Banner Jurídico.
Banner Sorriso

Áreas Naturales Protegidas, ¿conservación pasiva o activa?

| 27 julio 2016 | Recursos Naturales | 84 vistas | comentarios
Áreas Naturales Protegidas

La Reserva de la Biosfera en la Sierra Gorda de Querétaro. Foto: Conanp.

César Chávez Nava*

Las Áreas Naturales Protegidas de jurisdicción federal, estatal o municipal, como son entre otras, Parque Nacional, Reserva de la Biosfera, Reservas y Parques Estatales, Paisajes Protegidos, Parques Periurbanos, Reservas Naturales Privadas o Comunitarias, etc., se constituyen con los objetivos de: inducir un aprovechamiento sustentable de los ecosistemas y de sus recursos naturales, mitigar los efectos del cambio climático, proteger las cuencas, la biodiversidad, entre otros, objetivos que sin duda todos compartimos, pero que muchas veces diferimos en las formas de alcanzar la meta de proteger éstas áreas.

¿Por qué?, en mi opinión, el problema no es en si la promulgación de decretar una zona de protección ecológica, ya que se cuenta con los instrumentos legales y la atribución de las autoridades para hacerlo, pero no olvidemos que el decreto además de estar fundado, debe estar debidamente motivado y un punto que considero de suma importancia, muy consensado para evitar conflictos con los propietarios de las tierras, es decir involucrar de manera activa y no coercitiva a los dueños de los terrenos donde se pretenda promover un decreto.

La propia Ley de Protección Ambiental para el Desarrollo Sustentable del Estado de Querétaro, contiene un mecanismo que busca la participación activa de los propietarios de predios, al señalar en su artículo 85 que las reservas naturales privadas o comunitarias, podrán ser constituidas voluntariamente por los propietarios de sus predios sobre cualquier tipo de superficie no menor a una hectárea, que éstas se establecerán mediante certificado que expida la Secretaría de Desarrollo Sustentable con una vigencia mínima de cinco años y que éste deberá ser inscrito en el Sistema Estatal de Áreas Naturales Protegidas, así como en el Registro Público de la Propiedad y del Comercio. Y algo que considero muy valioso: que la elaboración de los programas de manejo de esta clase de áreas naturales, así como su administración y vigilancia, correrán por cuenta de los propietarios o poseedores, en la forma y términos que ellos dispongan, es decir, los involucra y responsabiliza en el cuidado de sus áreas naturales protegidas.

Si se emite un decreto sin el respaldo de los dueños de los terrenos existe el riesgo de que el área que sea protegida mediante decreto, enfrente la misma problemática que muchas de las que actualmente existen en el país:

  • Desencuentros entre las autoridades y los propietarios ya que si bien es cierto, ambos comparten el fin de proteger, difieren en las estrategias.
  • Desconfianza entre propietarios y autoridades.
  • Escasa información técnica acerca del estado que guardan las ANP y los servicios ambientales que brindan a la sociedad, nadie duda de que así es, la cuestión es que no se cuantifican los servicios, lo cual no permite formar un juicio de valor ni hacer comparaciones con otras zonas lo que deriva en presunta discrecionalidad.
  • Si no se cuenta con Programa de Manejo, entendido éste como un instrumento que regula las actividades y el manejo de las ANP, la superficie estará protegida de manera pasiva, lo cual no garantiza su permanencia, hasta donde sé, puedo estar equivocado, la única Área Natural Protegida que cuenta con plan de manejo en el estado de Querétaro, es la Reserva de la Biosfera Sierra Gorda.
  • Insuficiente presupuesto asignado para vigilar las ANP.
  • Conflictos agrarios de tenencia de la tierra.
  • Mezcla de intereses económicos, políticos, sociales y conservacionistas.

Considero que una alternativa que puede dar solución a la problemática que enfrentan las ANP en el estado, es promover la creación de Reservas Naturales Privadas o Comunitarias, involucrando a los dueños de las tierras en su manejo; otra manera es expropiar los terrenos, pero ésta significa erogar grandes recursos económicos con los cuales no cuentan los distintos órdenes de gobierno, claro, también se puede decretar de manera pasiva, opción que no comparto, debido a que unos se sentirán agredidos en sus derechos y bienes, mientras que otros satisfechos por las restricciones impuestas a los terrenos, el resultado previsible: desmonte hormiga, degradación de recursos naturales de manera lenta, pero continua, juicios de amparo, etcétera.

*Correo electrónico: cesar.chavez66@gmail.com

Twitter: @sumandovocesqro

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner