Banner Jurídico.
Banner Sorriso

La lucha magisterial en Querétaro: el capítulo de Othón Salazar

438 | 30 junio 2016 | Archivo y Memoria | 207 vistas | comentarios
Othón Salazar.

Othón Salazar en la Ciudad de México. Agosto de 1958. Foto: Especial.

Kevyn Simon Delgado*

A pesar de que la lucha magisterial disidente en el país ha sido una de las más longevas y que más han criticado el rumbo del gobierno, son escasos los trabajos académicos al respecto. Algo en lo que se concuerda es que la misma inició con la crítica encabezada por el profesor guerrerense Othón Salazar Ramírez, la cual también tuvo su repercusión en Querétaro.

La lucha magisterial, organizados por el Movimiento Revolucionario del Magisterio (MRM), inició en la Ciudad de México, cuando la Sección 9 del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación (SNTE), dirigidas por Salazar Ramírez, entre otros, se manifestaron en las calles pidiendo mejoras salariales en 1956. Dos años después, en plena campaña electoral, los maestros, en su mayoría de primaria, emplazaron a huelga a la Secretaría de Educación Pública (SEP), exigiendo un aumento salarial del 14%, e impulsaron una gran lucha que llegó a su punto cumbre cuando los mismos se manifestaron en el Zócalo el 12 de abril de 1958, frente a los ataques de la gran prensa y la inmediata respuesta represiva del gobierno de Adolfo Ruiz Cortines.

Reporte de la DFS.

Reporte de la DFS. Foto: Archivo General de la Nación/Fondo Dirección Federal de Seguridad.

Tras el ataque de las fuerzas gubernamentales, las y los maestros se reagruparon y a su exigencia inicial sumaron se castigara a las autoridades culpables de la represión, así como llevar a cabo una limpia al interior del SNTE, donde, claramente, la dirigían charros al servicio del gobierno. Los othonistas se fueron a paro, a finales de abril tomaron las oficinas de la SEP durante casi un mes y, finalmente, cuando habían nombrado nuevos dirigentes sindicales sin levantar la huelga, el 7 de septiembre los maestros fueron nuevamente atacados antes de iniciar una manifestación, donde aprehendieron a los principales líderes magisteriales, incluido Othón Salazar quien fue apresado en su casa la madrugada de ese día.

Previo al estallido de la lucha magisterial encabezada por Salazar, la Sección 24 del Magisterio perteneciente al estado de Querétaro, reportó la DFS, “a últimas fechas se ha agitado internamente, al extremo de que existen dos grupos antagónicos, el mayor de ellos que dirige el Comité Estatal encabezado por el profesor Luis [el nombre correcto es Daniel] Ortiz Esquivel, como Srio. Gral., Jesús Díaz del Castillo y Fausto Martínez, señores estos que todo mundo conoce. Son de abierta ala izquierda y posiblemente células comunistas muy activas. El otro grupo lo encabezan el Prof. Ricardo Rivas Maldonado, Justo Luján y Lázaro Sarraga, grupo este que siempre ha sido gobiernista y que sobre todo está a disposición de las Autoridades del Estado, pero que cuenta con menos adeptos que el anterior grupo mencionado”.

En efecto, Daniel Ortiz Esquivel, además de miembro fundador de la sección XXIV del SNTE, fue militante del Partido Comunista Mexicano en la entidad a finales de los treinta y principios de los cuarenta, quien, tras perder influencia el PCM en el gobierno de Manuel Ávila Camacho, pasaría a las filas del oficialismo, aunque nunca abandonando del todo su filiación comunista. En la federalización de la SNTE y en la fundación de la sección XXIV del mismo, tendrían mucha influencia de maestros comunistas.

El 28 de noviembre de 1959, un año después de la represión al MRM, un grupo del magisterio local, encabezados por la profesora Asunción Adela Rosas Rueda de Martínez, en unión de Julia Rosas Rueda, Amparo Santana de Vázquez, J. Jesús Llamas Ramírez, Jesús Clemente Ocampo, Enrique Hernández González y Lamberto Albarrán García, quienes están llevando a cabo “una labor de agitación” en contra del profesor Javier Ruperto Bonilla Cortes, Director General de Educación en el estado, ya que este último pretendía “tener controlados a los maestros y a los alumnos para que formen valla al Sr. Presidente de la República”, quien visitaría Querétaro el próximo 1 de diciembre. Dicho grupo se encontraba en espera de la llegada “del grupo de maestros pertenecientes al M.R.M. para en su compañía continuar con su labor de agitación”.

La DFS ya estaba al tanto de las actividades de estos profesores pues, un par de días antes, el dirigente estatal Bonilla Cortes habló directamente a la DFS ya que “lo tienen muy preocupado” la labor de agitación de dichos elementos, “para lo que ha bien tenga ordenar”, quienes el profesor identificó con la siguiente afiliación: las hermanas Rosas Rueda, del PAN; Amparo “Santa Ana”, Jesús Llamas y Jesús Clemente, “de filiación Othonistas”; y a Enrique Hernández y Alberto Albarrán, del Partido Comunista Mexicano.

Posteriormente, Agustín López y López, Subdirector del Internado Militarizado llamado “Instituto Benjamín L. Velasco”, “se comprometió con Othón Salazar Ramírez, dirigente del MRM, a proporcionar alojamiento a 100 o 150 miembros de este grupo, no obstante que el Gobierno del Estado, [dirigido por Gorráez] recomendó que no se brindara ayuda a los elementos del mismo”. Además de este apoyo, los simpatizantes del MRM, por diferentes rumbos de la ciudad de Querétaro pegaron engomados con consignas como “MRM. Los maestros revolucionarios no podemos fallar ni cruzar los brazos frente a tanta injusticia y miseria, por eso con dignidad apoyados por el pueblo y la razón, demandamos del gobierno: trescientos cincuenta pesos por plaza diurna, ciento setenta y cinco por plaza nocturna y doscientos por cada cinco años de servicios de antigüedad”. Aunque Salazar fue liberado a los tres meses de haber sido arrestado, la lucha magisterial estaba muy disminuida, los otros líderes cuya filiación comunista se había comprobado permanecieron arrestados por más tiempo, Salazar negó estos vínculos (que sí existieron) y a la postre no recuperó el arrastre que alguna vez tuvo dentro del magisterio.

A pesar de la represión y de la supuesta simpatía hacia el régimen, varios de los profesores identificados con el othonismo y el comunismo permanecieron en los puestos principales de la  Sección XXVI, desde su Secretario General, Enrique Hernández González, el Secretario de Trabajo y Organización, Alberto Albarrán García y la Secretaria de Finanzas, Amparo Santana Vázquez ¿Y Ortiz Esquivel? Para 1961, en Querétaro, Daniel Ortiz Esquivel había escalado en la estructura sindical al grado de considerársele precandidato a ocupar una diputación federal –situación que ocurría comúnmente– y hasta ser precandidato a la gubernatura del estado –gracias a la cooptación del PRI y a su ambición de ser un “partido de masas”–, puesto para el que finalmente fue elegido Manuel González de Cosío.

A la postre, reprimido el magisterio disidente, en Querétaro los maestros no volvieron a organizarse tan ampliamente por un sindicato limpio de charros hasta 1979, con la fundación de la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación (CNTE), aquí representados también por miembros del Partido Comunista Mexicano.

*Historiador de la UAQ.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner