Banner Jurídico.
Banner Sorriso

Neoliberalismo en su jugo

437 | 22 junio 2016 | Expresiones | 30 vistas | comentarios
Los mandatarios de Argentina y Colombia en el Foro Económico Mundial.

Los mandatarios de Argentina y Colombia en el Foro Económico Mundial. Foto: Gobierno de Argentina.

Ivonne Olascoaga Correa*

A principios de los años ochenta los grandes corporativos internacionales, a través de los gobiernos que controlan las principales economías del mundo, hicieron un diseño económico que se denomina capitalismo salvaje, para esconder su esencia y confundir a la población le llaman Neoliberalismo; también lo manejan como: modernización financiera, libre comercio, globalización, reformas estructurales, etc., pero en esencia es poner al capital por encima de los seres humanos y los mercados por encima de las sociedades, tratar a la gente como un producto.

Por ello recomiendan siempre las privatizaciones en el mayor grado posible y reducir al máximo la participación del  Estado en los programas sociales. El neoliberalismo ha traído entre otras cosas una concentración nunca antes vista de la riqueza en pocas manos, con un aumento insultante de la desigualdad en todas las sociedades.

Veamos unas probaditas del Neoliberalismo:

En países que se habían protegido al máximo de ese funesto sistema, los también llamados países con gobiernos progresistas, donde hubo avances importantes, por ejemplo en Bolivia durante el Gobierno de Evo Morales, hubo una duplicación del PIB: de 9.5 a 24.6 mil millones de dólares, PIB per cápita: de un mil 200 a 2 mil 200 dólares. Ingreso promedio: de 950 a mil 833 dólares. Sextuplicación récord de las reservas internacionales. Quintuplicación de la inversión pública: de 600 a 3 mil 323 md. Deuda externa: cayó de 5 mil a 2 mmd. Superávit fiscal por primera vez desde 1940. Nacionalización de los hidrocarburos y re-estatización de la mina de estaño de Huanuni y del complejo metalúrgico Vinto. Se rescinde el contrato con Aguas de Illimani.  Nacionalización de Entel (telecomunicaciones). Compra de acciones de Chaco, filial de British Petroleum (BP) y 50 por ciento de la petrolera Transredes. Nacionalización del transporte de electricidad.

Reducción de la pobreza dura de 60.6 a 49.9 por ciento y de la pobreza extrema de 38.2 a 25 por ciento. En 2003, el 10 por ciento más rico del país tenía 128 veces más ingresos que el 10 por ciento más pobre. Para 2009, la brecha se había reducido 60 veces y continúa cayendo.

Ahora veamos la otra cara de la moneda, por ejemplo, en Argentina en unos cuantos meses en donde la derecha ganó las elecciones e inició el ciclo neoliberal: 45 por ciento de devaluación; aumentos de 300% a gas, 375 a agua y gasolina y 100% a transporte público.

Reprivatización de empresas públicas; ruina de la pequeña y mediana empresas; retiro de subsidios a los más desamparados; corte de manga a jubilados, docentes y médicos; 170 mil despedidos, y millón y medio de nuevos pobres.

El presidente argentino, el derechista Mauricio Macri, reconoció en su declaración patrimonial bienes por más de 110 millones de pesos (7.6 millones de dólares), el doble de lo declarado hace un año. El Gobierno neoliberal atribuyó la necesidad de aumentar la tarifa, al populismo del gobierno anterior. A la gente esto le impacta. Parte del populismo es esto de acostumbrarte a recibir cosas gratis. Sostuvo que antes el gobierno subsidiaba los servicios y por ello ahora es necesario incrementar los precios.

Tenemos otro caso todavía más patético, que es el golpe de estado de la ultraderecha neoliberal  en Brasil que después comentaré, pero esencialmente suceden políticas muy similares a las de Argentina.

Por lo pronto, el Presidente interino de Brasil, Michel Temer, redujo el salario mínimo –que Lula consiguió aumentar a niveles decorosos–, porque el empresariado lo consideró demasiado alto. Elevó también la edad de la jubilación de 65 a 75 años. Ocurre que en el noreste, la región más pobre del país, la expectativa de vida es de 63 años. Abolió las leyes de protección a los trabajadores para que los patrones puedan negociar directamente los contratos colectivos sin pasar por los sindicatos. Cerró uno de los mejores proyectos sociales: “Mi casa, mi vida”, que permitía a los trabajadores tener una vivienda propia. Suspendió el sistema universal de salud pública, que va a ser revisado para permitir su privatización.

Estas son cifras contundentes, muy diferentes a las que nos ofrecen los políticos de derecha, disfrazados de periodistas y de “opinadores expertos”, que aparecen en los medios de comunicación, pilares y beneficiarios del sistema neoliberal.

*Ex candidata de Morena.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner