos judiciales es una constante que no ha pasado desapercibida para una comunidad internacional informada y conocedora de los numerosos episodios de violaciones flagrantes de los Derechos Humanos que han ocurrido y ocurren dentro de nuestras fronteras.

Uno de los casos contemporáneos que captaron poderosamente el interés de la opinión pública dentro y fuera del país fue la injusta detención, proceso penal y encarcelamiento de las indígenas ñhäñhús Jacinta Francisco Marcial, Alberta Alcántara Juan y Teresa González Cornelio.

Jacinta Francisco Marcial.

La índigena otomí Jacinta Francisco Marcial. Foto: Archivo Libertad de Palabra.

Las tres mujeres hoy son un caso emblemático de la lucha por combatir la impunidad, eliminar la discriminación y perseguir la justicia en el mundo.

De origen, presumir que ellas habían secuestrado a seis agentes federales, resultaba irrisorio, pero en realidad, la obscenidad mayúscula fue la conducción de un proceso judicial plagado de errores, inconsistencias y falacias que resultaron en la privación de su libertad. Desde el 27 de marzo de 2006, cuando se iniciaron las comparecencias de los agentes ministeriales que identificaron a sus presuntas secuestradoras, hasta el 28 de abril del 2010, cuando cinco ministros de la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación resolvieron por unanimidad revocar la sentencias de Alberta y Teresa y declararlas inocentes; la Procuraduría General de la República hizo un ridículo total. Sin importar la intermediación de prestigiados organismos de protección a los Derechos Humanos nacionales e internacionales, la autoridad mexicana se empecinó en sostener una posición indefendible.

Las cosas caen por su propio peso y a principios del mes de mayo, el Tercer Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Primer Circuito confirmó la sentencia que ordena a la Procuraduría General de la República a reparar el daño provocado a Jacinta Francisco Marcial, disculparse y difundir que es inocente del delito al que se le acusaba (aunque cabe aclarar que los casos de Alberta y Teresa siguen pendientes de resolución).

Las instituciones del Estado mexicano como la PGR no son monolitos sin rostro. Están manejadas por seres humanos que tienen la responsabilidad suprema de conducir y operar los aparatos de justicia que afectan la vida diaria de la ciudadanía, me pregunto ¿cuándo responderán por sus acciones estos funcionarios? Jacinta, Alberta y Teresa son tres mujeres a las que no se les podrá resarcir el daño físico y emocional que se les ha causado. Las disculpas y las rectificaciones forzadas salen sobrando si se dimensiona el tamaño del extravío y aberración de la Ley en la que han caído los garantes de la legalidad.

Al final, en éste episodio ganaron las voces que pugnan por erradicar la impunidad y la discriminación y todavía creen en la JUSTICIA, con letras mayúsculas.

*Académica especializada en temas internacionales.

Correo electrónico: mreyess@itesm.mx

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner