Banner Jurídico.
Banner Sorriso

Venta de Sexo –recapitulando– y /II

447 | 30 agosto 2016 | Expresiones | 85 vistas | comentarios
Prostitutas

En el Gobierno Municipal rechazan la existencia de zonas de tolerancia. Foto: Municipio de Querétaro.

Ivonne Olascoaga Correa*

Retomo lo dicho por la antropóloga, Marta Lamas, el trabajo sexual… “es la ocupación mejor remunerada para miles de mujeres que requeridas de trabajo, consiguen en la prostitución horarios flexibles y una entrada de dinero superior a la que, dada su preparación, les ofrece el mercado laboral”. Por otra parte se sugiere observar la prostitución como un problema de demanda y no sólo de oferta sin reducirlo a un intercambio privado, pues se eliminaría los mínimos derechos laborales “de las prostitutas y no alude al estigma asociado con ese medio de subsistencia que genera gran vulnerabilidad social y dificulta la organización laboral y política de las prostitutas. El neocontraculturalismo, que plantea a la prostitución como un trabajo ‘elegido’, nos hace enfrentar a uno de los dilemas menos explorados: las nuevas demandas de las trabajadoras del sexo que reivindican la ‘libertad de elección’ de su trabajo en el marco de sus derechos humanos y civiles. (…) Aunque en México la prostitución, supuestamente no está prohibida, el artículo del código penal contra el lenocinio, así como el Reglamento de Policía y Buen Gobierno, sirven para hostilizar a las trabajadoras y para obligarlas [orillarlas] a ejercer su actividad dentro de redes de corrupción que se han ido tejiendo desde hace años. (…) el mencionado artículo afecta principalmente a las chicas de la calle, dejando sin tocar las altas esferas de la prostitución”.

Un paso significativo (menciona Marta Lamas) sería la retipificación o eliminación del delito de lenocinio, de tal modo que éste no se pueda aplicar en contra de las mismas trabajadoras. O en su defecto un acuerdo político que permita una “mayor reapropiación de estas trabajadoras de su trabajo, con la posibilidad de laborar con independencia de la mafia establecida”.

No se puede pensar en la abolición o prohibición de las trabajadores sexuales, tras observar la persistencia de éstos servicios comerciales en países donde la sexualidad tiene un estatuto más aceptado que el de México y dónde existe un amplio sistema de seguridad social como los escandinavos; esto hace pensar que la prostitución no es abatida por una mayor libertad sexual, ni se explica sólo por causas económicas. Por ello la necesidad de buscar caminos para aquéllas que se dedican a este oficio tengan mejores condiciones de trabajo, con menor afectación a terceros y mecanismos fiscales que garanticen derechos y prestaciones laborales.

En Holanda, Alemania, Nueva Zelanda y algunos estados de Australia, los gobiernos reconocen a los trabajadores sexuales. En Hamburgo, en un barrio llamado Reeperbahn existe una zona de prostitución legalizada que paga impuestos y da servicio a turistas de todo el mundo.

Así pues de le llama trabajador sexual a las mujeres y hombres adultos (a), transexuales, travestis, heterosexuales, homosexuales, etcétera, que reciben dinero u otro tipo de pago a cambio de servicios sexuales y que definen esto conscientemente, como una actividad de tiempo completo o parcial para obtener ingresos. La razón de autodenominarse trabajadoras sexuales es con la intención de que sean considerados como tales y merecedores de la tutela estatal que garantice sus derechos humanos y laborales.

Éste tema toma relevancia cuando despierta el interés social y legal. Prueba de ello fue el foro celebrado el 22 de enero de 2013 en la Universidad Autónoma de Querétaro, sobre La importancia de una legislación local en la de trata de personas, pues este tema relacionado con trata de personas a manos del crimen organizado tiene una relación estrecha con la explotación sexual.

Sara Irene Herrerías, titular de la Procuraduría Social de Víctimas del Delito (Províctima) indicó que un alto número de casos de desaparición de mujeres reportados ante esta dependencia se relaciona con el crimen organizado. En la presentación de la iniciativa de Ley de Protección a las Víctimas de Trata de Personas en el Congreso de Querétaro, las panelistas Rosy Orozco, presidente de la Comisión Unidos contra la Trata; Gisela Sánchez de León, coordinadora de Salud y Género, y Sara Irene Herrerías, coincidieron en señalar que es necesario homologar las leyes en la materia en todo el país y establecer sanciones para los clientes de víctimas de explotación sexual.

En tanto que Miriam González del Castillo, representante de la Fiscalía Especial para los Delitos de Violencia contra las Mujeres y Trata de Personas, afirmó que la trata de personas es un delito difícil de tipificar, pues implica más de un crimen y se perpetra en medio de la cotidianidad, como la explotación sexual.

Por último, cabe señalar que el 19 de marzo del año pasado –2015– se logró documentar la existencia de la trata de personas en Querétaro, llamando la atención que durante el diagnóstico se enfrentaron con diferentes obstáculos como la poca información que existe sobre el tema, hostigamiento, la negativa de las autoridades para brindar datos y cifras respaldadas, incluyendo a la Procuraduría, ahora Fiscalía, General de Justicia del estado de Querétaro.

*Ex candidata de Morena.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentar

Agrega tu comentario debajo o deja un trackback desde tu sitio web.

 Suscríbete a los comentario para recibirlos en tu lector RSS.

Se pide que los comentarios se hagan con respeto, para evitar que sean editados.

* campos requeridos

Comentario

¿Quiéres recibir nuestras actualizaciones por e-mail?

Simplemente ingresa tu dirección de correo en la casilla siguiente, aparecerá una ventana confirmándote tu suscripción. A partir de ese momento recibirás un correo electrónico con las últimas noticias.

Ingresa tu e-mail:

Actualizaciones entregadas por FeedBurner