Banner Jurídico.
Banner Sorriso

La ficción del “rescate” de la Alameda Hidalgo

437 | 21 junio 2016 | Destacado | Querétaro | 3.107 vistas | comentarios
  • Hace 16 años, cuando instalaron a los comerciantes en la Alameda, los panistas le llamaban “Corredor Comercial Alameda Hidalgo”.
La Alameda Querétaro.

Imagen publicada 4 días antes de la inauguración del “Corredor Comercial de La Alameda Hidalgo”. Fotos: Hemeroteca UAQ/Diario Noticias.

Iván Aldama Garnica

Querétaro, Qro.- De cara a su primer informe de gobierno y con cuestionamientos en varias de sus decisiones, el panista Marcos Aguilar Vega, presidente municipal de Querétaro, presume que “rescató” la Alameda Hidalgo de un tianguis de comerciantes, a los que trató como delincuentes y a los que echó con la fuerza pública.

“Se ha retirado el comercio ambulante que atrapaba la zona”, difunden en un video oficial, desde el gobierno, donde hablan de una “nueva etapa” de la Alameda Hidalgo, sin precisar que en realidad, fue el gobierno del primer presidente municipal panista, Francisco Garrido Patrón, el que instaló a los comerciantes en ese lugar.

El 17 de enero de 2000, el frente de la Alameda Hidalgo fue entregado a 349 comerciantes, como parte del proyecto “Corredor Comercial Alameda Hidalgo”, el cual 16 años después fue desechado por el gobierno de Marcos Aguilar.

Y es que hace 16 años, el 17 de enero del 2000 –tras la crisis económica de 1995 que orilló a muchos ciudadanos al comercio informal–, la primera administración municipal de Querétaro surgida del Partido Acción Nacional (PAN), creó el “Corredor Comercial Alameda Hidalgo”, como le llamaban cuando lo impulsaron.

El gobierno de Garrido Patrón ubicó al frente de la Alameda Hidalgo –misma que en aquel momento fue remodelada para lucir como se ve en la actualidad– a los comerciantes ambulantes de la Unidad “Felipe Carrillo Puerto”, que antes se instalaban en las calles, a quienes convirtió en comerciantes fijos con el discurso de “dignificarlos”.

En el periodo de 1997 – 2000, el primer alcalde panista de la capital, Francisco Garrido Patrón, logró la aceptación de gran parte de queretanos, al ordenar a los ambulantes, los cuales se habían extendido en diversas calles y que, en la zona del Mercado Escobedo, incluso defraudaban a la gente con el llamado “juego de la bolita”.

Uno de los puestos semifijos para La Alameda.

Uno de los puestos semifijos para La Alameda.

Ahora, en el gobierno del panista Marcos Aguilar Vega aseguran que aquel proyecto de Francisco Garrido Patrón, terminó convertido en un lugar donde prevalecía la inseguridad, prostitución, venta de pornografía, insalubridad y venta de drogas, por lo que sin diálogo de por medio aseguraron los carritos de 358 comerciantes (cifra difundida por las autoridades).

Lo anterior pese a que el tianguis de la Alameda Hidalgo era uno de los mejor equipados, pues incluso en 2011 el ahora ex presidente municipal y actual gobernador, Francisco Domínguez Servién, destinó recursos públicos para infraestrucutura que fue instalada permanentemente en ese lugar para proteger a comerciantes y clientes de las lluvias.

El director del programa “Jalando Parejo” del Gobierno Municipal, Carlos Silva, es uno de los que públicamente, a través de redes sociales, defiende la decisión de sepultar aquél proyecto del primer alcalde del PAN en la capital, aunque responsabiliza de ese fracaso sólo a los comerciantes, pero no al panista que los ubicó en ese lugar.

“No veo como (sic) quienes fueron beneficiados con el préstamo de un carrito para ejercer el comercio en las inmediaciones de la Alameda dejaron que las cosas se pervirtieran y se deterioraran al punto de que al paso del tiempo, dicho lugar se convirtió en un foco de inseguridad, producto de la venta de piratería, del narcomenudeo y de la prostitución que era alentada por algunas personas al amparo de las condiciones de la zona”, escribió.

Lo anterior, pese a que hasta al momento no hay un solo detenido por la problemática y actividades ilícitas que funcionarios del gobierno sostienen que había en la zona de la Alameda Hidalgo, como lo son los relacionados con la venta de piratería, comercialización de droga o trata de personas.

Formalmente el secretario de Gobierno del municipio de Querétaro, Manuel Velázquez Pegueros, admitió que las diferentes administraciones municipales no hicieron nada para verificar, por ejemplo, que se cumpliera con el giro autorizado a los comerciantes, por lo que justificó el uso de la fuerza pública para echarlos de la Alameda.

“Es importante también señalar que por lo menos en el archivo de Querétaro, desde la fecha que se les había otorgado (2000), jamás se había llevado a cabo una verificación en dicho espacio, con el objeto de tener la certeza de que las licencias que se les habían otorgado se encontraban debidamente cumplimentadas y si el giro por el cual se les había expedido era el correcto”, señaló en conferencia Velázquez Pegueros.

Es decir, las administraciones que contribuyeron al supuesto “caos” que reportó el gobierno municipal, son las del panista Rolando García Ortiz (2000-2003); del ahora diputado federal panista, Armando Rivera Castillejos (2003-2006); del ex alcalde panista Manuel González Valle (2006-2009); y del actual gobernador, Francisco Domínguez Servién (2009-2012), también panista; además del priista Roberto Loyola Vera (2012 -2015).

El ex presidente municipal y actual gobernador manifestó su apoyo a la iniciativa del presidente municipal, Marcos Aguilar Vega, además de manifestar que el apoyo que brindó la administración municipal, cuando él era alcalde, ocurrió porque entonces era necesaria.

En tanto, los comerciantes de la Unidad Cívica “Felipe Carrillo Puerto”, afectados por la destrucción del Tianguis de la Alameda Hidalgo, lamentaron el operativo represivo del gobierno municipal para arrebatarles por la fuerza los espacios que recibieron y conservaron en su apertura al diálogo, lo que no tuvieron posibilidad en este gobierno.

Y es que Pablo González Loyola Pérez, el dirigente de la Unidad Cívica “Felipe Carrillo Puerto” –la que el 8 de junio cumplió 29 años en Querétaro– fue detenido con lujo de violencia, según narró su esposa, la ex regidora Cándida Acosta, cuando se dirigían a una cita en el gobierno municipal de Querétaro.

La autoridad municipal no ha informado las medidas que asumirá con los limpiaparabrisas que suelen drogarse a un costado de la Alameda Hidalgo, ni con la prostitución que sigue en las inmediaciones de este lugar, después de la embestida que lanzaron contra una de las organizaciones sociales más antiguas de Querétaro.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner